Incertidumbre sobre el futuro del puerto porteño /Titulares de Negocios

Hutchinson Ports, operador de la terminal 5, su contrato se rescinde pero un fallo judicial abre una pregunta sobre la medida del gobierno

Desde este sábado 14 de mayo, la actividad en el puerto de Buenos Aires podría entrar en un campo de incertidumbre por la posible salida de uno de los tres grupos que reparten la concesión de las áreas operativas de la terminal marítima portuaria.

Desde este día, Bactssa, cuyo principal accionista es Hutchinson Port, deberá dejar de operar la Terminal 5, siempre que se tengan en cuenta los argumentos de la Autoridad Portuaria General (AGP), que incluye que el grupo debe rescindir su contrato.

La organización que preside José Beni sostiene que la duración del contrato ha expirado porque la concesionaria había obtenido una segunda licitación en 2015, y también había obtenido una prórroga (prevista en el contrato) que no tiene más plazos para prorrogar.

Contrariamente a la interpretación que se hace de Bactssa, los otros dos operadores del puerto de Buenos Aires aún tienen un año de concesión.

Se trata de Terminales Río de la Plata (TRP), que controla las zonas 1, 2 y 3 y Dubai Ports Word (Emiratos Árabes Unidos) como accionistas, y el grupo local Román. Y la empresa APM, operada por Maersk y encargada de la Terminal 4 (T4).

De hecho, la AGP firmó un convenio con los dos grupos para hacerse cargo de las operaciones que se espera que salga de Bactssa y de algunos de los 800 trabajadores que permanecerían en las calles con el cierre de la Terminal 5.

Sin embargo, la concesionaria luchó por su continuidad, enfrentó acciones legales contra el estado en un intento de asegurar un fallo favorable a su posición de que se les permitiría continuar con su negocio hasta el mismo período en que expirarán las otras dos concesiones.

Es decir, hasta el 15 de mayo de 2022, cuando el gobierno debió finalizar el llamado a licitación de las concesiones que otorgarán el control del puerto a dos grupos y no a tres, como las propias autoridades, incluso lo habían previsto.

Es por ello que el escenario no es tan claro como lo apoyan desde la AGP, ya que la mayoría de los sindicatos portuarios también rechazan la salida de Bactssa y advierten que el acuerdo entre las otras dos terminales y el gobierno para el personal no impedirá el despido. de cientos de trabajadores.

A esta movilización sindical se suma una reciente decisión judicial que, en cierto modo, apoya la posición de las concesionarias de la Terminal 5 y que acaba de ser informada por la Sala IV del Tribunal Administrativo Federal en el caso CAF 12823/2020. Buenos Aires Container Terminal Services SA c / En-M Transporte de la Nación y otros bajo contrato administrativo.

La decisión anula una decisión anterior según la cual el grupo había denunciado «actuaciones ilegítimas e irregulares así como una serie de incumplimientos» sufridos por la AGP y el Ministerio de Transportes de la Nación, en el marco de su contrato de concesión.

Por estas anomalías y los perjuicios que -según alegó- resultarían de tal trámite, solicitó que se permita la continuidad del contrato hasta el 31 de mayo de 2022, «como se ha otorgado a las demás terminales portuarias».

En este marco procesal, y tras la ocurrencia de diversos «hechos nuevos» que consideró demostrativos de las irregularidades señaladas, la Sala asegura que «Bactssa amplió su solicitud inicial y exigió el otorgamiento de una medida provisional que ordenó a la AGP suspender la celebración del inventario y verificación del estado de obra en los términos del artículo 68.3 de las Condiciones Generales de Licitación y de las Condiciones Generales de Licitación N ° 24/15 de la referida concesión de la Terminal N ° 5, y del inciso b, del contrato de prórroga de la duración del contrato «.

Asimismo, solicitó a la entidad que se abstenga de imponer “cualquier medida y / o sanción estipulada en el contrato de concesión o en el respectivo pliego de condiciones o normativa específica, por la mencionada suspensión del inventario y de la verificación de las obras”.

Según la Cámara el tribunal ignoró injustificadamente los argumentos que había declarado que las otras terminales tenían la obligación legal de mantener operativo el puerto de Buenos Aires; que en su resolución 120/2020 -que aprobó la prórroga de la duración de la concesión de los demás operadores-, el Ministerio de Transportes había reconocido la necesidad de mantener las condiciones operativas de todos los muelles portuarios, hasta la conclusión de la nueva convocatoria. para procedimiento de licitación. Además, que las prórrogas otorgadas a TRP y a la Terminal 4 no eran equiparables a la prórroga de la duración que les había sido otorgada, «ya que esta última era una opción expresamente prevista en el contrato de concesión, mientras que las – esto constituía un extraordinario ampliación en cuanto a la normativa contractual vigente del Estado nacional «; …

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa

Fuente: www.iprofesional.com
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-05-14 19:00:00