Lectores critican motociata de Bolsonaro en São Paulo – 06/12/2021 – Panel de lectores / Brasil

Bolsonaro y la motocicleta
“Después de motociata, Bolsonaro cita a Dios y los militares, alaba PM-SP y la cloroquina y ataca el aislamiento” (Poder, 6/12). Este sábado no fui a dar una vuelta en moto para no confundirme con esta gente. ¡Fuera, Bolsonaro!
João Francisco dos Santos (Sorocaba, SP)

Gastando nuestro dinero en campañas y gente muriendo. ¿Hasta cuando?
María Rosa Juses (São Paulo-SP)

Dos mil muertos al día, 14 millones de parados, colegios parados, el IBGE sin recursos para el Censo y el presidente ¿qué? Monta en motocicleta y quema dinero público en la operación. Es una mezcla de incompetencia y burla.
Alexander Vicente Christianini (Sorocaba, SP)

Todo lo que toca Bolsonaro se pudre. La camisa amarilla se ha podrido. Las Fuerzas Armadas se han podrido. La fe se ha podrido. El Pantanal y el Amazonas se han podrido. Brasilia se pudrió. Los clubes de motociclistas se pudrieron. Finalmente, una sociedad que se encuentra perdida en una espiral sin fin de odio y fanatismo se pudrirá.
Isabele Haruna Ono Zamaro (Joinville, SC)

Absolutamente vergonzoso e inmoral que un presidente queme el dinero de nuestros impuestos, movilizando la máquina y los funcionarios públicos para hacer la infraestructura del “showmy” narcisista en medio de una pandemia.
Aleksandra Zakartchouk (São Paulo-SP)

Creo que Bolsonaro usó la motocicleta en São Paulo como prueba de su popularidad, incluso entre los agentes de policía. Parecía un completo fracaso. Bolsonaro ya ha comenzado a hacer el ridículo.
Marcos Meszaros (Guarulhos, SP)


Fuerzas Armadas
“La confianza de los brasileños en las Fuerzas Armadas se desploma bajo Bolsonaro, dice encuesta XP / Ipespe” (Mônica Bergamo, Ilustrada, 6/12). Les importa un comino la opinión de la gente. Prefieren las ventajas del poder y el dinero. ¿Por qué un ejército de este tamaño en los tiempos de hoy? Para mantener privilegios y estrellas.
María Looez (São Paulo-SP)

Un país necesitado sin guerra, Brasil no necesita una estructura militar con un bienestar tan grande, caro y masivo. Las Fuerzas Armadas, impulsadas por la ociosidad y la falta de enemigos externos, libran sus batallas en suelo brasileño.
Guilherme Herzog Neto (Río de Janeiro – RJ)

El Ejército sirve solo como una amenaza de golpe y gasto innecesarios. Antes de 2018, estaba construyendo un cierto respeto, pero el camuflaje ocultaba que todavía participan en la política con el mismo entusiasmo que antes. El peligro del totalitarismo en Brasil no es el comunismo, sino el Ejército.
María Lucía Bergami (Lins, SP)

Y la confianza caerá aún más después del episodio de Pazuello, como ya ocurre con la PGR con Aras y con Petrobras y Banco do Brasil. Instituciones muy importantes que optaron por politizar su gestión.
José Walter da Mota Matos (Pouso Alegre, MG)

¿Sirven de algo las Fuerzas Armadas? De 1964 a 1984 el país fue arrasado por una dictadura militar. Recientemente, se entrometieron en las elecciones, poniendo a su líder sindical en el Planalto. Brasil no necesita este grupo.
Adriano Souza (Salvador BA)


Marco Maciel
“Marco Maciel, vicepresidente de la República en los dos mandatos de FHC, muere a los 80 años”. Un político que siempre ha buscado el entendimiento más que el enfrentamiento. En el escenario actual no habría espacio.
Carlos Eduardo Salles (Bertioga, SP)

Era de la arena [Aliança Renovadora Nacional] y apoyó la dictadura militar. Votó en contra de la enmienda Diretas Já, traicionó a Arena y fue el fundador del Frente Liberal, que ayudó a elegir a Tancredo y Sarney (su colega de Arena) en el Colegio Electoral. Es decir, sus creencias eran muy flexibles, según las conveniencias de cada momento.
Ronaldo Luiz Mincato (Campinas, sp)


Elecciones 2022
El sentido común es un producto escaso en nuestro país. Cuando avanzamos en algunas áreas, la gente pronto parece interrumpir el proceso. En «¿Debería Brasil adoptar el voto auditable independiente en las elecciones de 2022?» (Tendencias / Debates, Opinión, 6/12), tengo la opinión de Júlio Valente. Al defender el “no”, sostiene que el modelo ya existe y funciona. Que prevalezca el sentido común.
José Elias Aiex Neto (Foz de Iguazú, PR)


Palmares
“La censura en Palmares muestra lo que pasa cuando se les da el poder a los burros” (Ilustrado, 6/12) No se trata de una persecución de identidad cualquiera, ni del antiintelectualismo como instrumento de poder. Es una ofensa planificada y programada en el curso de una guerra cultural con dos objetivos: educar mal como política y causar vergüenza como cortina de humo.
Alexandre Fonseca Júnior Matos (Niterói, RJ)

Es la ceguera de Saramago volviéndose realidad. Es la creencia ciega en una ideología sostenida por personas con conocimientos limitados y que creen en mentiras para que sus delirios les parezcan reales. Es una ceguera construida por la ignorancia y los prejuicios creados por la ideología conservadora y negadora. Tiempos oscuros.
Adalto Fonseca Junior (Victoria, ES)


América Latina
“El ciclo electoral en América Latina es una nueva vuelta a través de un laberinto implacable” (Demétrio Magnoli, Poder, 6/12). Pedro Castillo no es un genio que convertirá a Perú en una potencia, pero es mucho mejor que Keiko Fujimori. Un paralelo con Brasil en 2018: Haddad no era el sueño de un presidente, pero estaríamos mejor con él.
Hacha Icaro Prado (Bragança Paulista, SP)

Noticia de Brasil