«Estaba drogado y me la mandé», dijo el femicida que intentó descuartizar y enterrar el cuerpo de su pareja en San Justo /Titulares de Policiales

El imputado por apuñalar y disparar a su pareja en una casa de San Justo admitió este lunes ante el tribunal que cometió el feminicidio, aunque dijo que sí. bajo la influencia de las drogas. Mientras tanto, dos compañeros de trabajo revelaron que les pidieron ayuda para deshacerse del cuerpo Por qué «No quería ir a la cárcel».

«Estaba drogado y me lo envié«. Esa fue la frase que el feminicidio Norberto Rodríguez, De 45 años, utilizado en la corte para justificar el brutal asesinato de su pareja: Liliana Beatriz Lezcano, 50 años.

El principal imputado del feminicidio declaró al mediodía ante el fiscal Federico Medone, de la Unidad de Instrucción Funcional (UFI) Homicidio Temático del Departamento Judicial de La Matanza.

Norberto Rodríguez, el feminicidio de San Justo que el lunes admitió el brutal asesinato de su pareja. Foto: Twitter @EmmaDalbe

Así, el imputado reconoció el hecho. Rodríguez aseguró que «Estaba drogado«, como le dijo a una colega llamada Florencia, a quien llamó antes de ser detenido por la policía.

Florencia declaró ante el tribunal que Rodríguez la había llamado para pedir su ayuda «desmembrar y enterrar«el cuerpo de tu pareja.

Esta mañana, una compañera de trabajo de Rodríguez informó en diferentes medios que alrededor de las 6:30 am del domingo, el imputado la llamó insistentemente y que cuando finalmente contestó el teléfono, le dijo: «Tengo un muerto en mi casa«

Entre líneas de esa conversación, Florencia explica que el feminicidio le había dicho: “Bebimos cerveza (con nuestra pareja), tomamos pastillas, tomamos cocaína y fumamos porros. Me fui a la cama y cuando me levanté, ‘Lili’ estaba muerta «.

Florencia recordó que, en la conversación, Rodríguez le pidió «ayuda» porque «no quería ir a la cárcel». E insistió en que «la mujer se suicidó».

Después de escuchar de Rodríguez que iba a «cortarte enterrar“Florencia dijo que le pidió que esperara y llamó a un delegado de La Matanza para enviará una patrulla a la casa de su socio (en la calle Thames 3800, en el barrio de Villa Constructora), con quien trabajaba en una cooperativa de limpieza.

La mujer agregó que cuando colgó el teléfono recibió una llamada de otro compañero de trabajo: José Luis, quien le dijo que minutos antes también había recibido una llamada similar de Rodríguez.

Florencia dijo a los medios que José Luis logró ir a la casa del feminicidio, antes de la llegada de la policía, y que también pidió su ayuda: ”Ahora te callarás y no dirás nada «, le dijo el acusado a su amigo, luego de lo cual le pidió que lo ayudara a «desmembrar el cuerpo», dijo el testigo.

Agentes del 1er pelotón. de La Matanza se mudaron a la casa. Y cuando llegaron al lugar, encontraron a Lezcano muerto, en un charco de sangre en su habitación, y detuvieron a Rodríguez.

Homicidio agravado por la fianza

Tras su investigación, el hombre fue acusado formalmente de «homicidio agravado por la relación y por haber sido cometido en el contexto de violencia de género», lo que considera como sanción. cadena perpetua.

Resultó que no había habido denuncias previas de la víctima contra Rodríguez y se agregó que, con base en el resultado preliminar de la autopsia, se estableció que Lezcano fue asesinado por dos disparos: uno en el pecho a la altura del corazón y el otro en la pierna izquierda.

También se detalló que el cuerpo de la mujer presentaba numerosas puñaladas de cuchillo, así como algunos cortes en las extremidades que indican que el agresor intentó desmembrarla.

Los discursos de Florencia y José Luis se registraron inicialmente en un informe policial y luego se incorporaron al caso como prueba, según declararon ante la fiscal Medone.

Con información de Télam

En los últimos diez años, en Argentina, ha habido un promedio de un feminicidio cada 30 horas. Según el último informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante 2020 se registraron 287 muertes: 251 por feminicidio directo y 36 por feminicidio vinculado. La mayoría de los asesinatos tienen lugar en los hogares de las víctimas y son cometidos por parejas o ex. Si tiene una pregunta o una emergencia, llame al 144.

donde llamar