Desafos para lograr un consumo ms eficiente

Claudio Cunha, Country Manager de Enel Argentina, y Gabriel Baldassarre, presidente de AGEERAeran parte de la panel «Transición eléctrica y eficiencia energética» donde dieron cuenta de la realidad que atraviesa el sector y los cambios que se avecinan.

Cunha aseguró que no es la primera transición energética que atraviesa el país, pero que ahora “se debe dar un paso más” para consolidar una posición de mayor participación en energías renovables.

“Debemos superar los desafíos tecnológicos y tener una mayor electrificación del consumo sin dejar de ser eficientes y convenientes”, dijo.

También señaló que Argentina «tiene uno de los consumos menos eficientes» en comparación con otros países y eso lo convierte en un campo importante para trabajar.

“Esto pasa por una serie de factores: la energía no es la más barata del planeta, pero en cuanto a tarifas pagas muy poco. Argentina tiene una de las tarifas más bajas de la región y Buenos Aires paga menos que otras provincias del pase. «, detalló.

El sector energético se encuentra en un momento clave para lograr el paso hacia las nuevas energías y hay diferentes puntos vitales para que la Argentina tome la delantera en algo que puede significar la garantía del abastecimiento interno y un mayor nivel de exportaciones.

Baldassarre señaló que el sector energético es «muy importante para el desarrollo del país» y que por suerte «hay toda una aceleración en los nuevos usos de la energía para no sólo generarla, sino incorporarla más rápidamente».

“Lo vital para las transiciones energéticas es que existan marcos regulatorios estables que permitan dar señales de largo plazo y puedan generar una relación entre lo público y lo privado”, dijo.

También pidió un esfuerzo «para poder tener previsibilidad para todo nuestro sector». Esto es relevante, junto con un contexto económico que lo acompaña, para generar inversiones que puedan empoderar al país para pasar de ser un “importador de energía a un exportador de la misma”.

El país tuvo que atravesar diversas crisis energéticas y comenzó a trazar planes de recuperación que lo lleven a trazar nuevos horizontes. En línea con esto, los líderes de la industria destacaron los objetivos de mediano y largo plazo para «cambiar la mentalidad de la política argentina».

Cunha pidió «aumentar la robustez de las redes eléctricasEsto se debe a que se estima que en 2030 el consumo mundial de electricidad “va a aumentar un 70% y, obviamente, la red tiene que soportar este aumento”.

“Mientras no tengamos esto planeado, compartido y acordado, vamos a estar dando vueltas y hablando siempre de crisis”, afirmó.

Baldassarre coincidió y aseguró que para 2040 será necesario tener «mayor robustez en electrificación y componentes renovables»algo que se traduce en 40.000 km de líneas de alta tensión.

“Hoy tenemos 36.000 líneas de alta tensión, lo que significa tener que crecer casi al doble para poder captar todos los recursos renovables que tenemos disponibles”, dijo.

Palabras clave de esta nota:
#Desafos #para #lograr #consumo #eficiente
Fuente: cronista.com