Israel prevé una semana de ataques en Gaza en una nueva escalada de violencia con la Yihad Islámica

Operación de una semana en la Franja de Gaza. Foto: Xinhua. El ejército israelí declaró este sábado que espera que su operación dure «una semana» en la Franja de Gaza, tras nuevos ataques contra la …

Operación de una semana en la Franja de Gaza. Foto: Xinhua.

El ejército israelí declaró este sábado que espera que su operación dure «una semana» en la Franja de Gaza, tras nuevos ataques contra la organización Yihad Islámica que respondió con lanzamiento de cohetesen la escalada de violencia más grave en el enclave palestino desde la guerra de mayo del año pasado.

Un portavoz militar dijo que el ejército «se está preparando para una operación de una semana» y «actualmente no está celebrando negociaciones para un alto el fuego», tras los informes de que Egipto está tratando de mediar para calmar la situación.

A las 11:30 hora local (3:30 hora argentina), Gaza parecía un pueblo fantasma, con sus calles vacías y comercios cerrados, según la agencia de noticias AFP.

Las alertas de cohetes continuaron sonando en las ciudades israelíes adyacentes al enclave palestino bajo bloqueo israelí.

Mientras tanto, las alertas de cohetes continuaron sonando en las ciudades israelíes adyacentes al enclave palestino bajo bloqueo israelí. Pero hasta el momento, los disparos desde Gaza no han dejado víctimas ni daños, según el ejército.

En cambio, la única central eléctrica en la Franja de Gaza tuvo que cerrar por falta de combustible, lo que «agravará la situación humanitaria», según la compañía eléctrica.

Israel cerró los cruces de mercancías y personas con el enclave palestino el pasado martes por temor a represalias tras detener a un líder de la Yihad Islámica. Los cierres redujeron las entregas de combustible necesarias para alimentar la planta.

El ejército israelí ha estado bombardeando el territorio desde el viernes y afirma que sus ataques están dirigidos a los sitios de fabricación de armas de la Yihad Islámica.un grupo alineado con el movimiento islamista gobernante Hamas, pero que a menudo actúa de forma independiente.

Uno de los líderes de la organización, Tayseer al Jabari ‘Abu Mahmud’, murió en estos ataques. En represalia, el brazo armado de la Yihad Islámica disparó más de 100 cohetes contra Israel, alegando que era una «respuesta inicial».

Además, 15 combatientes de esta organización fueron asesinados, según el ejército israelí.

Las autoridades de Gaza indicaron, por su parte, que los ataques ya han dejado 12 muertos, entre ellos una niña de cinco años, y 80 heridos.

Según Mohamed Abu Salameh, director del principal hospital de Gaza, los médicos se enfrentan a una «grave escasez de suministros médicos».

En las últimas horas, las fuerzas israelíes también han detenido a 19 miembros de la Yihad Islámica en Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde 1967.

La ofensiva israelí llega tras la detención el lunes en esa zona de un líder del grupo, Basem Saadi.

Es el peor enfrentamiento entre Israel y las organizaciones armadas en Gaza desde la guerra de los once días en mayo de 2021, que dejó 260 muertos en el lado palestino, incluidos combatientes, y 14 muertos en Israel, incluido un soldado, según las autoridades locales.

La ofensiva israelí se produce tras la detención el lunes de un líder del grupo, Basem Saadi

Egipto, histórico mediador entre Israel y los grupos armados de Gaza, busca intervenir en el conflicto y podría recibir este sábado a una delegación de la Yihad Islámica.

Sin embargo, la Yihad Islámica descartó un alto el fuego y dijo que se estaba «centrando en el terreno». La organización acusa a Israel de haber «desatado una guerra».

“El enemigo sionista inició esta agresión y debe prepararse para que luchemos sin descanso”, dijo el secretario general de la organización a la televisión libanesa Al-Mayadeen desde Teherán.

El alto funcionario israelí acusa al grupo armado de ser «un representante de Irán que busca destruir el Estado de Israel y matar a israelíes inocentes».

En un comunicado, la Liga Árabe denunció «la feroz agresión israelí» mientras que Jordania subrayó «la importancia de poner fin» a esta «agresión».

Desde 2007, Israel impone un estricto bloqueo a la Franja de Gaza, un enclave de 362 km2 en el que viven 2,3 millones de habitantes, con altos niveles de desempleo y pobreza.

Con información de Telam y otras fuentes de noticias.

Operación de una semana en la Franja de Gaza. Foto: Xinhua.

El ejército israelí declaró este sábado que espera que su operación dure «una semana» en la Franja de Gaza, tras nuevos ataques contra la organización Yihad Islámica que respondió con lanzamiento de cohetesen la escalada de violencia más grave en el enclave palestino desde la guerra de mayo del año pasado.

Un portavoz militar dijo que el ejército «se está preparando para una operación de una semana» y «actualmente no está celebrando negociaciones para un alto el fuego», tras los informes de que Egipto está tratando de mediar para calmar la situación.

A las 11:30 hora local (3:30 hora argentina), Gaza parecía un pueblo fantasma, con sus calles vacías y comercios cerrados, según la agencia de noticias AFP.

Las alertas de cohetes continuaron sonando en las ciudades israelíes adyacentes al enclave palestino bajo bloqueo israelí.

Mientras tanto, las alertas de cohetes continuaron sonando en las ciudades israelíes adyacentes al enclave palestino bajo bloqueo israelí. Pero hasta el momento, los disparos desde Gaza no han dejado víctimas ni daños, según el ejército.

En cambio, la única central eléctrica en la Franja de Gaza tuvo que cerrar por falta de combustible, lo que «agravará la situación humanitaria», según la compañía eléctrica.

Israel cerró los cruces de mercancías y personas con el enclave palestino el pasado martes por temor a represalias tras detener a un líder de la Yihad Islámica. Los cierres redujeron las entregas de combustible necesarias para alimentar la planta.

El ejército israelí ha estado bombardeando el territorio desde el viernes y afirma que sus ataques están dirigidos a los sitios de fabricación de armas de la Yihad Islámica.un grupo alineado con el movimiento islamista gobernante Hamas, pero que a menudo actúa de forma independiente.

Uno de los líderes de la organización, Tayseer al Jabari ‘Abu Mahmud’, murió en estos ataques. En represalia, el brazo armado de la Yihad Islámica disparó más de 100 cohetes contra Israel, alegando que era una «respuesta inicial».

Además, 15 combatientes de esta organización fueron asesinados, según el ejército israelí.

Las autoridades de Gaza indicaron, por su parte, que los ataques ya han dejado 12 muertos, entre ellos una niña de cinco años, y 80 heridos.

Según Mohamed Abu Salameh, director del principal hospital de Gaza, los médicos se enfrentan a una «grave escasez de suministros médicos».

En las últimas horas, las fuerzas israelíes también han detenido a 19 miembros de la Yihad Islámica en Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde 1967.

La ofensiva israelí llega tras la detención el lunes en esa zona de un líder del grupo, Basem Saadi.

Es el peor enfrentamiento entre Israel y las organizaciones armadas en Gaza desde la guerra de los once días en mayo de 2021, que dejó 260 muertos en el lado palestino, incluidos combatientes, y 14 muertos en Israel, incluido un soldado, según las autoridades locales.

La ofensiva israelí se produce tras la detención el lunes de un líder del grupo, Basem Saadi

Egipto, histórico mediador entre Israel y los grupos armados de Gaza, busca intervenir en el conflicto y podría recibir este sábado a una delegación de la Yihad Islámica.

Sin embargo, la Yihad Islámica descartó un alto el fuego y dijo que se estaba «centrando en el terreno». La organización acusa a Israel de haber «desatado una guerra».

“El enemigo sionista inició esta agresión y debe prepararse para que luchemos sin descanso”, dijo el secretario general de la organización a la televisión libanesa Al-Mayadeen desde Teherán.

El alto funcionario israelí acusa al grupo armado de ser «un representante de Irán que busca destruir el Estado de Israel y matar a israelíes inocentes».

En un comunicado, la Liga Árabe denunció «la feroz agresión israelí» mientras que Jordania subrayó «la importancia de poner fin» a esta «agresión».

Desde 2007, Israel impone un estricto bloqueo a la Franja de Gaza, un enclave de 362 km2 en el que viven 2,3 millones de habitantes, con altos niveles de desempleo y pobreza.

Con información de Telam y otras fuentes de noticias.