la oposición criticó al Gobierno y el kirchnerismo se alineó detrás del nuevo ministro de Economía

Sergio Massa se despidió de la presidencia de la Cámara de Diputados. Emocionado y acompañado de su familia —además de los militantes del Frente Renovador—, el próximo ministro de Economía derramó lágrimas en la reunión de bloque, en la reunión Parlamentaria del Trabajo y se contuvo en el recinto.

Esa emoción duró hasta que comenzaron los discursos y tomó la palabra el principal bloque opositor. Desde Juntos por el Cambio, que ya habían anunciado que iban a abstenerse, decidieron aprovechar los momentos de uso de la palabra mayoritariamente para referirse al gobierno y la situación económica.

La designación de los oradores por parte de Together for Change marcó la pauta. En el caso del PRO, no fue el presidente del bloque, Cristian Ritondo, sino que la presentación quedó en manos del diputado Waldo Wolff, quien enfatizó sus palabras. porque se le designa como uno de los “halcones”.

“No entiendo el clima de algarabía y relanzamiento del Gobierno”, arrancó el legislador pro y cosechó los primeros pitidos desde los balcones. El diputado hizo referencia a leyes que se votaron en el Congreso como el Memorándum con Irán e hizo referencia a los datos económicos de la gestión del Frente de Todos. “Esto es tierra arrasada, no sé por qué tanto alboroto si eres parte de esta gestión. No tenemos nada que celebrar, esperamos que el oficialismo deje de romper la institucionalidad”, enfatizó Wolff en su declaración.

Extendiéndose dentro del tiempo establecido —5 minutos—, que generó quejas de la bancada del Frente de Todos y silbidos de los invitados, Wolff miró a la diputada Cecilia Moreau y señaló: “Le recordamos que usted puso la palabra negligencia para que no traigan las vacunas de Pfizer y que entreguemos los glaciares”. Minutos después, la diputada Graciela Camaño le recordó que su bloque votó a favor del uso de la palabra negligencia.

Entonces, Wolff miró a Massa, que ya estaba en el palco de invitados junto a Wado de Pedro, y le dijo: “Quieren que creamos que eres algo diferente, pero eres parte de este gobierno”. Mientras tanto, Massa lo miró fijamente y asintió en relación a su pertenencia.

Por el bloque UCR habló su presidente, el diputado Mario Negri, quien tiene una vieja relación con el diputado Moreau, a quien conoció desde muy joven. Tras sumar su bloque a la abstención, el legislador reiteró que quedan cuatro meses para terminar el período de esta presidencia en la cámara —que se renueva cada año— y señaló: “Nos van a tener en estos cuatro meses bajo la nueva presidencia, trabajando. Queremos hablar de lo que le pasa a la gente y actuar racionalmente”.

Luego, Negri tomó la línea discursiva de Juntos por el Cambio y dijo: “El bloque opositor tiene derecho a pedirles que no se empujen para reordenarse y buscar certezas. Uno puede caer en la tentación de creer en los rescates o providencias individuales de las personas que llegan. Pero la historia argentina está llena de providencias y los fracasos se han duplicado. No te puedes perder el diagnóstico. Hay que coger el toro por los cuernos (en alusión a la figura de Massa como ministro)”.

Por su parte, Juan Manuel López (Coalición Cívica) pidió “ser muy sobrios con las palabras y recordar que estas jornadas son momentos de enorme relevancia institucional”. Sin embargo, minutos después López arremetió contra el Ejecutivo y dijo: “Tenemos un Presidente con muy poca entidad política y muy poca entidad institucional. Tenemos un Vicepresidente procesado en varios expedientes por haber cometido delitos dolosos graves contra el Estado que conllevaron enriquecimiento. En otras palabras, atacaron el orden democrático”.

Luego hizo referencia a que “en estos días se habló de la Ley de acefalía, de adelantar elecciones”. Esto último generó un fuerte rechazo del bloque del Frente de Todos que respondió a los gritos.

Pero el discurso más disruptivo fue el del presidente del bloque Evolución Radical, Rodrigo de Loredo. Otro de los llamados ‘halcones’ que articuló su discurso como suele hacer cada vez que toma la palabra: parece que va a apoyar pero luego abre el camino a una fuerte crítica al oficialismo.

Así, tras elogiar inicialmente el papel de Massa como presidente de la Cámara de Diputados, señaló su nuevo cargo y le dijo que la única duda que tenía era que no sabía si era «un estadista o un hombre que se iba a apropiar». el Estado”, esas palabras generaron las primeras recriminaciones de la bancada del Frente de Todos en su discurso.

Pero lo más llamativo no fue eso, sino que De Loredo aprovechó sus minutos para pedirle a Massa un «gesto y una prueba» de que no alcanzó el cargo de ministro para ser un «administrador de la decadencia argentina», y de ahí salió. exigió que haga “una renuncia explícita a cualquier aspiración a ser candidato a presidente en 2023″.

“El país necesita un plan de estabilización y confianza y el riesgo de tomar decisiones de corto plazo es grande. Por eso les hago una pregunta, que me parece una propuesta muy concreta: un gesto que la sociedad daría por bueno en esta necesidad de confianza. Sería muy importante, expresidente, que esté dispuesto a renunciar a una pretensión de candidatura para el 2023″, afirmó el legislador durante su intervención.

A esa hora de la tarde, el recinto explotó. Mientras los invitados silbaban desde los balcones, desde el bloque gobernante reían y gritaban. Tanto es así que el propio Massa sonrió con De Pedro (ministro de Gobernación) y Máximo Kirchner (diputado de la FdT) mientras intercambiaban comentarios y bromas sobre los dichos de De Loredo.

emoción y apoyo

Previo a la sesión, los bloques realizaron sus reuniones en las que se definieron las posiciones que tomarían la sede y los ponentes. En el caso del oficialismo, además de proponer el nombramiento de Cecilia Moreau, fue el momento de la salida de Massa del bloque. “Hubo lágrimas de emoción de Sergio (Massa) y Cecilia (Moreau). También palabras de agradecimiento al bloque y del bloque al presidente saliente”, señalaron varios de los diputados oficialistas.

Ese apoyo que los legisladores mostraron a Massa también se vio en la sala y sobre todo por varias de las máximas figuras del kirchnerismo.

Tras la foto de Cristina Kirchner con el próximo ministro de Economía, algo que no sucedió ni con Martín Guzmán ni con Silvina Batakis, el kirchnerismo volvió a mostrarse abiertamente de acuerdo con el líder del Frente Renovador.

Aunque la sesión había comenzado, Máximo Kirchner tomó asiento y siguió con atención el discurso de despedida de Massa. Luego de que terminó su discurso de despedida y se sentó en el palco de invitados, Máximo Kirchner se levantó de su banca y fue directo a saludarlo.

Poco aficionado a las presentaciones públicas con referentes de otros sectores del Frente de Todos, Máximo Kirchner fue el segundo que felicitó y deseó suerte a Massa. Lo hizo a la vista de todos, dejándose fotografiar e incluso intercambiando bromas cuando De Loredo le pidió a Massa que renunciara a una posible candidatura en 2023.

En el mundo de la política, donde los gestos lo son todo, Máximo fue el único diputado del bloque de 118 legisladores que se levantó y saludó al nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura.

La presencia de varios de sus máximos referentes demostró que el kirchnerismo estaba en la columna. Máximo Kirchner fue el segundo en saludarlo mientras que el primero fue el ministro del Interior y hombre de Cristina Kirchner en la Casa Rosada, Eduardo Wado de Pedro. El gesto fue recíproco porque Massa renunció a la presidencia y se colocó al lado del Ministro.

Otra imagen que también mostró que el kirchnerismo y el massimo están hoy en un buen momento fue la presencia en las gradas de varios dirigentes del sector que responde a la Vicepresidencia. Así se pudo apreciar en los balcones del recinto: mezclados entre referentes, militantes e invitados del Frente Renovador, se destacó la presencia de la presidenta del bloque Senado Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio; la vicepresidenta del interbloque Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti; y el senador Mariano Recalde. También estuvieron presentes durante la tarde la titular del PAMI, Luana Volnovich; el alcalde de La Matanza, Fernando Espinoza; la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y uno de los dirigentes de la CGT, el sindicalista Carlos Acuña.

Sergio Massa deja la Cámara de Diputados. Se va con el apoyo del bloque y con una buena relación con una parte de Juntos por el Cambio, algo necesario para la siguiente etapa. Pero, principalmente, aterrizó en el Ejecutivo con el apoyo del kirchnerismo, algo que se reflejó en su destitución del Legislativo.

* Para www.infobae.com

Fuente: diariocordoba.com.ar