imputan a uno de los acusados y liberan a su pareja /Titulares de Policiales

Un conductor acusado de asesinar a una mujer de 46 años luego de atropellarla y agredirla con un hacha en el borde de la Carretera Nacional 7 en la ciudad de Uspallata en Mendoza fue imputado por el delito.

Se trata de Fernando Figueroa (43), a quien la fiscal del caso, Andrea Lazo, denunció el delito de «homicidio simple en un enfrentamiento real» en perjuicio de Adela Rodríguez, quien fue agredida junto a su novio, quien sufrió graves heridas. .

Fuentes judiciales informadas Telam que el Ministerio Público ordenó que el acompañante del sospechoso, quien lo acompañó durante el evento, sea puesto en libertad porque su testimonio coincidió con la prueba obtenida durante la investigación. Por el momento, era descartó su participación secundaria en el crimen.

Adela Rodríguez, víctima fatal del atentado. (Los Andes)

Todo empezó el jueves, cuando las dos parejas fueron a la comiendo un asado en la alta montaña y en ese encuentro también compartieron bebidas alcohólicas.

Después de varias horas, ya el viernes por la mañana, las cuatro personas decidieron regresar a bordo del automóvil Renault Scenic conducido por Figueroa. A su lado estaba su acompañante y en los asientos traseros estaban Rodríguez y su novio Cristian Ivars (45).

Los investigadores establecieron que en un momento durante el viaje, hubo un discusión dentro del vehículo de Figueroa con Rodríguez y su pareja, motivados por la forma en que conducen o por quién debe hacerlo.

La pelea provocó que Rodríguez y su novio salieran del auto por el arcén de la carretera 7. En ese momento, según fuentes del caso, Figueroa aceleró y atropelló a los dos. Luego escapó.

Sin embargo, después de unos kilómetros se dio la vuelta y regresó al lugar, salió del vehículo con un hacha y los atacó. El objetivo era asegurarse de que estuvieran muertos.

Como resultado del ataque, Rodríguez sufrió heridas en la cabeza que resultaron en su muerte en el acto. Ivars resultó herido y luego fue encontrado a un costado de la carretera después de que un conductor de camión notificara a la línea de emergencia 911.

Tras el atentado, el conductor huyó y horas después en una comisaría, en la Ruta 52, frente al barrio Las Bóvedas, la Policía detectó el parabrisas roto después de un presunto accidente.

Al analizar el lugar del atentado, los investigadores creyeron que se trataba de un feminicidio seguido de un intento de suicidio. Sin embargo, la detención de Figueroa y la historia de su compañero provocaron un giro inesperado en el caso.

LM

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa
Fuente: www.clarin.com
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-04-21 00:38:32

Deja un comentario