Comenzó el juicio a dos hermanos por el crimen de la piloto de karting Zaira Rodríguez /Titulares de Policiales

Dos hermanos empezaron a ser juzgados este lunes como imputado del crimen de Zaira Ailén Rodríguez, el conductor de karts asesinado por un balazo en la cabeza durante un robo en noviembre de 2018 en Villa Ballester.

El debate judicial se inició pasadas las 8:30 am en los Juzgados de San Martín con la declaración de Claudio Rodríguez, padre de la víctima. Y habrá dos días más de presentación oral: miércoles y viernes esta semana.

En todos los casos está presente ante el Juzgado Oral 5 de San Martín, integrado por los jueces Adrián Berdichevsky, Luis Molinari y Javier Antonucci.

Una de las marchas que realizan los vecinos de Villa Ballester exigiendo justicia para Zaira Rodríguez. FOTO: Mario Sayes.

«Es un momento muy difícil para volver a pasar por todo y revivir lo que le pasó a Zairita», dijo el padre de la víctima antes de declararse en la corte.

Y agregó: “Tenemos que ser fuertes para que los culpables sean condenados con la pena máxima y sigan luchando por la sociedad, por mis hijos, por mi familia, por la familia de todos, para que esto no vuelva a suceder. Quiero cadena perpetua para los dos«

Los imputados son los hermanos Pablo Daniel (25) y Gastón Maximiliano Murray (29), quien es detenido en prisión preventiva Acusados ​​como coautores del delito de “robo agravado con tentativa de arma de fuego, en competencia real con homicidio criminis causa”.

Una incriminación que incluso predice la cadena perpetua.

Nicolás Impiombato y Zaira Rodríguez en una de sus últimas fotos juntos.  El novio de la víctima testificó este lunes.

Nicolás Impiombato y Zaira Rodríguez en una de sus últimas fotos juntos. El novio de la víctima testificó este lunes.

En los últimos días se ha producido un cambio sustancial en la defensa de los imputados, luego de la renuncia de su abogado particular. En consecuencia, ambos están representados por el defensor oficial Guillermo Thomas.

“Tenemos que ser fuertes para poder soportarlo, pero han pasado tres días desde que cae la fortaleza y no tienes una muleta para levantarte”, dijo el padre de Zaira con gran pesar.

Y continuó: «Espero que la corte determine la pena máxima según corresponda y que le quiten todos los derechos, porque se lo quitaron a mi hija. «

Además de Claudio, este lunes contará con el testimonio de Nicolás Impiombato, Compañera de Zaira y testigo presencial del hecho, según el padre de la niña asesinada.

la proeza

De acuerdo con la solicitud de sentencia, el fiscal Fabrício Iovine consideró probado que el hecho ocurrió en 10 de noviembre de 2018 a las 20.45 horas, en el cruce de las calles Lamadrid y Sarmiento, en Villa Ballester.

Allí, el conductor del kart se encontraba con el piloto de TC, Nicolás Impiombato (novio), a bordo de un Volkswagen Gol Trend blanco, estacionado frente a su casa.

Fue entonces cuando dos delincuentes que se movilizaban en moto Se acercaron a la pareja por robo. Uno de los «motochorros» amenazó a los novios con un arma de fuego para bajar una de las ventanas. Y luego de la amenaza, Impiombato despegó a toda velocidad y chocó contra la motocicleta de los criminales.

Ante la reacción del conductor, uno de los agresores empezó a disparar contra el coche de la pareja y Zaira recibió un disparo en la cabeza, a la altura de la oreja derecha. Una herida fatal que resultó en la muerte cuando llegó al Hospital Castex.

“Las huellas balísticas levantadas en el lugar, el examen de la cantidad de impactos recibidos por el Volkswagen Gol y el proyectil recibido por Zaira Rodríguez en su cabeza dejan dudas la intención de muerte en las acciones de los perpetradores, ya que no lograron completar el fin del robo ”, dijo el fiscal Iovine.

Zaira Rodríguez tenía 21 años cuando fue asesinada por motos a reacción en noviembre de 2018.

Zaira Rodríguez tenía 21 años cuando fue asesinada por motos a reacción en noviembre de 2018.

La moto Fue la clave para llegar a los sospechosos, ya que el propio novio de Zaira, al acelerar para evitar el asalto, dio un paso adelante con el vehículo y lo arrastró varios metros debajo de su propio auto.

Cuando la policía identificó esa motocicleta por su rango, logró llegar a la casa de Murray, donde el padre de los hermanos colaboró ​​con la policía y entregó a su hijo Pablo, quien confesó ser el perpetrador.

El joven también es procesado por el delito de «amenazas agravadas por el uso de arma de fuego» contra su expareja, en un episodio ocurrido en septiembre del mismo año, cuando la niña tenía nueve meses de embarazo.

A su vez, el mayor de los Murray, Gaston fue capturado ocho días después del asesinato y actualmente cumple una condena de un año y nueve meses de prisión por «amenazas, heridas leves agravadas por la relación y robo simple».

Con información de Télam

AFG