La erupción de un volcán en Indonesia provoca casi 2.000 desplazados y eleva el nivel de alerta

Las autoridades indonesias elevaron al máximo este domingo el nivel de alerta de riesgo en las inmediaciones del volcán Semeru, en el sureste de la isla de Java, debido al «aumento de la actividad volcánica» tras la erupción registrada esta mañana, que provocó la evacuación de casi 2.000 personas hasta ahora.

La medida se debe a que «la actividad eruptiva y avalanchas de nubes calientes en el monte Semeru se mantienen muy altas», aumentando el riesgo de nubes de gas y vapor de agua o coladas de lava por las fuertes lluvias que caen en la zona, explicó en una nota. la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres (BNPB).


«Con este aumento de la actividad volcánica, el Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos (PVMBG) elevó el estado del Monte Semeru de ‘Alerta’ a ‘Precaución’, o del nivel III al nivel IV», dijo la Agencia.

Semeru, de 3.676 metros de altura, es uno de los volcanes más activos de Indonesia

La BNPB informó que el Semeru, ubicado en la regencia indonesia de Lumajang, expulsó este domingo una columna de ceniza gris, de intensidad moderada a espesa, que alcanzó 1,5 kilómetros sobre el nivel del cráter desde las 2:46 hora local (GMT+7). ). ).


Un total de 1.979 personas, residentes de 11 áreas alrededor del volcán, han sido desplazadas hasta el momento debido al empeoramiento de las condiciones climáticas y las fuertes lluvias durante el día, lo que provocó que la ceniza comenzara a caer en varias áreas de la localidad. de Lumajang.

Las autoridades indonesias elevaron al máximo el nivel de alerta de riesgo este domingo en las inmediaciones del volcán Semeru

efe

Hasta el momento, no se han registrado víctimas mortales como resultado de la erupción volcánica, agregó la Agencia.

Asimismo, un equipo conjunto conformado por autoridades locales, la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate, voluntarios y otras agencias relevantes “siguen realizando labores de rescate, búsqueda y evacuación”.


Los servicios de emergencia han repartido un total de 10.000 mascarillas de tela, 10.000 mascarillas médicas y 4.000 mascarillas infantiles para reducir el impacto de la ceniza volcánica en la salud de los habitantes, mientras Cruz Roja trabaja para habilitar un comedor público para ayudar a las personas sin hogar

En vídeos difundidos por la BNPB se puede ver un grueso muro de humo y cenizas avanzando por varios pueblos pegados al monte Semeru, así como algunas estructuras dañadas y personas recibiendo ayuda de los socorristas en las calles.

Los equipos de emergencia que vigilan la situación desde tierra han instado a los vecinos a no realizar ninguna actividad en el sureste de la localidad de Besuk Kobokan, a 13 kilómetros de la cima de la montaña y centro de la erupción volcánica.

Horizontal

Semeru, de 3.676 metros de altura, es uno de los volcanes más activos de Indonesia

efe

Asimismo, han pedido alejarse de las riberas de los ríos por el «potencial de verse afectados por la expansión de nubes calientes y coladas de lava hasta una distancia de 17 kilómetros desde la cumbre» y no moverse en un radio de A 5 kilómetros del cráter. por el peligro de que el volcán expulse piedras incandescentes.

El país se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico

La Agencia Meteorológica de Japón dijo que estaba monitoreando la posibilidad de un tsunami después de la erupción del volcán, informó la emisora ​​​​pública japonesa NHK, aunque las autoridades indonesias no han comentado sobre el riesgo potencial de maremotos.


La erupción de Semeru, de 3.676 metros de altura y uno de los volcanes más activos de Indonesia, sembró el terror entre los vecinos de la localidad de Lumajang, provocando que muchos abandonaran sus hogares y huyeran a toda prisa, según varios informes. vídeos compartidos en redes sociales.

Hace un año, una inesperada explosión del volcán provocó la muerte de más de 40 personas y obligó al desplazamiento de unas 5.000 personas, mientras que varias decenas resultaron heridas con quemaduras.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica con unos 120 volcanes activos y que es sacudida por miles de temblores cada año, la mayoría de magnitud leve o moderada.