El agua de lluvia ahora no es segura para beber debido a la contaminación química: estudio