50 años hablando de pequeños juegos /Titulares de Deportes

La caza, traída por los españoles al Nuevo Continente como medio de subsistencia, se ha convertido a lo largo de los años en un hobby debido a la abundancia de alimentos. También marcado por prohibiciones y autorizaciones alternativas, su práctica se arraigó y era común, a mediados del siglo pasado, que muchos tuvieran una escopeta en casa para matar cualquier animal de la fauna que merodeara. Por supuesto, con la industrialización, la tecnología aplicada al campo agrícola y el crecimiento de las grandes ciudades, las posibilidades de caza en el patio trasero se han vuelto cada vez más lejanas. En 1972, sin embargo, generó un gran movimiento económico y, por ello, no es de extrañar que en la edición inicial de Weekend se publicara una nota de caza de patos en los arrozales, con munición 6 y 7, perro perdiguero y el pasado de la rebaño. Además, va acompañado de un anuncio de media página de Military Fabrications. Ese billete no está firmado, pero pronto se incorporaron al equipo Floreal Ramos, Enrique Landini y Rodolfo Agustín Perri, que, tras trabajar en algunos temas, estará ausente hasta septiembre de 1982 para permanecer tras cuatro décadas en la mensual. Cada uno de ellos aportó diferentes visiones, destacando estas últimas por la riqueza del lenguaje en sus narrativas y cómo, aún leyéndolas hoy, siguen dando ganas de acompañarlo en esas frías mañanas campestres. Al revisar la colección, hay muchos artículos sobre los patos antes mencionados, pero también perdices, vizcachas, palomas y liebres y, más específicamente, avutardas. Muy interesantes para los cultivadores de esta práctica fueron los mapas de la provincia de Buenos Aires, partido a partido, elaborados con datos de la Dirección de Recursos Naturales: en tiempos en los que no había internet se esperaba ansiosamente saber dónde, qué y cómo. mucho podían cazar. Con el paso de los años, se suman notas en otras provincias, como Santa Fé, Entre Ríos, Corrientes y San Luis, y temas útiles para la época del año en que los cazadores no podían disparar legalmente en el campo, como apuntar o camuflarse. La habilidad de los periodistas es el equilibrio entre la reducción de la fauna y los campos autorizados y la depreciación pública y política de esta afición. Mientras tanto, Claudio Ferrer y Horacio Gallo, este último hasta el día de hoy, comparten anécdotas y datos técnicos de diferentes recorridos. Es que, aunque ha habido cambios debido a los avances de la tecnología en armas, fundas, indumentaria o vehículos, por citar algunos ejemplos, la pasión ha sido la misma desde hace medio siglo. La juventud de hoy y las generaciones futuras serán las encargadas de perpetuar, en mayor o menor medida, este antiguo entretenimiento.

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa
Fuente: weekend.perfil.com
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-05-12 10:52:43