La gran paradoja del 2024, por Juan M. Hernández Puértolas

La gran paradoja del 2024, por Juan M. Hernández Puértolas

Los 27 largos meses que faltan para las elecciones presidenciales de EE.UU. de noviembre de 2024 son una eternidad, sobre todo en esta impredecible tercera década del siglo XXI, que en poco más de dos años nos ha traído una pandemia, una guerra abierta en Europa y la vuelta a niveles de inflación que algunos países desarrollados no habían visto en 40 años.

Es prácticamente seguro, por tanto, que la política interna estadounidense evolucionará en los próximos meses y años, aunque no es fácil que un elemento obstinado y trascendental cambie de manera significativa: la enorme polarización social y política. En términos estrictamente políticos, la próxima cita son las llamadas elecciones intermedias del 2 de noviembre, donde están en juego las dos cámaras del Congreso -el Senado y la Cámara de Representantes-, ambas en poder del Partido Demócrata, aunque en La Cámara Alta registró un empate, resuelto en su caso a favor de los demócratas por el voto obligatorio del vicepresidente Harris.

Tanto Joe Biden como Donald Trump son candidatos seriamente defectuosos que se dirigen al 2024

Pero, pase lo que pase en estas elecciones parciales, muy poco cambiará lo que se perfila como la gran paradoja de las elecciones presidenciales del 24, a saber, que los republicanos tienen grandes posibilidades de reconquistar la Casa Blanca si el candidato demócrata es el El presidente Biden y no cuentan con el ex presidente Trump. Y, por el contrario, que los demócratas tienen grandes posibilidades de mantener el poder ejecutivo si su candidato no es Joe Biden y el candidato de la oposición es Trump.

Otros Titulares recientes:  EE.UU. HOY EN DÍA

Suena a trabalenguas, pero seguro que hay una forma más clara de expresarlo: tanto el presidente Biden como el expresidente Trump son candidatos con carencias muy graves, aunque de muy distinta índole y, digámoslo clara e inequívocamente, mucho más excusable en el caso del actual inquilino de la Casa Blanca.

Ahora hace precisamente casi un año que las cosas empezaron a torcerse para el presidente Biden, a raíz de la desastrosa retirada de las tropas aliadas de Afganistán en agosto de 2021. Ese episodio, unido al estancamiento en el Congreso de algunas de sus iniciativas más progresistas , el único éxito modesto de las campañas de vacunación contra la covid y el fuerte repunte de la inflación -fenómeno no directamente atribuible al presidente, pero así de dura es la política- llevaron, entre otros motivos, a un descenso espectacular, profundo y duradero de la la popularidad del inquilino de la Casa Blanca.

Otros Titulares recientes:  La NCAA permanece en silencio mientras Indiana aprueba la prohibición casi total del aborto

Trump, escuchando, anteayer, el himno en un torneo de golf

seth wenig

Pero está lejos de ser seguro, o incluso probable, que esta impopularidad se traduzca en un cómodo regreso a la presidencia del expresidente Trump, a quien las audiencias públicas en el Congreso sobre los hechos del 6 de enero de 2021 lo están presentando ya no como un matón animador de las hordas que asaltaron el Capitolio, sino como autor intelectual de un intento de golpe de Estado.

Y es que con independencia de que de estas actuaciones se deriven o no responsabilidades penales, en el Partido Republicano se ven incipientes signos de cansancio respecto a la figura de Trump. ¿Por qué seguir apostando por una personalidad tan controvertida si el gobernador de Florida, Ron DeSantis, o incluso el exvicepresidente Pence, pueden impedir con relativa facilidad la reelección de Biden? Y del lado demócrata, en el que era y sigue siendo un secreto a voces que Biden solo aspiraría a un mandato, no faltarían candidatos -sobre todo candidatas- dispuestas a enfrentarse a Trump si fuera candidato. Dicho esto, una verdadera paradoja.

Otros Titulares recientes:  Al menos un muerto y una decena de heridos, incluidos niños, tras un ataque de artillería ucraniana contra Donetsk - Mundo

Jonathan Fortuna es un periodista latinoamericano con una mirada internacional. Noticias de USA, Europa, Rusia y todo Asia.