Cuba y las mayores protestas en décadas en la isla

«Ya no gritamos ‘patria o muerte’ [slogan de la revolución de 1959], sino ‘patria y vida’ ”, cantaron los manifestantes que salieron a las calles en varias ciudades de Cuba y en Miami, Estados Unidos el pasado domingo, para protestar contra el régimen.

La letra es parte de una canción de un grupo de artistas: Yotuel Romero, Descemer Bueno, El Osorbo y El Funky Lanzada el 16 de febrero, ha servido de motor a las protestas, hasta entonces escasas y puntuales, que venían ocurriendo en los últimos meses.

Pero una sola canción no atraería multitudes a las calles si la situación en Cuba no fuera tan grave.

Qué sucede

Cuba experimentó una contracción del PIB del 11% el año pasado. La isla, que importa más del 70% de lo que consume, ha sufrido escasez de alimentos y medicinas debido al cierre de fronteras provocado por la pandemia de Covid. Las publicaciones en redes sociales que muestran largas filas para comprar artículos son comunes.

La escasez de alimentos es tan grande que el régimen cubano ha impuesto condiciones para permitir que los campesinos maten vacas o bueyes para su propio consumo. En la solicitud al Estado por el derecho a matar al animal, es necesario declarar cuánta leche ha producido la vaca y cuántos kilogramos tiene el buey.

La falta de vuelos internacionales también interrumpió las remesas en dólares que los cubanos residentes en el exterior, principalmente en Estados Unidos, envían a sus familias. Según datos oficiales, el 65% de ellos recibió ayuda de familiares. También se está agravando la situación sanitaria por la pandemia del coronavirus y la falta de estructura hospitalaria para atender a toda la población.

Sistema colapsado

Aunque Cuba tiene medicina de vanguardia y fabrica vacunas, el sistema hospitalario de la isla no ha podido atender tantos casos. Las manifestaciones tuvieron lugar un día después de que el régimen denegara una solicitud de los disidentes para crear un «corredor humanitario» que permitiera la llegada de medicamentos.

El gobierno rechazó la solicitud. A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores reconoció la gravedad de la situación de salud, pero afirmó que está haciendo campaña y recibiendo apoyo del exterior. En una publicación en las redes sociales, el canciller Bruno Rodríguez afirmó que «Cuba ha recibido donaciones de insumos médicos de 20 países y otros 12 están en proceso de enviarlos».

El día en que se llevaron a cabo las manifestaciones masivas, las más grandes del país en décadas, Cuba registró un nuevo récord diario de contagios y muertes por Covid, con 6,923 casos de un total de 238,491, además de 47 muertes en 24 horas, agregó al total, desde el inicio de la crisis sanitaria, 1.537 muertos.

Estas cifras, sin embargo, según los opositores, no reflejan la situación real de los hospitales, que se derrumbarían.

El acceso a la información

La isla vive desde hace años un apagón informativo, ya que no hay prensa independiente, y quienes piden libertad de expresión lo hacen bajo censura y persecución. Los artistas han sido protagonistas de estas demandas de libertad. Además del colectivo responsable de «Pátria e Vida», cantantes, intelectuales y escritores del movimiento San Isidro también han realizado encuentros y retransmisiones en la lucha por la libertad de expresión.

Una de sus integrantes, Maykel Castillo Pérez, se encuentra en prisión desde abril, acusada de traición al país, y es uno de los nombres de disidentes y presos políticos por los que denuncian los colectivos de arte. Otros fueron arrestados durante algunas semanas y luego liberados.

Una crisis agravada por el Covid

Además de las remesas de dólares del exterior, Cuba también perdió el turismo, una de sus principales fuentes de entrada de moneda estadounidense, debido a la pandemia. La industria turística representa el 10% del PIB de la isla, incluidas actividades relacionadas como la gastronomía.

Otra de sus actividades económicas más importantes, la producción de azúcar, se vio afectada por una sequía que ya empeoraba año tras año, como consecuencia del cambio climático.

Política

En el ámbito político, el líder del régimen, Miguel Díaz-Canel, también ha asumido recientemente la dirección del Partido Comunista de Cuba. La situación macroeconómica que enfrenta, sin embargo, es más difícil que la de su antecesor, Raúl Castro. Durante la administración del hermano de Fidel Castro, líder histórico del país, se intentó abrir parte de la economía al sector privado y un acercamiento tentativo a Estados Unidos.

La crisis, sin embargo, congeló la capacidad de consumo de los cubanos. La tímida reconciliación con Washington fue revertida por Donald Trump y aún no ha sido reanudada por su sucesor, Joe Biden. Así, el régimen sigue culpando al embargo impuesto a la isla como responsable de la falta de alimentos para la población.

Noticia de Brasil