ChatGPT enciende alerta roja para búsqueda en Google – 24/01/2023 – Tec / Brasil

Durante las últimas tres décadas, un puñado de productos como el navegador web Netscape, el motor de búsqueda de Google y el iPhone de Apple realmente cambiaron la industria de la tecnología e hicieron que los que los precedieron parecieran pesados ​​dinosaurios.

El mes pasado, un chatbot experimental llamado ChatGPT fue promocionado como el próximo gran disruptor de la industria. Puede proporcionar información en oraciones simples y claras en lugar de solo una lista de enlaces de Internet. Puede explicar conceptos de manera que la gente pueda entenderlos fácilmente. Incluso puede generar ideas desde cero, incluidas estrategias comerciales, sugerencias de regalos de Navidad, temas de blog y planes de vacaciones.

Si bien ChatGPT todavía tiene mucho margen de mejora, su lanzamiento llevó a la administración de Google a declarar una emergencia de «código rojo». Para Google, fue como activar la alarma contra incendios. A algunos les preocupa que la compañía se acerque a un momento que las empresas más grandes de Silicon Valley temen: la llegada de un gran cambio tecnológico que podría poner patas arriba la industria.

Durante más de 20 años, el motor de búsqueda de Google ha sido el principal portal de Internet del mundo. Pero con una nueva generación de tecnología de chatbot lista para reinventar o incluso reemplazar los motores de búsqueda tradicionales, Google podría enfrentar la primera amenaza seria para su negocio principal de búsqueda. Un ejecutivo de Google describió los esfuerzos como críticos para el futuro de la empresa.

ChatGPT fue iniciado por un laboratorio de investigación agresivo llamado OpenAI, y Google se encuentra entre las muchas otras empresas, laboratorios e investigadores que ayudaron a desarrollar esta tecnología. Pero los expertos creen que el gigante tecnológico podría tener dificultades para competir con empresas más pequeñas y nuevas que crean chatbots debido a las muchas formas en que la tecnología puede dañar su negocio.

Google ha pasado varios años trabajando en chatbots y, al igual que otras grandes empresas tecnológicas, ha utilizado agresivamente la tecnología de inteligencia artificial. Google ya ha creado un chatbot que puede rivalizar con ChatGPT. De hecho, la tecnología central del chatbot de OpenAI fue desarrollada por investigadores de Google.

Llamado LaMDA, o Modelo de lenguaje para aplicaciones de diálogo, el chatbot de Google recibió una gran atención en el verano cuando un ingeniero de la compañía, Blake Lemoine, afirmó que era inteligente. Esto no es cierto, pero la tecnología ha demostrado cuánto ha mejorado la tecnología de los chatbots en los últimos meses.

Sin embargo, Google puede dudar en implementar esta nueva tecnología como reemplazo de la búsqueda en línea porque no es adecuada para servir publicidad digital, que representó más del 80% de los ingresos de la compañía el año pasado.

«Ninguna empresa es invencible, todas son vulnerables», dijo Margaret O’Mara, profesora de la Universidad de Washington que se especializa en la historia de Silicon Valley. «Para las empresas que se volvieron extraordinariamente exitosas haciendo algo que definió el mercado, es difícil tener un segundo acto con algo totalmente diferente».

A medida que estos nuevos chatbots aprenden sus habilidades mediante el análisis de grandes cantidades de datos publicados en Internet, tienen la capacidad de combinar ficción con hechos. Proporcione información que pueda estar sesgada contra las mujeres y las personas de color. Y pueden generar lenguaje tóxico, incluido el discurso de odio.

Todo esto podría poner a la gente en contra de Google y dañar la marca corporativa que lleva décadas construyendo. Como ha demostrado OpenAI, las empresas más nuevas pueden estar más dispuestas a arriesgarse a recibir quejas a cambio del crecimiento.

Aunque Google perfecciona los chatbots, debe abordar otra pregunta: ¿esta tecnología canibaliza los anuncios de búsqueda rentables de la empresa? Si un chatbot responde preguntas con oraciones cortas, hay menos razones para que las personas hagan clic en los enlaces publicitarios.

“Google tiene un problema con el modelo de negocios”, dijo Amr Awadallah, quien trabajó para Yahoo y Google y ahora dirige Vectara, una startup que está desarrollando una tecnología similar. «Si Google te da la respuesta perfecta a cada consulta, no harás clic en ningún anuncio».

Sundar Pichai, director ejecutivo de Google, asistió a una serie de reuniones para definir la estrategia de inteligencia artificial de Google y analizó el trabajo de varios grupos dentro de la empresa para responder a la amenaza que plantea ChatGPT, según un memorando y una grabación de audio obtenidos por The New York Times. . A los empleados también se les encomendó la tarea de inventar productos de IA capaces de crear obras de arte y otras imágenes, como la tecnología DALL-E de OpenAI, utilizada por más de 3 millones de personas.

Entre ahora y una importante conferencia que se espera que sea organizada por Google en mayo, los equipos de investigación, confianza y seguridad de Google y otros departamentos se han redistribuido para ayudar a desarrollar y lanzar nuevos prototipos y productos de IA.

A medida que avanza la tecnología, los expertos de la industria creen que Google debe decidir si revisa su motor de búsqueda y convierte un chatbot completo en su servicio principal.

Google es reacio a compartir ampliamente su tecnología porque, al igual que ChatGPT y sistemas similares, puede generar información falsa, tóxica y sesgada. LaMDA solo está disponible para un número limitado de personas a través de una aplicación experimental, AI Test Kitchen.

Google ve esto como una lucha para implementar su IA avanzada sin dañar a los usuarios ni a la sociedad, según un memorando visto por el Times. En una reunión reciente, un director admitió que las empresas más pequeñas tienen menos preocupaciones sobre el despliegue de estas herramientas, pero dijo que Google debe entrar en la refriega o la industria podría continuar sin ella, según una grabación de audio de la reunión obtenida por el Times.

Otras empresas tienen un problema similar. Hace cinco años, Microsoft lanzó un chatbot llamado Tay que arrojaba lenguaje racista, xenófobo y obsceno, y se vio obligado a eliminarlo inmediatamente de Internet, para nunca más. En las últimas semanas, Meta eliminó un nuevo chatbot por las mismas razones.

Los ejecutivos dijeron en la reunión grabada que Google tenía la intención de lanzar la tecnología que impulsaba su chatbot como un servicio de computación en la nube para empresas externas y que podría incorporar la tecnología en tareas simples de atención al cliente. Mantendrá sus estándares de confianza y seguridad para los productos oficiales, pero también lanzará prototipos que no cumplan con esos estándares.

Google puede limitar estos prototipos a 500.000 usuarios y advertirles que la tecnología puede producir declaraciones falsas u ofensivas. Desde su lanzamiento el último día de noviembre, ChatGPT, que puede producir material tóxico similar, ha sido utilizado por más de 1 millón de personas.

«¿Una demostración genial de un sistema conversacional con el que las personas pueden interactuar fácilmente y suena alucinante? Ese es un buen paso, pero no es lo que realmente transformará la sociedad», dijo Zoubin Ghahramani, quien supervisa el laboratorio de inteligencia artificial Google Brain, en una entrevista con el Times el mes pasado, antes del lanzamiento de ChatGPT. «No es algo que la gente pueda usar de manera confiable en el día a día».

Google ya está trabajando para mejorar su motor de búsqueda utilizando la misma tecnología que sustenta a los chatbots como LaMDA y ChatGPT. La tecnología, un «gran modelo de lenguaje», no es solo una forma para que las máquinas mantengan una conversación.

Hoy en día, esta tecnología ayuda al motor de búsqueda de Google a resaltar los resultados que tienen como objetivo responder directamente a una pregunta que has hecho. En el pasado, si escribía «¿Los esteticistas están mucho de pie en el trabajo?» en Google, no entendería la pregunta. Hoy, Google responde correctamente con una breve reseña que describe las demandas físicas de la vida en la industria del cuidado de la piel.

Muchos expertos creen que Google seguirá adoptando este enfoque, mejorando gradualmente su motor de búsqueda en lugar de revisarlo. «La investigación de Google es bastante conservadora», dijo Margaret Mitchell, quien fue investigadora de IA en Microsoft y Google, donde ayudó a iniciar su equipo de ética de IA, y ahora está en el laboratorio de investigación Hugging Face. «Él trata de no interrumpir un sistema que funciona».

Otras empresas, incluidas Vectara y un motor de búsqueda llamado Neeva, están trabajando para mejorar la tecnología de búsqueda de manera similar. Pero a medida que OpenAI y otras compañías mejoran sus chatbots, trabajando para abordar los problemas de toxicidad y sesgo, podría convertirse en un reemplazo viable para los motores de búsqueda actuales. El que llegue primero puede ser el ganador.

«El año pasado me desanimó que fuera tan difícil quitar el puño de hierro de Google», dijo Sridhar Ramaswamy, quien una vez supervisó la publicidad de Google, incluidos los anuncios de búsqueda, y ahora dirige Neeva. «Pero momentos tecnológicos como este crean una oportunidad para una mayor competencia».

Traducido por Luiz Roberto M. Gonçalves

Noticia de Brasil
Fuente: uol.com.br

Salir de la versión móvil