Descubren una nueva especie de dinosaurio que era una criatura acorazada parecida al Tyrannosaurus rex | Life

Hace 100 millones de años una especie de dinosaurio llamada Jakapil kaniukura habitaba Sudamérica. Sus descubridores aseguran que se trataba de un enorme bípedo acorazado capaz de resistir cualquier ataque.

Varias generaciones hoy en día aman a los dinosaurios por el mero hecho de haber visto Jurassic Park (o Jurassic World si eres muy joven). Estas películas lograron enganchar a millones de niños a los periodos Triásico, Jurásico y Cretácico y sus impresionantes habitantes.

Bueno, hoy tenemos emocionante noticia para los amantes de este mundo de la ciencia y la arqueología, ya que se ha descubierto un nuevo dinosaurio en la patagonia y su aspecto promete ser de película. Esperemos que Elon Musk no intente replicarlo en su casa.

Los dinosaurios acorazados como el estegosaurio y el anquilosaurio eran en su mayoría animales grandes y voluminosos que caminaban sobre cuatro patas, pero los paleontólogos ahora han descubierto un extraño pariente del tamaño de un perro que se movía sobre dos patas.

Uno de los grupos de dinosaurios más grandes y llamativos eran los tireóforos, herbívoros que lucían gruesas placas y armaduras para protegerse de los depredadores.. Los miembros más famosos de este grupo serían la familia de los estegosaurios, los anquilosaurios.

Pero mientras este grupo solía ser gigantes y casi exclusivamente cuadrúpedos, los paleontólogos ahora han encontrado uno que se opone a la tendencia.

la nueva especiellamado Jakapil kaniukura, tenía placas óseas similares en la espalda, el cuello y la cola, pero medía solo 1,5 m de altura y pesaba entre 4 y 7 kg.

Y lo que es aún más extraño, corría sobre dos patas y tenía pequeños brazos en forma de alitas de pollo. Sí, como el Tyrannosaurus rex.

“La armadura del cuello de este dinosaurio es única y protegía esa delicada zona de los ataques de los depredadores”, explica Sebastián Apesteguía, autor del estudio. «Los huesos sobrevivientes de los brazos nos muestran que eran diminutos, lo cual es inusual».

A pesar de su apariencia posiblemente temible, Jakapil todavía era un herbívoro. Se descubrió que sus dientes tenían forma de hoja con una cara grande para moler materia vegetal, en una disposición similar a la de sus parientes. También tenía una sola mandíbula relativamente corta con una gran cresta debajo.

Pero quizás lo más extraño de todo es dónde encaja Jakapil en el árbol genealógico. Parece ser una especie de eslabón perdido desde los primeros dinosaurios tireóforos hasta los diversos grupos posteriores de estegosaurios y anquilosaurios, que se convirtieron en cuadrúpedos a medida que se volvían blindados y mucho más pesados.

El único otro miembro bípedo de la familia es Scutellosaurus, que vivió a principios del Jurásico, hace unos 196 millones de años, en lo que ahora es Estados Unidos.

Pero los Jakapil vivieron en la Patagonia unos 100 millones de años después. El equipo dice que esto lo convierte en miembro de un antiguo linaje basal de tireóforos que sobrevivió hasta bien entrado el Cretácico.mucho después de que parientes como el estegosaurio evolucionaron y se extinguieron.

Y el hecho de que sea el primero de su tipo que se encuentra en América del Sur demuestra que este grupo estaba más extendido de lo que se pensaba. La vida siempre encuentra su camino, como decía el Dr. Ian Malcolm.