La Cumbre del G7 arranca con la promesa de donar mil millones de vacunas contra el coronavirus para los países en problemas /Titulares de Tecnología

Los líderes de las siete naciones más industrializadas del mundo se comprometerán durante su cumbre a compartir al menos Mil millones de vacunas contra el coronavirus con países en problemas alrededor del mundo. La mitad de las dosis provendrá de Estados Unidos y 100 millones más de Gran Bretaña.

El compromiso del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y del primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, preparó este jueves el escenario para la cumbre del G7 en el suroeste de Inglaterra, donde los líderes pasarán directamente este viernes. de los saludos iniciales a una sesión en una mejor reconstrucción después de la pandemia de coronavirus.

«Vamos a ayudar a sacar al mundo de esta pandemia trabajando con nuestros socios globales», dijo Biden, y señaló que el resto de los países del grupo se unirían a Washington para delinear sus compromisos de donación de vacunas. G7 también se compone de Alemania, Canadá, Francia, Italia y Japón.

Los siete poderosos en las playas de Cornualles. Foto: dpa

Los líderes presentes en el resort Carbis Bay también esperan impulsar la economía mundial. Están programados para adoptar formalmente el viernes. un impuesto mínimo global de al menos un 15% a las empresas, respaldando el acuerdo alcanzado la semana pasada en una reunión de sus ministros de finanzas. Esta medida busca evitar que las empresas utilicen los paraísos fiscales y otras herramientas para eludir sus obligaciones tributarias.

Esto representa una potencial victoria para el gobierno de Biden, que propuso un impuesto mínimo global como forma de pagar los proyectos de infraestructura, además de crear una alternativa que podría eliminar las tarifas por servicios digitales en algunos países europeos que afectan principalmente a las firmas empresas de tecnología estadounidenses. .

Boris Johnson y su esposa Carrie Johnson, junto con Joe Biden y Jill Biden en Carbis Bay.  Foto: EFE

Boris Johnson y su esposa Carrie Johnson, junto con Joe Biden y Jill Biden en Carbis Bay. Foto: EFE

Para Johnson, la primera reunión del G7 en dos años _ 2020 se canceló debido a la pandemia _ es una ocasión para presentar su visión de una «Gran Bretaña global» después del Brexit, como una nación de tamaño medio con un papel de liderazgo en la solución de problemas internacionales.

Relación indestructible

Además, es una oportunidad para fortalecer la alianza entre Londres y Washington, a menudo descrita como una «relación especial». Después de una reunión con Biden que ambas partes describieron como un éxito, Johnson señaló que prefiere el término «Relación indestructible».

Oficialmente, la cumbre comienza el viernes con el tradicional saludo formal y una foto familiar, esta vez manteniendo la distancia social. Posteriormente, los líderes se reunirán con la reina Isabel II y otros representantes de la familia real en el Eden Project, un lujoso centro de ecoturismo construido en una antigua cantera.

Oficialmente, la cumbre comienza el viernes con el tradicional saludo formal y una foto familiar.  Foto: AP

Oficialmente, la cumbre comienza el viernes con el tradicional saludo formal y una foto familiar. Foto: AP

Los gobernantes del G7 se han enfrentado a una creciente presión para detallar sus planes de donación de vacunas, especialmente debido a la desigualdad en la distribución de dosis en todo el mundo. Estados Unidos tiene grandes reservas y su demanda interna ha caído considerablemente en las últimas semanas.

Biden explicó que su país donará 500 millones de dosis de vacunas a una lista de países de los que Argentina fue excluida, y anticipó un esfuerzo coordinado del grupo para generalizar y acelerar la vacunación en todas partes. Este compromiso se suma a los 80 millones de dosis que el dirigente dijo que se distribuirían antes de finales de junio.

Johnson, por su parte, señaló que se entregarán los primeros cinco millones de dosis británicas En las próximas semanasy el resto en el próximo año.

«En la cumbre del G7, espero que mis colegas gobernantes hagan compromisos similares para que, juntos, podamos vacunar al mundo a fines del próximo año y reconstruir mejor después del coronavirus», dijo Johnson en un comunicado en el que se refirió el lema de la campaña presidencial de Biden.

Horas antes el jueves, el presidente francés, Emmanuel Macron, celebró el compromiso de Estados Unidos y declaró que Europa debería hacer lo mismo, señalando que su país distribuirá al menos 30 millones de dosis en todo el mundo antes de fin de año.

China y Rusia han compartido vacunas de producción nacional con otros países que las necesitan, a menudo con condiciones ocultas.

Por Zeke Miller, Aamer Madhani y jIll Lawless de Associated Press

ap

Fuente: Clarin.com