Muy asociada en verano a la piscina, la otitis que afecta a quienes practican la natación es una de las afecciones que más se presentan en verano.

Abordada en el tiempo, no genera mayores complicaciones, aunque sí incómoda y nos aleja, precisamente, de la posibilidad de zambullirnos en la piscina, mar, río, lago o estanque para escapar del calor.

La otitis externa es una infección que se origina en la piel del conducto auditivo externo, el cual, después de estar húmedo durante mucho tiempo, se ablanda y pierde su capa protectora, permitiendo que las bacterias ingresen al oído. Los síntomas, fiebre y dolor intenso, aparecen unas horas después de un largo período de tiempo en la piscina. En algunos casos, puede manifestarse previamente con picazón en el canal auditivo.

Otros Titulares recientes:  Insomnio: como solucionarlo "mal sueño" que llega al 30% de los argentinos /Titulares de Salud

Los niños sufren más de esto que los adultos, porque también tienden a pasar más tiempo en el agua.

La enfermedad puede causar dolor, pero también puede afectar la audición de …

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa
Fuente: www.lavoz.com.ar
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2020-01-06 03:10:00

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here