Es uruguayo, trajo Budweiser a la Argentina y ahora dirige a la segunda cervecera del pas

En 1995 Fernando Sanchs viajó a St. Louis, Missouri. Su objetivo era claro: ir a las oficinas de Anheuser-Busch y conseguir que le dieran la licencia para producir Budweiser en Argentina. De esta forma, la filial local de la chilena CCU podrá competir con el liderazgo de Quilmes. Para el encuentro, desde la cervecería americana llamaron una de sus jóvenes promesas, el uruguayo Julio Freyre, con gran ojo para los números y facilidad para las operaciones de M&A. Luego de una dura negociación, el argentino finalmente salió triunfante y regresó al país con proyecto conjunto y licencia confirmada. Sin embargo, no regresó solo porque pidió que esta prometedora oriental fuera parte del proyecto que iniciaba.

Exactamente 26 años después de esa reunión, en agosto de 2021, Freyre fue elegida para ser la sucesora de Sanchs y así convertirse en el segundo gerente general en la historia de la firma en el país. “Pocas veces tienes la oportunidad de participar en un proyecto desde el primer día, desarrollarlo, cerrarlo y ser quien lo ejecute. Es como pasar de un Power Point a la realidad”, le dice a Apertura.

Estudió la carrera de Administración de Empresas en la Universidad Católica del Uruguay como aficionado. No tenía muy claro hacia dónde quería apuntar y prefería tener un panorama amplio en su formación. “Allí me estaban mostrando las diferentes áreas que componen una organización y me di cuenta que la mía estaba orientada hacia la parte financiera. Estaba interesado en finanzas corporativas, gestión de efectivo, capital de trabajo«, reflexiona. Aunque, señala, las fusiones y adquisiciones se han convertido en su pericia: «Siempre me ha atraído mucho el análisis y la negociación de proyectos».

Después de recibir Viajó con su esposa para hacer un MBA en la Universidad de Saint Joseph en Filadelfia. Y a través de esta docencia, además del contacto de un consultor con el que había hecho unas prácticas, llegó su llegada a Anheuser-Busch, creador del rey de las cervezas. «Estuve en el momento y en el lugar correctos. Tenían un plan de crecimiento internacional con un fuerte enfoque en Latinoamérica y Sudamérica y mi perfil les resultaba atractivo porque tenía el bagaje cultural y lingüístico de los países en los que estaban interesados en. Al mismo tiempo, yo había concentrado mi MBA en la parte financiera y todos esos eran procesos de M&A, por lo que todo encajaba a la perfección”, asegura.

Ingresó al área de Planificación Corporativa a través del programa de desarrollo ejecutivo en 1993. Desde allí participó en varios proyectos internacionales, en España. Francia, Taiwán y China. Pero, dice Freyre, «las raíces estaban empezando a arrancar» y ningún plan para el mercado sudamericano había llegado aún a su escritorio. Es por eso se emocionó cuando sus jefes lo incluyeron en el equipo para negociar con la firma chilena de bebidas.

En 1996 se traslada a Argentina para ocupar el cargo de Gerente de Planificación y Control de Gestión como representante de AB en la empresa local. “La relación fue natural. AB tenía una participación minoritaria en la empresa y no tenía derecho a nombrar ejecutivos para el equipo de CCU Argentina. Llegué a trabajar invitado por ellos y eso me facilitó mucho las cosas”, dice. En 2003 dejó formalmente las filas de la cervecera estadounidense y se incorporó a la empresa argentina. Sanchs permaneció a cargo de la operación hasta 2021 cuando renunció a su silla y Freyre lo reemplazó. «Ser parte del riñón me ayudó. Al principio me costó asumir una posición de liderazgo sobre un equipo de trabajo que, hasta hace unos días, eran mis compañeros.. Los primeros dos meses me costó hacer ese ajuste pero lo pude resolver bien y rápido porque es un cambio importante en el rol y en la relación con cada uno”, detalla.

Con este nuevo cargo, el ejecutivo uruguayo debía ampliar su visión más allá de su especialidad financiero. Antes de asumir el cargo, se centró en áreas en las que no había tenido una experiencia tan directa, como Marketing y Ventas. “Me costó un poco más Marketing que es lo más suave y la más ajena a mi experiencia. Oh la clave es tener un buen equipo que te apoye, lo otro pasa naturalmente porque todo eso se aprende«, respuesta.

A la hora de tomar decisiones, su mesita también juega un papel protagonista. “Sobre todo me gusta hablar y discutir las decisiones importantes. Pero discutirlas en profundidad, a veces acaloradamente. Al final del día soy consciente de que la decisión y la responsabilidad final es mía, pero trato de llegar a decisiones consensuadas y la mayoría de las veces lo conseguimos», dice. ¿Cuál es la clave para Freyre? Deshazte de la urgencia. “Trato de no dejarme apurar por el contexto y tomarme mi tiempo. Puede ser de un día para otro, pero prefiero tener mi tiempo de tranquilidad para poner los riesgos en la balanza. Lo más difícil, a veces, es ser capaz de encontrar ese equilibrio entre lo urgente y lo importante, y concluye: «Hay que parar, mirar adelante y ver si la decisión que estás tomando, quizás, te soluciona un tema a corto plazo pero te lo complica a la larga». el mediano o largo plazo”.

Por su personalidad, dice, le gusta planificar con anticipación y tener bien estructurada toda su agenda para la semana. «Todos los que trabajamos, independientemente de la posición, estamos sobrecargados en nuestros horarios. Tómatelo con calma», dice ella. «Trato de que las reuniones sean breves, que no se prolonguen demasiado. Llega un momento en que es muy difícil concentrarse en algo que dura demasiado».

En abril de este año Freyre tuvo dos grandes anuncios para la empresa. Por un lado, confirmó la segunda fase de la ampliación de la planta de Lujn, que demandará una inversión de $2.700 millones. “Necesitamos tenerlo listo y operativo antes de la temporada -advierte- porque de lo contrario tendremos problemas para atender la demanda en septiembre-octubre”.

Asimismo, confirmó el ingreso de la empresa con participación minoritaria en Aguas Danone (propietaria de Villa del Sur, Levit y Villavicencio), marcando el ingreso de CCU Argentina al negocio de bebidas no alcohólicas. “Es un muy buen punto de partida. Estábamos buscando una empresa con masa crítica y fuerza de marca y la encontramos. Ahora la idea es seguir construyendo sobre esta categoría y ver si hay oportunidades para seguir incorporando otros productos no alcohólicos o segmentos», determinó.

El texto original de este artículo fue publicado en el número 341 de la revista Apertura

Palabras clave de esta nota:
#uruguayo #trajo #Budweiser #Argentina #ahora #dirige #segunda #cervecera #del #pas
Fuente: cronista.com