El «infierno» de los médicos cubanos en el exterior, al descubierto /Titulares de Tecnología

No sin controversia, el Parlamento Europeo destacó esta semana la compleja situación de los médicos cubanos, quienes viajan en misiones al exterior, en un negocio redondo en dólares para Cuba.

El Parlamento aprobó este 10 de junio por mayoría, una resolución histórica condenando las violaciones de derechos humanos en Cuba. La isla no perdió tiempo en rechazar la resolución, llamándola «espurio e interferente» y subrayando que esta «monstruosidad» fue promovida por un grupo de eurodiputados alineados con Washington.

Es cierto que la resolución europea abrió las compuertas a una serie de críticas a favor y en contra del régimen. El debate sobre los derechos humanos en Cuba no es nuevo. Y las pasiones siempre están activas y polarizadas.

Esta vez, sin embargo, la resolución arrojó luz sobre la situación de las misiones de los médicos cubanos que el régimen comunista envía al exterior.

Estas misiones, que sirven de propaganda al gobierno cubano, son, según sus críticos, una muestra de la control que ejerce Cuba sobre su población, especialmente cuando estás en el extranjero.

Más allá de un trabajo de cooperación internacional, las misiones de los médicos cubanos al mundo son una fuente de ingresos. En 2018, La Habana habría levantado $ 6.3 mil millones gracias a la explotación de sus médicos. Era su mayor fuente de divisas. En 2019, los servicios médicos representaron el 46% de las exportaciones cubanas y el 6% del PIB de la isla.

Médicos cubanos en Crema, en lo peor de la pandemia. Foto: EFE

Pero los doctores apenas se llevan bien una pequeña rebanada a la que no tendrían acceso hasta que regresaran a su país. Los detractores del régimen cubano denuncian que los médicos cubanos capacitados son presa de un sistema similar al de «trata de personas, esclavitud». Y aplauden la resolución del Parlamento Europeo para que ningún país ser cómplice del sistema.

La respuesta cubana

«Reiteramos nuestro enérgico rechazo a esta monstruosidad impulsado por los representantes más extremistas de los grupos políticos españoles Partido Popular y Vox, que no tienen autoridad moral para juzgar a Cuba ”, trinó la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, en un comunicado publicado en su sitio web este jueves.

Otros Titulares recientes:  ¿Por qué los líderes populistas de Europa del Este están perdiendo votos? /Titulares de Tecnología

En el documento, aprobado por 386 votos a favor y 236 en contra, con 59 abstenciones, los eurodiputados condenaron «la existencia de presos políticos, persecución política persistente y permanente, actos de hostigamiento y detenciones arbitrarias de disidentes» en Cuba. .

La «esclavitud» de los médicos

En su resolución, el Parlamento adherirse a varios informes de diversas organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch y la CIDH que denuncian la «esclavitud» de los médicos cubanos.

Estas organizaciones denuncian que Cuba «impone a todos los empleados civiles en el exterior que laboran para el Estado o para empresas estatales, incluido el personal médico, deberes y obligaciones injustificados que atentan contra la dignidad humana y los derechos humanos más básicos y fundamentales. «

Los médicos cubanos buscan ingresar a Estados Unidos desde Bogotá.  Foto: AP

Los médicos cubanos buscan ingresar a Estados Unidos desde Bogotá. Foto: AP

También enfatizan que el Código Penal cubano sancionable con penas de ocho años de prisión a todos los funcionarios que no completen misiones médicas o que deciden no regresar a Cuba.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha considerado estas misiones médicas como una forma moderna de esclavitud.

La comunicación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre las misiones médicas cubanas también destacó las condiciones laborales precario e inhumano del personal médico, acusaciones respaldadas por Human Rights Watch y 622 testimonios.

Con base en estos datos, el Parlamento Europeo condenó “las violaciones sistémicas de los derechos humanos y laborales cometidas por el Estado cubano. contra su personal sanitario enviados para prestar servicios en el exterior en misiones médicas, que violan los convenios fundamentales de la OIT ratificados por Cuba. «

Cuba envía a miles de trabajadores de la salud a varios países. En 2018, tenía más de 95.000 médicos, para una isla con una población de solo 11 millones. En el estado alemán de Baden-Württemberg hay 51.000 médicos para el mismo número de personas.

Otros Titulares recientes:  ¿Un símbolo del racismo en Holanda? /Titulares de Tecnología

La imagen de la superpotencia médica

«Construir la imagen de una superpotencia médica siempre ha sido una de las principales prioridades del régimen», explica. Antonio Guedes, expresidente y miembro de la junta directiva del partido Unión Liberal Cubana en el exilio, en declaraciones a la agencia DW.

Médicos cubanos en Guatemala.  Foto: AFP

Médicos cubanos en Guatemala. Foto: AFP

A fines de 2018, las misiones médicas cubanas en el exterior implicaron el traslado de 28.000 médicos y personal de salud a 67 estados, antes de que los médicos cubanos fueran expulsados ​​de países como Brasil, Bolivia, El Salvador y Ecuador cuando sus respectivos gobiernos giraron a la derecha, y la extrema derecha, como en el caso de Jair Bolsonaro en Brasil.

Mientras escribe Samuel Farber, sociólogo de la Universidad de California en Berkeley, nacido en Cuba, los médicos cubanos reciben solo alrededor del 25% de lo que los gobiernos extranjeros pagan a las autoridades cubanas por sus servicios (la mayoría de los países anfitriones también brindan alojamiento gratuito a los cubanos, aunque de calidad muy variable).

Evite los abandonos

Farber sostiene que los médicos en el extranjero están sujetos a una serie de reglas gubernamentales que limitar su movilidad y tratan de evitar deserciones.

Por ejemplo, tienen su compensación, o parte de ella, depositado por el Estado en la propia Cuba, debiendo dejar a sus cónyuges y / o hijos menores en la isla.

Un médico cubano en Bolivia, en una imagen de 2006. Foto: AFP

Un médico cubano en Bolivia, en una imagen de 2006. Foto: AFP

Y lo que es más, deben entregar sus pasaportes a sus supervisores tan pronto como lleguen al país extranjero donde realizarán sus funciones. La deserción tiene sanciones severas, como la prohibición de visitar Cuba durante ocho años a pesar de seguir siendo ciudadanos cubanos.

Según documenta @CubanDefenders, un grupo de juristas activistas por la defensa jurídica de los derechos humanos con sede en Madrid, actualmente existen alrededor 5 y 10 mil padres médicos cubanos que fueron separados por la fuerza de sus hijos y familias, porque no pueden oponerse a ser destinados.

Otros Titulares recientes:  una burbuja de seguridad titánica para el encuentro entre Joe Biden y Vladimir Putin /Titulares de Tecnología

Muchos han dejado de ver a sus familias durante 8 o 10 años.

Sin embargo, no todos los médicos están en contra de viajar. Según Farber, hay médicos cubanos que están «más que dispuestos a ejercer en el exterior bajo el patrocinio de su gobierno». Además de los sentimientos humanitarios que pueden motivarlos, dice Sabre, el bajísimo 25% del pago que reciben por sus servicios es mucho mejor de lo que normalmente ganarían en Cuba.

Infierno

En un artículo publicado por el diario español El Mundo, la pintura es otro.

En una nota titulada «El infierno de los doctores del castrismo», El diario explica que existe un manual férreo de normas represivas que acompaña a los médicos cubanos que viajan al exterior.

El personal debe informar a sus superiores todas tus relaciones amorosas. También está prohibido mantener relaciones con personas que mantengan «posiciones hostiles o contrarias a la revolución cubana» o «cuya conducta no se ajuste a los principios o valores de la sociedad cubana».

Vivir con personas no autorizadas también viola los códigos de conducta.

Al ser considerado una «población regulada», los médicos solo pueden viajar al extranjero con permisos especiales. En los últimos reclutamientos para luchar contra Covid, los médicos le confesaron a la organización Prisioners Defenders que aceptaron el trabajo porque temían represalias o lo hicieron para conseguir comida o huir del país.

Según las investigaciones de HRW y las Naciones Unidas, también hay «exceso de horas trabajadas», limitaciones y amenazas de vacaciones y salarios.

El gobierno cubano negó las acusaciones y señaló a los relatores de derechos humanos por «fomentar campañas espurias promovidas por el gobierno de Estados Unidos».

ap

Fuente: Clarin.com