¿Cómo le fue a Massa en su primera prueba? / Titulares de Finanzas

En un escenario de cierta estabilidad cambiaria, el Ministro de Economía, serge masalogró aprobar este martes 9 de agosto su primer examen en el mercado local, con un canje voluntario de deuda en pesos para descomprimir los vencimientos de los próximos tres meses.

El Gobierno pudo canjear en pesos seis letras y un bono del Tesoro que vencían entre agosto y octubre y, así, logró extender al 2013 un total de $2 mil millones de vencimientos.

Massa había adelantado el miércoles pasado en el marco del anuncio de sus primeras medidas económicas este canje con las que buscaba calmar la incertidumbre y normalizar el mercado de deuda en pesos tras la corrida que sufrieron los títulos CER -que ajustan por inflación- en junio y parte de julio.

El ministro destacó este martes en su cuenta de Twitter: «El resultado fue exitoso, Agradecemos la confianza y apoyo de inversionistas institucionales, personas naturales y organismos del sector público que nos permiten paliar la situación financiera para el próximo trimestre, extendiendo los vencimientos a 2023”.

Canje de deuda en pesos: ¿cuál era el objetivo?

Massa también aseguró que «aclarando los vencimientos Nos permite trabajar de manera más ordenada los recursos y gastos que tenemos para el manejo de las cuentas públicas, además de dar certidumbre a la economía interna”.

Los instrumentos de deuda elegibles para esta operación de conversión fueron seis letras y un bono del Tesoro con vencimiento entre agosto y octubre de este año a cambio de tres bonos duales con vencimiento en junio, julio y septiembre de 2023.

Los vencimientos de deuda en pesos entre agosto y octubre sumaron $2,5 billones

Así, se ofrecieron tres alternativas de canje diferentes. El bono dual ofrece una rentabilidad ajustada por inflación (CER más un cupón anual (2% para junio/julio y 2,25% para septiembre), o por variación del dólar oficial, lo que pague más al momento de la fecha de vencimiento.

La primera opción ofrecida fue tomar un bono dual con vencimiento en junio de 2023 y entregar a cambio Letras del Tesoro Ajustadas por CER (LECER) con vencimiento el 16 de agosto; otra, a tasas variables más 14% (LEPASE) que también vence el 16 de agosto; y una tercera a Descuento (LEDE) pero con límite el 31 de este mes.

La segunda oferta fue otro bono dual con vencimiento en julio de 2023 y los títulos a entregar son un Bono Ajustado por CER (BONCER), más 1,3% con vencimiento el 20 de septiembre, y un LEDE con vencimiento el 30 de septiembre.

La tercera alternativa era un bono dual con vencimiento el 30 de septiembre de 2021 y por el cual se pueden canjear LECER y LEDES con vencimiento el 21 y 31 de octubre, respectivamente.

Deuda en pesos: prueba superada

Cuando Massa anunció el canje, precisó: “Ya tenemos compromisos de adhesión de más del 60%”. Economía informó esta tarde que «tras la operación de conversión, en valor en efectivo, se 85% adherencia en los instrumentos elegibles”. Como anticiparon los analistas, el canje tuvo un nivel de adhesión significativo ya que ese 60% al que aludió el ministro es lo que calcula el mercado quedó en manos del BCRA y entidades públicas.

Asimismo, en Facimex Valores calcularon que la sexta parte estaría en manos de los bancos, que podrán utilizar los bonos duales para dolarizar sus carteras.

Massa logró pasar la prueba en el mercado que sigue preocupado por la sangría de reservas

Massa logró pasar la prueba en el mercado que sigue preocupado por la sangría de reservas

En el canje de este martes se recibieron 1.233 ofertas, que representan un valor nominal total de $15.662 millones, lo que equivale a un valor efectivo de $2.000 millones.

El Palacio de Hacienda precisó que el Tesoro Nacional debía afrontar vencimientos por $615.862 millones en agosto, $1.123.801 millones en septiembre y $807.068 millones en octubre. Luego de esta operación de conversión, logró reducir los vencimientos proyectados a $115.318 millones, $209.337 millones y $155.336 millones, respectivamente.

La cartera económica destacó que “El 83% de los vencimientos proyectados para el mes de octubre se colocaron en el instrumento dual con vencimiento en septiembre de 2023. Es decir, se otorgaron $651.862 millones después de las PASO 2023.

La próxima licitación se realizará el próximo jueves 11 de agosto, como se informó anteriormente en el cronograma preliminar de licitación para el segundo semestre de 2022.

¿Qué lectura hicieron los analistas?

Lucio Garay MéndezEl economista de Eco Go evaluó que «terminó siendo una licitación que superó las expectativashubo factores que impulsaron los incentivos para participar, y es un buen primer precedente para futuras licitaciones”.

Entre estos factores, el economista mencionó: “Por un lado, gran parte de los títulos a canjear están en manos de acreedores públicos. Segundo, se implementaron incentivos para participar, esto se debe a que los nuevos bonos duales ofrecen cobertura contra una nueva aceleración de la inflación y también frente a una posible devaluación del tipo de cambio oficial».

Asimismo, el economista remarcó que “los plazos que manejan estos nuevos bonos duales vencen antes de las elecciones presidenciales” del próximo año.

El canje de deuda logró un 85% de adhesión, lo que los analistas calificaron

El canje logró un 85% de adhesión, lo que los analistas calificaron como «un buen resultado» que superó las expectativas

“Agregando estas diferentes variables y en un contexto de incertidumbre y altas expectativas de un discreto salto en el dólar oficial, se alinearon los incentivos para participar en el canje”.

Por su parte, Pedro Siaba Serrate El estratega de PPI evaluó que «Massa obtuvo un buen resultado en su primera prueba como Ministro de Economía” ya que “el canje logró una adhesión del 85%, superando con creces el piso de compromiso que había mencionado la semana pasada”

El analista señaló que “según nuestras estimaciones, el sector público poseía el 58,6% de los siete instrumentos que ingresaron al canje, por lo que, dentro de la posición del sector privado, el 63,7% de los titulares aceptaron la conversión”

Al respecto, Siaba Serrate lo atribuyó a «la sector bancario tenía un claro incentivo luego de las modificaciones que permitieron que los bonos duales no tomaran cuota de la posición global neta de moneda extranjera”.

“Por otro lado, la doble indexación que presentaban los instrumentos generó atractivo para los inversionistas que estaban dispuestos a refinanciar sus posiciones en crédito soberano”, aseguró.

Asimismo, el analista sostuvo que «la amplia aceptación, por encima de las expectativas, también mitiga el riesgo de falta de liquidez que podría generarse en caso de que la aceptación del sector privado fuera notablemente baja».

afinado, Tobias Pejkovicheconomista de Facimex Valores, destacó que «la operaciónn alcanzó un 85% de share, cifra récord desde al menos 2021y juzgó que «en nuestra opinión es un buen resultado»,

“Asumiendo una participación total de las entidades públicas, que tenían el 60% de los instrumentos según nuestras estimaciones, estas cifras sugieren que la reinversión privada fue del 63 % aproximadamente», calculó.

Pejkovich precisó que “el Bono Dual de julio fue el más demandado, y esto tiene sentido si se considera la magnitud de los vencimientos que se estipularon para septiembre y que el BCRA y la ANSES tenían casi el 80% del T2X2 según nuestras estimaciones ( de hecho el T2X2 tuvo un 91% de adherencia).

Palabras clave de esta nota:
#Cómo #fue #Massa #primera #prueba
Fuente: iprofesional.com