Cristina abre el debate público sobre becarios en el Gobierno / Titulares de La Matanza

En el marco de las discusiones internas en el Frente de Todos, visualizadas luego de la derrota electoral en las PASO, las renuncias puestas a disposición de un grupo de funcionarios nacionales y la carta publicada por el presidente Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner Envió una reflexión abierta en la que detalló la situación.

La Vicepresidenta de la Nación hizo públicas una serie de diferencias que tenía con Fernández respecto a las decisiones políticas tomadas en estos casi dos años de mandato, pero renovó su confianza en que “Con la misma fuerza y ​​convicción con la que enfrentó la pandemia, el Presidente relanzará su Gobierno”.

Además, aclaró que seguirá apoyando a su compañero de fórmula y dejó un mensaje recordando el pasado: “Sufrí un vicepresidente que se opone abiertamente a nuestro gobierno. Los argentinos y las argentinas están tranquilos, esto nunca me va a pasar ”.

Finalmente, revalorizó la decisión de presentarlo como candidato a la presidencia en 2019 y le pidió al propio Alberto Fernández que “traiga también sus palabras y convicciones, que es más importante que cualquier otra cosa: que honra la voluntad del pueblo argentino«

Aquí está la carta completa:

Una vez más, me dirijo a mis compatriotas como lo he hecho en otras ocasiones. No es la primera vez. Hace casi un año, el 26 de octubre de 2020, hablaba a los argentinos con el documento “27 de octubre. Diez años sin él y uno de triunfo electoral: sentimientos y certezas ”.

Allí expuso reflexiones sobre el funcionamiento institucional, y lo que considero el problema central de la economía argentina y la necesidad de abordarlo a partir de un amplio acuerdo entre distintas fuerzas políticas.

Hoy releo esas líneas de insólita actualidad en las que también mencioné que las decisiones del Ejecutivo argentino siempre las toma el Presidente de la Nación y en las que dije, sin eufemismos ni presiones, que hubo funcionarios que no lo hicieron. . Ellos trabajaron.

También recuerdo el evento que tuvo lugar en el Estádio Único de La Plata el 18 de diciembre de 2020, en el que participaron muchos compañeros del Frente de Todos, junto al Presidente de la Nación, cuando expresé literalmente: “… pero sea Cuidado, no quiero que este crecimiento, el crecimiento económico del año 2021 que el compañero que me precedió en el uso de la palabra correctamente predijo, se queda con solo tres o cuatro con vida. Por eso, me parece que los salarios y las pensiones obviamente deben estar alineados con los precios, especialmente los alimentos y las cuotas mensuales ”. En ese momento también señalé: “por eso les digo a todos los que tienen miedo o no se animan, por favor… hay otras ocupaciones además de ministro, ministro, legislador o legislador. Ve a buscar otro trabajo, pero necesitamos gente en las bancas que sirva de ministro, ministro, legislador o legislador … definitivamente deben defender los intereses del pueblo ”.

Como no soy mentiroso y mucho menos hipócrita (nunca digo en público lo que no hago en privado y viceversa), debo mencionar que durante el 2021 tuve 19 reuniones de trabajo en Olivos con el Presidente de la Nación. Te veré allí y no en Casa Rosada por sugerencia mía y para evitar cualquier tipo de especulación y desgaste institucional de los medios de comunicación.

En las primeras 18 reuniones, la última el 07/09/2021, siempre planteé al Presidente lo que constituía una situación social delicada para mí y que resultó, entre otras cosas, en retrasos salariales, falta de control de precios – especialmente en alimentos y medicinas- y falta de trabajo, sin desconocer, obviamente, el impacto de las dos pandemias: la macrista primero y la de salud 99 días después de la inauguración. Asimismo, siempre he destacado la falta de efectividad en diferentes áreas de gobierno.

También señalé que creía que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y por ende en la sociedad en su conjunto, y que esto sin duda tendría consecuencias electorales. No lo dije ni una vez … me cansé de decirlo … y no solo al Presidente de la Nación. La respuesta siempre fue que no fue así, que me equivoqué y que, según las encuestas, íbamos a ganar las elecciones “muy bien”. Mi respuesta, invariablemente, fue «No leo investigación … leo economía y política y trato de ver la realidad». Realidad que me decía que en 2015 perdimos las elecciones presidenciales en segunda vuelta y por una pequeña diferencia, con el salario más alto en dólares de América Latina -que representaba más del doble del salario actual-, con una inflación que era menos de la mitad que el actual, con un candidato, Mauricio Macri, quien dijo que no iba a recibir lo que ya tenía de nadie, sino que solo iban a cambiar lo que andaba mal.

Fui, soy y seré peronista. Por eso pensé que no podíamos ganar. Y le dijo eso no solo al presidente. Muchos colegas y muchos colegas escucharon mis temores.

El domingo 12 de septiembre de este año, el peronismo sufrió una derrota electoral en unas elecciones legislativas sin precedentes. Mientras escribo estas líneas, tengo la televisión encendida, pero sin sonido, y leo un gráfico: “Alberto jaqueado por Cristina”. No, no soy yo. Por mucho que intenten ocultarlo, es el resultado de la elección y la realidad. Es aún más grave: en la Provincia de Buenos Aires, termómetro inexcusable de la temperatura social y económica de nuestro país, el domingo pasado recibimos 440.172 votos de los obtenidos por Unidad Ciudadana en 2017 con nuestra candidatura al Senado de la Nación. .. con el peronismo dividido, sin gobierno nacional ni provincial que lo respalde, y con el gobierno de Mauricio Macri y su panel judicial acosando y arrestando a ex empleados y dueños de medios de oposición de izquierda y derecha.

Recuerdo que, cuando perdimos las elecciones legislativas en la Provincia de Buenos Aires en 2009, con Néstor como candidato a Diputado Nacional -después del 125 y la crisis global de 2008-, que Alberto con razón lo considera el mejor presidente de la democracia. El lunes siguiente a las elecciones, no solo renunció al título de Partido Justicialista, sino que yo, como Presidente de la Nación, pedí la renuncia de mi Jefe de Gabinete, entre otros. ¡Y atención! … Habíamos perdido en la Provincia de Buenos Aires, pero ganamos a nivel nacional. Hay que recordar a Néstor Kirchner en versión íntegra y sin editar.

Pero ahora, al día siguiente de semejante catástrofe política, se escucharon algunos funcionarios y parecía que no había pasado nada en este país, fingiendo ser normales y, sobre todo, atornillarse en sillones. ¿Considera seriamente que no es necesario, luego de tal derrota, presentar públicamente las renuncias y que se conozca la actitud de los funcionarios para facilitar la reorganización de su gobierno?

El martes 14 se realizó nuevamente en Olivos mi último encuentro con el Presidente de la Nación. Habían pasado 48 horas sin que él se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Dejé pasar deliberadamente 48 horas para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron por iniciativa propia). Allí le dije que era necesario relanzar su gobierno y le propuse nombres como el gobernador Juan Manzur para Jefe de Gabinete. Sé que mi propuesta va a sorprender, son públicas las diferencias que he tenido con quien era mi Ministro de Salud desde 2009, cuando tuve que remover a quien entonces era mi Ministro de Salud por no atender la pandemia de influenza A (H1N1). y notorio.). Juan permaneció en el cargo hasta que renunció para presentarse a la candidatura a gobernador de la provincia de Tucumán en 2015, cargo que ganó y revalidó por voto popular no solo a través de su reelección, sino también en las elecciones del pasado domingo.

Aunque en realidad a nadie debería sorprender mi propuesta: el 18 de mayo de 2019 propuse a Alberto Fernández a todos los argentinos como candidato a la Presidencia de la Nación.

¿Por qué digo eso? Porque no seguiré tolerando los operativos de prensa que se realizan sobre mí y sobre nuestro espacio político a través del ámbito presidencial a través de su vocero: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y yo estaba en desacuerdo. Apenas podría ascenderlo a ese puesto ahora.

En cuanto a la categoría de empleados que no trabajan … el vocero presidencial escaparía a esta clasificación. Es un caso raro: un portavoz presidencial cuya voz nadie conoce. ¿O hay alguna otra función que no conocemos? ¿El que realiza operaciones estándar, por ejemplo? Misterio real.

Por la misma razón, me comuniqué con el Ministro de Economía cuando me informaron falsamente que en la reunión que tuve con el Presidente de la Nación le había pedido su renuncia. Las operaciones son permanentes y simplemente terminan desgastando al gobierno. Es asombroso que no se den cuenta. Es una pena tanta automutilación.

Confío sinceramente que, con la misma fuerza y ​​convicción con que enfrentó la pandemia, el Presidente no solo relanzará su gobierno, sino que también se reunirá con su Ministro de Economía para examinar las cifras presupuestarias. El año pasado, cuando se presentó, se estableció que el déficit fiscal sería del 4,5% del PIB sin una pandemia a partir de marzo de 2021, situación que no sucedió por ser pública y notoria. Cada punto del PIB hoy es de alrededor de $ 420 mil millones. Hasta agosto de este año, cuatro meses después de finalizado el año y a pocos días de las elecciones, el déficit acumulado ejecutado este año era del 2,1% del PIB. Según la previsión presupuestaria, aún no se ha ejecutado el 2,4% del PIB … más del doble de lo ejecutado y solo faltan cuatro meses para fin de año … con una pandemia y una situación social muy delicada . No propongo nada loco o radical. Más bien, simplemente estoy recopilando lo que en este contexto de pandemia global está sucediendo en todo el mundo, desde Estados Unidos a Europa y también en nuestra región: el estado que mitiga las trágicas consecuencias de la pandemia.

He sido presidente durante dos mandatos consecutivos. En 2008, tuvimos que atravesar la mayor crisis mundial después de la Gran Depresión del año ’30. Hemos resistido las corridas de divisas permanentes, con muchas menos reservas en el Banco Central de las que tenemos actualmente, y el cerco de los Fondos Buitre. Sé que gobernar no es fácil y Argentina menos aún. Incluso sufrí un vicepresidente que fue declarado opositor a nuestro gobierno. Los argentinos y las argentinas están tranquilos … eso nunca me va a pasar.

También estoy convencido de que será imposible solucionar los problemas que deja el macrismo de los bajos salarios, la alta inflación, el endeudamiento vertiginoso con los acreedores privados y la devolución del FMI con un préstamo de 44 mil millones de dólares, etc, etc, etc, etc . , etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc … votando por el macrismo o votando por tus ideas.

Cuando tomé la decisión, y lo hago en primera persona del singular porque así fue, proponer a Alberto Fernández como candidato a la presidencia de todos los argentinos, lo hice con el convencimiento de que era lo mejor para mi país. Soltero…

Palabras clave de esta nota:
#Cristina #abre #debate #público #sobre #becarios #Gobierno
Fuente: matanzadigital.com.ar