Los activos que venderá la Iglesia francesa para indemnizar a las víctimas de abusos sexuales – Titulares

Un mes después de la publicación del impactante informe sobre el abuso sexual de menores por parte de miembros de la Iglesia francesa, los obispos católicos anunciaron desde Lourdes que venderán sus propiedades para compensar a las víctimas.

(Ciase) y votaron a puerta cerrada desde el santuario de Lourdes, en el sur de Francia, una serie de medidas para luchar contra la pedocriminalidad dentro de la Iglesia y reparando a las víctimas de abuso sexual.

Entre las medidas anunciadas se encuentra la compensación que se financiará a través del fondo de compensación «mediante la venta de inmuebles de la Conferencia Episcopal de Francia y las diócesis», según anunció Eric de Moulins-Beaufort, presidente de esta instancia. «También se utilizarán préstamos»Añadió a los medios.

Para determinar quién puede acceder a estas compensaciones, se va a constituir un organismo nacional independiente de reconocimiento y reparación y que tendrá el objetivo de instruir las demandas de las víctimas de violencia sexual. Una instancia que estará dirigida por la jurista Marie Derain de Vaucresson, ex defensora de la infancia.

Monseñor Eric de Moulins-Beaufort, presidente de la Conferencia Episcopal Francesa. Foto AP

Responsabilidad

Los obispos se reunieron en Lourdes durante casi una semana y la mitad de la agenda ha estado ocupada por la lucha contra la violencia y las agresiones sexuales contra menores. El viernes pasado la Conferencia reconoció «La responsabilidad institucional de la Iglesia» en las agresiones sexuales de las que fueron víctimas miles de menores, así como la “dimensión sistémica” de estos delitos.

Además del reconocimiento de las víctimas y del fondo para indemnizarlas, se han creado grupos de trabajo formados por laicos y también se ha hecho un llamamiento al Papa.

Más de 300.000 víctimas durante 70 años de abuso. Esta es la respuesta de la Iglesia francesa después de que una comisión independiente hiciera 45 recomendaciones en un informe publicado a principios de octubre.

La Iglesia de Francia reconoció la responsabilidad institucional.  Foto AFP

La Iglesia de Francia reconoció la responsabilidad institucional. Foto AFP

Una investigación que provocó un verdadero terremoto dentro de la Iglesia, un informe en el que se estima que 330.000 personas han sido víctimas de violencia sexual en Francia desde 1950 cuando eran menores de edad. Los agresores eran clérigos, religiosos u otras personas que tuvieran relación con la institución.

Apoyos

El episcopado anunció que enviarán las recomendaciones de la comisión al Papa Francisco, a quien también pidieron que envíe a «alguien de confianza» para que las examine. cómo fueron tratadas y atendidas «las víctimas y sus agresores».

Otras medidas adoptadas son la verificación «sistemática» de los antecedentes judiciales de cualquier persona, religiosa o laica, que trabaje con menores, así como la creación de un tribunal penal canónico para el mes de abril.

Las victimas dieron la bienvenida a los anuncios de los obispos.

«Es muy positivo»Dijo Jean-Luc Souveton, una de las cinco víctimas presentes en Lourdes al inicio de la reunión, «es un reconocimiento real de las expectativas de las víctimas».

«Hay un cambio en la actitud de los obispos», dijo Michel, otra víctima.

Tras el impacto del informe en Francia, la polémica continuó tras las polémicas declaraciones de De Moulins-Beaufort asegurando que el secreto de la confesión está por encima de la ley, incluso en casos de pedofilia.

La Ciase pidió a la Iglesia que dejara claro que el secreto de la confesión no cubre estos delitos. Los obispos se comprometieron a trabajar en las propuestas relativas al derecho canónico, pero necesitan la aprobación del Vaticano.

Fuente: RFI

PB

Fuente: Clarin.com