ahora lo acusan de propagar la enfermedad /Titulares de Policiales

Pudo haber sido uno de los muchos arrestos por tráfico de drogas que ocurren en la ciudad de Buenos Aires, pero el detenido en San Cristóbal había tenido una prueba de coronavirus días antes que le dio positivo. Y luego, lo acusaron de propagar el virus.

Fuentes judiciales informaron que fue el fiscal Sebastián Fedullo, titular de la Fiscalía de Justicia Penal, Inconducta y Faltas No. 12, quien imputado para el detenido.

Lo acusa de “haber circulado por la vía pública sin medidas de protección, contribuyendo así a la difusión y contagio de virus, que está sancionado por el artículo 202 del Código Penal ”.

El caso se conoció el lunes, pero ocurrió el 26 de abril, cuando la Policía Municipal detuvo a un sospechoso en la esquina de Constitución y Dean Funes, en San Cristóbal, luego de ver cómo vendió drogas.

Tenía una gran cantidad de marihuana almacenada en una mochila. Foto ilustrativa

Tanto el vendedor como el comprador, cuando vieron a la policía, intentaron escapar. El sospechoso viajaba en motocicleta y fue atropellado por los agentes: cuando lo registraron, una gran cantidad de marihuana a la venta, que guardaba en una mochila.

Otros Titulares recientes:  Emboscó a su papá en el trabajo, lo golpeó con un palo y lo asesinó de una puñalada en el cuello /Titulares de Policiales

Sin correa para la barbilla

Después de su arresto, se encontró que el acusado había resultado positivo del hisopo por Covid-19 que se había hecho hace días y, a pesar de eso, fue sin correa para la barbilla ni una licencia de circulación.

«Roto con el deber de cumplir con el régimen de internamiento sanitario obligatorio en el domicilio. De esta manera, contribuido la propagación de una enfermedad peligrosa a terceros, que está sancionada por el artículo 202 del Código Penal ”, explican las fuentes.

La Policía Municipal codiciaba con avidez al narcotraficante.  Foto: ilustrativa / Fernando de la Orden

La Policía Municipal codiciaba con avidez al narcotraficante. Foto: ilustrativa / Fernando de la Orden

Por ello, el Fiscal Fedullo acusó al hombre de los delitos de “tenencia de estupefacientes con fines de marketing, en competencia real con la figura de propagación de la enfermedad peligroso «.

Como el imputado padece coronavirus, se acordó con la defensa en prisión domiciliaria, que encuentra en su casa de la Provincia de Buenos Aires.

AFG