Llega a Las Toninas un nuevo cable submarino de alta velocidad: "El primer paso hacia el metaverso en el país" / Titulares de Tecnología

El cable submarino Malbec, propiedad de GlobeNet, que fue invertida por Meta (antes Facebook), conectó este miércoles 2.500 kilómetros de extensión de una ruta que incluye las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y São Paulo cerca del final de Porto Alegre para Las Toninas (Buenos Aires), ampliando el acceso a internet de alta velocidad en el país para allanar el aterrizaje del «metaverso».

Malbec no es solo la primera inversión de la empresa de Mark Zuckerberg en cables submarinos. Se caracteriza por brindar las mejoras necesarias tanto en capacidad como en confiabilidad de internet para Argentina. Según NERA Economic Consulting el el cable aumentará la penetración de Internet en un 6 por ciento y en Brasil, 3 por ciento.

El punto de aterrizaje del cable fue nuevamente Las Toninas (Buenos Aires), que es operado por la subsidiaria de GlobeNet en Argentina, y se completó luego de tres años de negociaciones y una pandemia Covid-19 que bloqueó todos los intentos por falta de capital humano.

Nombrado en homenaje al vino argentino, este cable submarino duplica la capacidad actual de internet en Argentina. Para ello, utiliza los últimos avances en tecnología de fibra óptica y las últimas innovaciones en repetidores y transpondedores.

Además, el cable permitirá que más personas, empresas y negocios se conecten a una Internet más rápida y confiable.

GlobeNet y Meta (ex Facebook) trajeron el nuevo cable submarino Malbec por barco.

“El Malbec ampliará la red de GlobeNet más de 26.000 km que conectan Argentina con Brasil, el resto de América y los principales puntos de intercambio de Internet (IXs) de Europa, aprovechando tecnología de punta para ofrecer las menores latencias posibles. Este proyecto demuestra el compromiso continuo de GlobeNet con invertir en mejorar la conectividad y los ecosistemas de los centros de datos de América Latina ”, dijo Eduardo Falzoni, CEO de GlobeNet.

En este sentido, la Entidad Nacional de Comunicaciones (ENACOM) aprobó en julio de 2020 la instalación de cables submarinos de fibra óptica con punto de amarre en la localidad de Las Toninas para ampliar el ancho de banda internacional en los servicios de Internet y así atender la demanda actual y futura.

Gracias a esta decisión, fue posible llevar a cabo esta mejora estructural tanto para el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como para el desarrollo de la economía y la industria nacionales.

“Esto fue aprobado por el Directorio de la Entidad por unanimidad porque creemos en la importancia de la llegada de esta iniciativa que, a partir de ahora, brindará muchas ventajas en un momento pospandémico donde tanto nuestro país como el mundo necesitan una mejor y mejor mayor conectividad ”, expresó Claudio Ambrosini, presidente de la Agencia Nacional de Comunicaciones.

Malbec: el primer paso hacia el Metaverso

Lester Benito García, director de Políticas Públicas de Conectividad y Acceso para América Latina del relanzado Meta, conversó con Clarín en el marco de la llegada del Malbec y las mejoras que trae al país de cara a la próxima revolución de Internet: la Metaverso.

“La concepción que tenemos de lo que es la conectividad internacional para la nueva Internet que estamos construyendo, para el Metaverso que queremos y que creemos es la próxima evolución de Internet. En este sentido, la herramienta que permite de manera eficiente y sencilla la transmisión de información con bajas latencias, con alta velocidad, es el cable submarino Malbec ”, dice Lester.

Como lo reconoce Meta, Argentina, como el resto de la región, está varios pasos por detrás de gran parte del mundo en términos de infraestructura, conectividad y acceso a Internet. En este contexto, los usuarios demandan cada vez más servicios de mayor calidad que requieren menores latencias y mayores velocidades de transferencia de datos.

Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Meta.  Foto: Reuters

Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Meta. Foto: Reuters

«Esta infraestructura, esta herramienta, si se le puede llamar así, es necesaria para soportar el tráfico y el uso de Internet que habrá en el futuro en esta región. Por eso es parte de lo que queremos hacer o lo que Lo que estamos haciendo para construirlo es esta infraestructura de conectividad ”, remarcó.

Y agregó: «Cuando esto [Metaverso] Que sea una realidad, la cantidad de información, la necesidad de bajas latencias, velocidades muy rápidas para poder conducir toda esta información y tener inmersión en tiempo real, eso solo será posible lograr con la infraestructura adecuada para llevar a cabo todo eso. información «, concluyó.

Cables de internet submarinos

Actualmente, existe un enorme tendido de cable que proporciona Internet a todos los continentes entre sí. Esta red de cables de fibra óptica recorre el planeta bajo el agua, permitiendo que el tráfico de Internet circule libremente y a gran velocidad. Diferentes empresas privadas se encargan de su instalación y mantenimiento, y son ellas las que ofrecen este ancho de banda a los operadores locales.

Desde el primero de su tipo, el Cable telegráfico transatlántico Fue inaugurado en 1866, hay más de 300 cables que atraviesan mares y océanos. Argentina se conecta a toda esta red desde cinco de ellos.

Hay dos que recorren toda la costa de Sudamérica y el Caribe: el South American-1 (SAM-1) de la empresa Telxius (del Grupo Telefónica) y el compartido South American Crossing (SAC) / Latin American Nautilus ( LAN) de CenturyLink y Telecom Italia.

Firmina, el próximo cable submarino que llegará a Argentina.  Foto: Google.

Firmina, el próximo cable submarino que llegará a Argentina. Foto: Google.

El Atlantis II, gestionado por un conglomerado de más de 15 empresas, cruza el Atlántico hacia África y Europa.

Mientras tanto, Unisur (también de Telxius) nos conecta con Brasil y Uruguay, y el Bicentenario (de Antel Uruguay y Telecom Argentina) solo se dirige hacia este último. Asimismo, ARSAT tendió una fibra óptica submarina para cruzar el Estrecho de Magallanes y conectar Tierra del Fuego.

Google También se encuentra en operación el cable Tannat que conecta Argentina, Uruguay y Brasil, mientras que el proyecto Firmina está en pleno desarrollo, que será el primer cable del mundo capaz de operar en su totalidad con una sola fuente de energía en un extremo.

SL

Fuente: Clarin.com