El Gobierno sube la presión contra las empresas de alimentos /Titulares de Negocios

La política oficial de enfrentamiento ahora se centra en el sector de consumo masivo, como había sucedido antes con Vicentín y Edesur

En menos de una semana y en medio de la peor pandemia económica y sanitaria de Argentina, el Gobierno parece seguir necesitando una política de enfrentamiento con determinados sectores del establishment local.

Más que una política, es una «psicosis» de la que actualmente padece el presidente Alberto Fernández y esto es provocado por la relación con el mundo empresarial.

Mundo, quien una vez fue uno de los invitados de honor en las reuniones en el Quina de Olivos analizar el impacto económico de las medidas sanitarias frente al Covid-19 y que ahora se ha convertido en uno de los principales “objetivos” de la central eléctrica oficial.

Son muchos los eslabones de esta cadena de síntomas del desorden que caracterizan los vínculos presidenciales con el sector empresarial que se pueden sintetizar en los casos de Vicentín; Edesur; la aplicación del impuesto sobre el patrimonio; la revisión de las concesiones de los principales ejes viales; congelación de tarifas; DNU contra el sector de las telecomunicaciones y la reforma judicial.

El último eslabón de esta conducta psicótica parece ser la sanción permanente de MedidoTienen como objetivo controlar la inflación pero que tienen un impacto negativo en particular en el sector alimentario y que generan …

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa

Fuente: www.iprofesional.com
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-04-15 12:49:00

Deja un comentario