el país inicia otra semana de tensiones sin un nuevo presidente /Titulares de Tecnología

Perú arrancó este lunes otra semana de incertidumbre y presión en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que debe resolver las impugnaciones de voto y proclamar al ganador de la votación del 6 de junio entre la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo.

A ocho días de las elecciones, el JNE es criticado por el lado fujimorista, mientras que su presidente, Jorge Luis Salas, advierte que resolver los desafíos de cientos de colegios electorales toma «un tiempo mínimo», sin dar una fecha para emitir el veredicto.

Fujimori, quién debe ir a juicio por presunto blanqueo de capitales de no ganar la presidencia, pidió al JNE que anulara los votos de cientos de colegios electorales y denunció «fraude», aunque para los observadores de la OEA el voto fue limpio y «sin graves irregularidades». Castillo, por su parte, pide «serenidad» a sus seguidores, sintiéndose vencedor.

El último recuento del organismo electoral (ONPE) le da al candidato de izquierda una ventaja de 49.000 votos (50,14% frente al 49,86% de Fujimori) con el 99,93% de los colegios electorales escrutados, por lo que ahora todo el proceso depende de lo que resuelva el JNE ante los pedidos de impugnación para proclamar al ganador.

La candidata presidencial de derecha Keiko Fujimori se dirige a sus partidarios durante una manifestación en Lima, Perú. Foto EFE

Aunque el JNE no tiene un plazo perentorio para pronunciarse, los analistas creen que debe apresurarse a acabar con la incertidumbre, que ha alimentado la tensión en el país.

«Esta es una semana decisiva, porque el JNE no puede aguantar mucho más [en entregar su veredicto]. Hay gente de extrema derecha que pide la anulación de las elecciones.Pero eso rompería el orden democrático, porque todos sabemos que Castillo ganó «, dijo el lunes a la AFP el analista Hugo Otero.

«Si el jurado no se presenta pronto, se amplifica el impacto de los grupos que quieren anular la elección, lo que sería ignorar la voluntad popular«añadió.

Especulaciones

La incertidumbre es tal que si se prolonga el proceso hasta el 28 de julio, cuando expira el mandato del presidente interino Francisco Sagasti, titular del Congreso entrante podría asumir la presidencia y convocar nuevas eleccionesEl ex legislador Víctor Andrés García Belaúnde dijo este domingo a un canal local.

Después de una especie de descanso dominical, este lunes se llaman demostraciones de ambos bandos en Lima, unos para denunciar fraudes y otros para defender sus votos, similares a los registrados la semana pasada.

«Esta semana es crítica por varios factores, la credibilidad del JNE y la ONPE está en duda, lo que agregaría al clima social y político contaminado por esta tensa y larga espera «, dijo a la AFP la analista y académica Jessica Smith.

El premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa, quien apoya a Fujimori desde España, dijo el domingo que el JNE debe evaluar los desafíos presentados por Fujimori, pPero fue cauteloso con las acusaciones de «fraude».

«La palabra fraude es una palabra muy peligrosa […]Quizás sería prudente, mientras el JNE no se pronuncia, no uses la palabra fraude«, dijo en una entrevista con Channel N.» La sentencia […]Sea lo que sea, será muy criticado. «

El escritor reiteró que, a su juicio, una victoria para Castillo sería una «catástrofe» para Perú.

El domingo el JNE publicó la distribución de los 130 escaños en el Congreso quien acompañará al futuro presidente, elegido en paralelo a la primera vuelta presidencial, el 11 de abril.

Los bancos más grandes serán de la fiesta. Perú Libre, de Castillo (37 asientos), y Fuerza Popular, de Fujimori (24), lo que significa que el nuevo presidente tendrá que buscar alianzas para sus proyectos (66 votos para aprobar una ley) o para salvarse de la destitución, un trámite muy rápido en Perú por el que están necesitaba 87 votos.

El nuevo presidente y el nuevo Congreso debe hacerse cargo el 28 de julio, el día que Perú conmemora el bicentenario de su independencia.

Un fiscal anticorrupción solicitó el jueves prisión preventiva para Fujimori, por presuntamente violar las reglas de su libertad condicional en el caso de aportes ilegales del gigante constructor brasileño Odebrecht.

La solicitud del fiscal, que será resuelta por un tribunal el 21 de junio, agregó leña a la apuesta en medio de un escrutinio lento, en un país sumido en la agitación política. que tuvo tres presidentes en cinco días en noviembre de 2020.

Toda la tensión generada tras la votación se suma al daño causado por la pandemia, que deja 188.000 muertos en el país con la tasa de mortalidad por covid-19 más alta del mundo y que este fin de semana superó los dos millones de contagios.

Fujimori dijo el sábado que la «la izquierda internacional está interviniendo» en Perú, aludiendo al saludo de los líderes latinoamericanos a Castillo por su «victoria», entre ellos el presidente argentino Alberto Fernández, el boliviano Luis Arce y la vicepresidenta nicaragüense Rosario Murillo.

Agencia AFP, Francisco Jara

PB

Fuente: Clarin.com