Investigan si uno de los detenidos era el «contacto» para la compra y venta de dólares con el contador asesinado en Paraná /Titulares de Policiales

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Luego de un día ajetreado, se investigó a los cuatro detenidos por el crimen de Gonzalo Calleja (29) en Paraná. Solo Alberto Enrique Osuna (34) lo declaró, mientras que Ezequiel David Morato (24), Ramiro Daniel Colman (23) e Iván Elías Garay (28) hicieron uso de su derecho y se negaron.

A la espera de la reanudación de la audiencia del Tribunal de Garantías, en la que resolverá la solicitud de prisión preventiva, los investigadores continúan recopilando información para fortalecer la fiscalía.

La citación del miércoles tuvo que ser suspendida porque Osuna afirmó haber sido diagnosticado con coronavirus el 15 de julio, cuatro días antes de su arresto. Ante la falta de información de todas las partes sobre su estado de salud, tuvieron que acudir a una sala temporal para definir los correspondientes protocolos de salud en medio de la pandemia.

Lo cierto es que finalmente se enteraron de que ya había cumplido su período contagioso porque sus síntomas comenzaron el 8 de julio. Sin embargo, como la hipótesis de la fiscalía indica que fueron los cuatro los que estuvieron involucrados en el crimen de Calleja, cometido el 14 de julio, decidieron probarlos por sospecha de contacto cercano.

A la derecha, en rojo, Osuna, el detenido que dijo que no había despedido a Covid y que hubo que aplazar la audiencia. Así declaró. Foto: Telam

Por el momento, están esperando los resultados de los hisopos y la audiencia ha sido reprogramada para las 7 pm del jueves. En este caso, el fiscal Santiago Alfieri presentará las pruebas para solicitar detenciones preventivas.

Entre ese material estarían los resultados de las pruebas telefónicas y más de 70 cámaras de seguridad que guiaron a los investigadores hasta los imputados.

Otros Titulares recientes:  Declararon inimputable al hombre que apuñaló y mató a un pasajero en un colectivo de la línea 152 /Titulares de Policiales

Según todas las apariencias, Morato sería el contacto de Calleja para la compra de dólares. El joven contable trabajaba en una empresa constructora ubicada en el centro de Paraná. Era común que, como ingreso extra, realizar transacciones en moneda extranjera no registradas.

La hipótesis del crimen indica que esta no fue la primera vez que la víctima coordinó reuniones con Morato y que, en las últimas semanas, realizaron varios operativos.

Ramiro Colman, otro de los detenidos por el delito de contable en Paraná.  Foto: Telam

Ramiro Colman, otro de los detenidos por el delito de contable en Paraná. Foto: Telam

Con esa excusa, presumiblemente, le habrían tendido una emboscada.

Después de la cuarta pausa en la audiencia del miércoles, el abogado Alfieri recibió el testimonio de investigación de los cuatro acusados. Solo Osuna decidió testificar. Fuentes fiscales confirmaron a la Clarín Qué «Afirmó que no estaba involucrado en el hecho» y negó haber participado en el crimen.

Como coartada, indicó que estaba realizando el producto de aislamiento de su diagnóstico de Covid 19 y entregó un teléfono celular para que lo examinaran. También dijo que tenía cámaras de vigilancia en casa y que podía demostrar que no salió de la casa el día del crimen.

Todos estos elementos – confirmaron – están siendo analizados por los investigadores.

Los cuatro tienen antecedentes. Por diferentes razones. Osuna cumplió condena en un juicio por tráfico de drogas y robo. Garay está acusado de robo a una gasolinera en Paraná, de la que sacó un millón de pesos.

Ezequiel Morato, el sospechoso de haber tenido contacto previo con la víctima.  Foto: Telam

Ezequiel Morato, el sospechoso de haber tenido contacto previo con la víctima. Foto: Telam

Fuentes de la investigación indicaron que, además, cuentan con antecedentes médicos de tentativa de homicidio, uso abusivo de armas y privación ilegal de libertad.

Otros Titulares recientes:  "Los amores difíciles", el libro que Alberto Fernández le adjudicó a Bukowski pero escribió Italo Calvino /Titulares de Política

La policía, que los buscó por el movimiento de autos identificados por cámaras de vigilancia, especula que se trata de un grupo de «escrutadores», que ingresan a predios baldíos para cometer robos. Esta vez apuntaron a Calleja y el robo terminó en crimen.

el caso

Gonzalo Calleja había desaparecido el miércoles 14 de julio, luego de dejar su trabajo en una empresa para realizar una transacción por 6.000 dólares en uno de los barrios más «conflictivos» de la ciudad de Paraná, donde la noticia de reajustes de cuentas, golpeó en el contexto. de las causas de las drogas y las lesiones en medio de las luchas de las pandillas.

Sus amigos notaron su ausencia luego de que se perdiera un partido para ver a River jugar por la Copa Libertadores contra Argentinos Juniors. Tampoco fue con otro amigo, con quien acordó ir al gimnasio alrededor de los 18 años.

Garay, otro de los detenidos, se negó a testificar.  Foto: Telam

Garay, otro de los detenidos, se negó a testificar. Foto: Telam

¿Qué sucedió entre esa hora del miércoles y el jueves por la tarde, cuando El cuerpo de Calleja fue encontrado en la maleza de un campo de trigo en las calles Báez y Montiel. Fue detectado por dos personas que ocasionalmente pasaban por ese lugar, ubicado a unos 8 kilómetros de donde encontraron su automóvil.

Calleja era contador, jugaba baloncesto en el Clube Echagüe y formaba parte de una conocida familia de la ciudad. Fue despedido este fin de semana en el cementerio de Paraná.

GL

Palabras clave de esta nota:
#Investigan #uno #los #detenidos #era #contacto #para #compra #venta #dólares #con #contador #asesinado #Paraná
Fuente: clarin.com