25 años de la masacre de Eldorado do Carajás – 17/4/2021 – Opinión /Titulares de Noticias de Brasil

La masacre de Eldorado de Carajás, que se cobró la vida de 21 militantes del MST en el sur de Pará en 1996, cumple 25 años este 17 de abril.

Las muertes e imágenes de violencia innecesaria y desproporcionada por parte de la Policía Militar para despejar una carretera tuvieron repercusión internacional y fueron denunciadas por las fotos de Sebastião Salgado.

La fecha fue declarada Día Mundial de la Lucha Campesina por los movimientos populares de base de todos los continentes. Todo esto fue necesario para que, finalmente, 350 familias tuvieran derecho a la tierra en esas inmensidades de latifundios improductivos de Pará.

La violencia es el modus operandi permanente del latifundio desde que se forjó la Colonia en 388 años de esclavitud en Brasil y que está en su raíz.

Está la violencia física de los asesinatos, pero también está la violencia invisible de la exclusión de derechos básicos, como el acceso a la tierra, el trabajo, los ingresos, la ciudadanía y la educación para millones de brasileños que viven en el campo.

Recordar a nuestros mártires suscita una reflexión sobre el futuro de la agricultura y de nuestro país. En las últimas tres décadas se ha producido un enfrentamiento permanente entre tres modelos de agricultura.

El primer modelo es el latifundio atrasado, que se apropia de tierras públicas, bosques, aguas y bienes comunes de la naturaleza para realizar la denominada acumulación primitiva. Es la concentración por parte de unos pocos de la riqueza con los bienes de la naturaleza de toda la población sin devolver nada a la sociedad.

El segundo modelo es el de la agroindustria, que se dice moderno, que se implantó en las grandes fincas de monocultivo, que solo producen productos agrícolas para la exportación. Prescinden del trabajo, contaminan el suelo y el agua, destruyen la biodiversidad con pesticidas y cambian el clima.

Exentos del pago de impuestos a la exportación en virtud de la Ley Kandir, no contribuyen a la sociedad. Los estudios muestran que el 65% de toda la riqueza agrícola producida por la agroindustria es apropiada por empresas transnacionales, …

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa
Fuente: redir.folha.com.br
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-04-17 11:00:00

Deja un comentario