el póker del pibe que siempre se lleva la pelota y no encuentra su techo / Fútbol

Julian de nuevo. Sí, Julián Álvarez, la gran figura de River. La estrella del campeonato. El máximo goleador del torneo. El niño se pregunta. El 9 de oro. Hace menos de un mes, contra San Lorenzo, había hecho un triplete por primera vez. Este domingo se superó a sí mismo para seguir batiendo récords. Hizo cuatro goles en un mismo partido. Póker. La Junta lo sufrió. Es el superhéroe de River.

«Me doy cuenta de lo que le estoy dando al equipo y mis compañeros me lo hacen saber, pero tanto ellos como yo entrenamos y trabajamos juntos para ayudar al equipo y asegurarnos de obtener los resultados», admitió Álvarez, tras finalizar otro encuentro en el que estuvo figura y goleador. De todos modos, el cordobés continúa con los pies en el suelo. “Personalmente estoy feliz. Siempre es lindo marcar goles y más como delantero hacer goles, ya sea uno o dos, tres o cuatro, lo que sea, lo importante es ayudar al equipo ”, dijo.

Los cuatro goles que marcó ante el Patronato lo convirtieron en el máximo goleador del campeonato y lo colocaron los grandes goleadores del ciclo Marcelo Gallardo. Por si fuera poco, estos cuatro goles sirvieron para arrollar al Patronato, al que River goleó 5-0 para dar un paso más hacia el título.

Álvarez fue clave para River en este torneo. Tanto es así que, si River termina dando la vuelta a los Juegos Olímpicos, seguramente será recordado como el gran campeonato de Julián y se dirá -seguramente- que más de medio título le pertenece.

River aplasta a Patronato y su carrera hacia el título se vuelve imparable

El equipo de Muñeco Gallardo goleó con uno de Palavecino y cuatro de Julián Álvarez. Se necesitan siete para talleres a falta de cinco fechas.


Julian volvió a ser insaciable. Un puro talento para manejar el balón. A máxima velocidad para quitarles campos a los defensores del Patronato. Inteligente para saber cuándo empujar y hacerlo lo suficientemente a fondo como para robarle el balón al portero rival. Y preciso para atrapar los rebotes.

River ya venía ganando 1-0 con gol de Agustín Palavecino antes de que comenzara la zafra de Álvarez. El cordobés se adelantó tras un rebote de Ibáñez para marcar su primer gol de la noche. Luego, corrió como una piraña y tomó el balón del portero del Patronato y lo empujó con el arco a su merced. Posteriormente, aprovechó otro rebote para asentar el balón con tranquilidad y convertir otro bien de «9». Y en la segunda parte entró por el medio del área grande para definir zurdo tras el pase de Carrascal.

Con estos cuatro goles, el chico de Calchín llegó a los 15 en el torneo y es el máximo goleador del torneo, por encima de José Sand y José López (ambos con 11), delanteros de Lanús. Y mucho más: llegó a 31 goles en 90 partidos jugados con la banda roja, superó a Matías Suárez en la tabla de goleadores del ciclo Gallardo e igualó a Nacho Fernández en una lista en la que Rafael le adelanta por ahora. Borré (55), Lucas Alario (41), Scocco (38), Pity Martínez (35) y Mora (34).

Álvarez sigue cumpliendo sueños. Uno después del otro. Está en la mira de los grandes clubes. Y este lunes volverá a incorporarse a la Selección para la doble jornada de Clasificatorios en la que jugará la selección de Scaloni ante Uruguay y Brasil. Además, al igual que con San Lorenzo, volvió a coger el balón. Uno más para el museo de este talentoso joven y goleador.

Fuente: Clarin.com