Joe Biden recibió otro “saludo fantasma”: quiso saludar dos veces a un funcionario y protagonizó un tenso momento

El presidente de Estados Unidos, Joe BidenTiene varios bloopers en su carrera como primer presidente estadounidense y se agregó un nuevo episodio a la lista. El jefe de Estado ofreció una conferencia de prensa frente a la Casa Blanca bajo los crudos 38°C que enfrentó Washington durante la tarde de este martes.

En el video que fue grabado por las cámaras se puede ver al líder demócrata Chuck Schumer saludar uno por uno a los oficiales detrás de él, incluyendo Biden. Sin embargo, el mandatario no se percató de que su colega partidario ya lo había saludado, por lo que le tendió la mano y fue nuevamente saludado por un “fantasma”.

Las imágenes rápidamente se viralizaron en las redes sociales y muchos usuarios destacaron las desorientaciones casi diarias de Joe Biden. Incluso quienes vieron el video completo destacaron que el hombre de 79 años tuvo problemas para ponerse una chaqueta durante su descenso del barco. Por último, un detalle que no pasó desapercibido fueron las gafas que se le cayeron encima en medio de la pista.

Una joven conoció a un hombre a través de las redes, viajó para verlo y terminó muerta: «Ella lo amaba»

Una joven de 19 años conoció a un hombre en Tinder, viajó para encontrarse con él y terminó golpeándola hasta matarla.

Meses atrás, en la Universidad Estatal Técnica y Agrícola de Carolina del Norte, Biden tuvo un evento similar en el que, dando un discurso a sus socios políticos en Greensboro, se desorientó en el escenario. En el momento de los aplausos, extendió la mano para saludar a un «fantasma», pero nadie la tomó. Entonces, quiso dejar el podio, pero no pudo ver a tiempo el lugar por donde había entrado.

Los incómodos segundos del presidente norteamericano no cayeron bien dentro del partido demócrata, y los republicanos salieron a tildar de viejo a Biden. El discurso se centró en «esfuerzos para reducir costos, reconstruir cadenas de suministro y sentar las bases para la renovación económica» y promover productos y suministros «Made in America».

«No hay nada para comer», la desgarradora llamada de un bebé desesperadamente hambriento

Miguel Barros, un niño de 11 años de Brasil, conmovió a todos con su historia. Tiene seis hermanos pequeños y la gente comenzó una campaña de donación.

.