el plan para tener 30 millones de usuarios y una sede futurista / Titulares

La startup logró convertirse en un unicornio en muy poco tiempo, mostrando la gran demanda de productos financieros que existe en la región

Es él CEO de un unicornio argentino más twitter. Directamente responde algunas dudas y abre su correo para que cualquiera le escriba. También va a menudo a Programas de televisión. También es uno de los principales campeones de la revolución del sistema financiero local.

Si bien no fue el primero en crear una fintech en Argentina, ya que el ecosistema empezó tiempo antes, pero en poco tiempo fundó una unicornio alrededor de algo que los bancos primero se burlaron y luego imitaron: tajetas prepagadas. Así, en cinco años:

  • Superó los 5 millones de usuarios
  • 1,8 millones de personas invierten en sus fondos comunes
  • Recibió más de $545 millones en inversiones (incluyendo George Soros, Softbank y Tencent)
  • Tiene presencia en tres países (Argentina, México y Colombia)
  • Adquirió varias empresas, como la ecommerce Empretienda y la firma de crédito Ceibo
  • Creó su propia Alyc, Ualintec, que permite la compra de dólares MEP y CEDEAR
  • Buscará tener 25 millones de usuarios en la región
  • Inyectará US$150 millones en los próximos 18 meses

Esta inversión incluye la construcción de un nueva sede con diseño futurista frente al Hipódromo de Buenos Airesa pocas cuadras de la antigua mueblería de Palermo Soho donde hoy funciona la sede.

Pierpaolo Barbieri mostró la nueva sede futurista de Ualá

el nuevo edificio costará u$s5 millones y estará ubicado en el denominado Parque Gigena, que era el estacionamiento del Hipódromo. Ualá será inversor en el proyecto que lleva a cabo el grupo holandés OMA en ese inmueble.

Cómo fueron los inicios de Pierpaolo Barbieri, director general de Ualá

Hijo de padres italianos, Pierpaolo nació el 17 de mayo de 1987 en el barrio porteño de pequeño caballo Lejos del mundo económico, como un niño soñaba con ser director de cine. Antes de terminar el bachillerato decidió cambiar de carrera y solicitó un beca en la Universidad de Harvard. Su deseo era estudiar historia y conviértete en un investigador. Recibió luz verde de la prestigiosa universidad ya los 17 años se mudó a Cambridge, Massachusetts.

Mientras estudiaba, escribía en el periódico de la universidad. Posteriormente replicaría esta labor periodística dando su opinión como historiador económico en diversos medios como The Wall Street Journal, New York Times y Financial Times. En Harvard también sabría al historiador escocés Niall Ferguson quien se convertiría en su mentor y socio en consultoría político y macroeconómico manto verdeen el que Barbieri sigue siendo director general.

Una vez graduado, título magna cum laude a través, hizo un maestría en historia económica mientras se desempeñaba como pasante en Goldman Sachs y analista, durante cuatro meses, en Gestión de fondos de Soros. También ocupó el cargo de analista político y económico en el fondo Bridgewater. Ya estaba masticando la idea de desarrollar un proyecto para hacer su contribución a la Inclusión financierapero un hecho concreto terminó por decidirlo.

«El día que lo pensé, había visto un señora en el centro de buenos aires eso me recordó a mi abuela. Ella tenía que esperar en el frio mas de media hora para que abra el banco. En otros países eso no es una realidad», describió en una entrevista. Antes de darle forma necesitaba un músculo económico y lo consiguió de uno de sus antiguos ‘jefes’.

Cómo nació Ualá

«Si quieres salir y competir con los grandes, no puedes hacer un proyecto de $50,000. Lo que queríamos era tener mucha gente alrededor de la mesa que pudiera ayudarnos de diferentes maneras. Entonces, algunos dan una mano». en el aspecto financiero porque conocen bien el negocio y otros conocen la tecnología», explica Barbieri.

Jorge Soros –en lo que marcó su regreso a las inversiones en Argentina de AdecoagroY kevin ryanfundador de Business Insiderfueron algunos de los que aportaron la Capital semilla en 2017.

El empresario reveló: «Uno de nuestros inversionistas me dijo que había roto dos reglas con nosotros: que nunca iba a invertir en el país y que nunca iba a invertir en alguien que no fuera técnico porque no sé cómo». al codo». Con un equipo de 20 personas Ualá se presentó en sociedad oficialmente el 4 octubre 2017.

los día de lanzamientoseñala, recibió más de 1500 solicitudes para registrarse en la aplicaciónque Barbieri cataloga como el corazón de la empresa.

“La gente en el mercado financiero argentino se reía de nosotros. Nos decían: ‘¿Para qué van a hacer una tarjeta gratis si la gente paga?’”, dice.

Y explica el modelo de negocio de la firma: «Normalmente los servicios financieros cobran al usuario por todo porque había poca competencia. Rebajamos costos con tecnología poder ganar desde el lado comercial.

wala recibe un porcentaje de comisión por cada operación que se hace con tu tarjeta, también obtienes un tarifa cada vez que el usuario paga un servicio a través de su aplicación o recarga la tarjeta de transporte.

Para empezar, el ejecutivo tenía previsto llegar a los 100.000 plásticos emitidos a finales de 2018. «Si no lo van a usar, no lo pidan porque es un problema para nosotros», pidió en una charla en la que dijo explicó cómo funcionaba su empresa y el propósito detrás de su creación.

Sin embargo, poco más de cuatro meses de operación ya había sido más de 65.000 tarjetas emitidas y alrededor 200.000 descargas de tu aplicación. «Sí la uala tiene exitoes para el calidad del capital humano ¿Qué hay en Argentina? Estamos en una posición increíble para ser la meca de los productos y servicios en la era del software”, dice.

Cómo fue la marcha de Ualá

El crecimiento de la firma trajo consigo un mayor volumen de financiamiento, desde inversionistas conocidos hasta caras nuevas que se sumaron al éxito de la fintech.

En febrero de 2018 obtuvo $ 10 millones en una ronda liderada nuevamente por soros y ryan, a las que se unieron Point72, Greyhound Capital y Jefferies. Ocho meses después consiguió $ 34 millones proporcionado, entre otros, por Goldman Sachs, Ribbit Capital y el brasileño monashees.

La nueva política del Banco Central, de permitir el crecimiento de la industria fintech dentro del sistema financiero, hizo posible que las empresas del sector impulsaran su crecimiento.

El ecosistema se alimentó de esto y aumentó en número de jugadores. Por su primer aniversario de operaciones, Ualá había llegado a las 400.000 tarjetas emitido con un proceso de aprobación de sólo 48 horas.

Ualá tiene más de 5 millones de usuarios en la región

Ualá tiene más de 5 millones de usuarios en la región

Pero su el año de ruptura real fue 2019. En junio incorporó la unidad de préstamo con la posibilidad de solicitar hasta $100,000 y devolverlos en 6, 12, 18 y 24 cuotas.

Poco después alcanzó los $20 millones en créditos otorgados. Dos meses después anunció que el CVU ya estaba disponible en la app. Esto permite enviar y recibir transferencias por parte de instituciones bancarias y no bancarias. “Apostamos por un mercado más libre”, dijo Barbieri.

En 2021 lanzó la opción de energía invertir a través de la aplicación en un bajo riesgo del Grupo SBS. Según la empresa, superó los 1,8 millones de usuarios clientes. A su vez, la firma incorporó a su cartera de productos un Tarjeta Uala con el que estas firmando alianzas con empresas para aplicar descuentos en las compras.

Ese mismo año lanzó Ualá Bis, un sistema de cobro para competir con la oferta de Mercado Pago comisiones más bajas y acreditación instantánea a las tiendas. En agosto, Barbieri anunció la serie D de la fintech por US$350 millones, elevando su valoración a 2450 millones de dólares para adquirir el estatus de unicornio. Esta vez vendría de la mano de dos pesos pesados ​​de la industria tecnológica: SoftBank y Tencent.

Además, en 2022, el Banco Central autorizó la compra de Wilobankel primer banco digital de Argentina y creado por Eduardo Eurnekian, con el que Ualá podría ofrecer servicios cruzados y aumentar su cartera de servicios financieros.

Actualmente Ualá tiene 1.500 colaboradores de 17 nacionalidades. «Lo mejor está por venir“, repite Barbieri, sin dar muchas más definiciones de “presión” desde el departamento de Marketing. Una muleta que suele repetir en su frecuente uso de Twitter.

.

Palabras clave de esta nota:
#plan #para #tener #millones #usuarios #una #sede #futurista
Fuente: iproup.com