Los ataques de Ciro a Lula perturban las alas del PDT como estrategia inútil y arriesgada para las elecciones locales – 13/06/2021 – Power / Brasil

«Un político» que «es completamente anticuado», creó un gobierno que «dio poco a los pobres y mucho a los ricos», es «el mayor corruptor de la historia moderna de Brasil», «no está ni un ápice preocupado por el destino de Brasil «y todavía» es responsable de la tragedia del torpe Bolsonaro «.

Esta es la descripción del expresidente Lula (PT) en palabras pronunciadas en los últimos meses por el exministro Ciro Gomes (PDT), quien se prepara para su cuarta candidatura a la Presidencia de la República y, apostando por la disputa en 2022 contra el primero. aliado, eligió como estrategia atacarlo.

El descontento de las alas del PDT con la postura, sin embargo, salió del backstage y comenzó a hacerse público, con quejas de que la beligerancia puede quitarle los votos a Ciro de la izquierda, tiene un efecto limitado en el intento de representar la tercera vía y aún perjudica. el montaje de stands locales de la sigla.

Roto con el candidato presidencial y la cúpula del partido, expresó el diputado federal Túlio Gadêlha (PDT-PE), en entrevista con hoja El mes pasado, el descontento que dice se repite en varios casos. «Cyrus tiene que criticar [Jair] Bolsonaro y dejen de atacar a Lula ”, dijo.

Según la columna del Panel, del hoja, los aliados del exministro intensificaron los esfuerzos para convencerlo de que cambie la mira de sus armas al actual ocupante del Planalto, pero el precandidato aún se opone al cambio, que tendría la simpatía del publicista João Santana, ex comercializador de Lula y ahora asistente de Ciro.

Según la encuesta de Datafolha de mayo, el pedetista tiene un 6% de intenciones de voto en la primera vuelta, en un escenario liderado por Lula (41%), seguido de Bolsonaro (23%).

Tras otra ronda de punzadas del rival, el expresidente respondió hace unos días que no haría un «juego bajo», confirmando la orientación del PT de ignorar los ataques. Los correligionarios de Ciro defienden que él haga una tregua y se acerque al PT en nombre de la unidad de la izquierda.

Uno de los principales puntos de resistencia al discurso crítico contra Lula se encuentra en el Nordeste, donde el expresidente tiene una popularidad mayor que en otras regiones del país. Los miembros de las juntas del PDT en Pernambuco, Maranhão, Paraíba y Sergipe se oponen a las provocaciones.

En Maranhão, por ejemplo, el senador Weverton Rocha (PDT) es precandidato al gobierno estatal y trabaja para contar con el apoyo de Lula y del gobernador Flávio Dino (PC do B).

Disputa la nominación como candidato de la base gobernante con el vicegobernador Carlos Brandão (PSDB) y ya obtuvo la aprobación de seis partidos aliados con el gobernador para el emprendimiento.

También ha buscado fortalecer los puentes con los miembros del PT. Hace aproximadamente un mes, estuvo en Brasilia en una cena con Lula, quien señaló el posible apoyo del PT a su candidatura.

LA hoja Weverton dice que sectores del PDT se han «excedido» en criticar al expresidente y asegura que está apostando por un armisticio entre Lula y Ciro hasta las elecciones del próximo año.

“Por supuesto, cada uno tiene su propio estilo. Pero creo que llegará el momento de detenernos a pensar y, al final, los dos finalmente llegarán a un entendimiento. Seré uno de los puentes para ayudar con esto ”, dice.

Según el senador, incluso si el PDT y el PT tienen sus propios candidatos para el Planalto, los dos partidos deben apuntar a su principal adversario, que es Bolsonaro (sin partido): «No importa lo diferentes que haya, es el momento de la unión». .

La dureza del discurso de Ciro también comienza a dejar huellas en el escenario político de su estado natal, Ceará. Finalizando un ciclo de ocho años al frente del gobierno local, Camilo Santana (PT) tiende a apoyar un nombre del PDT para su sucesión.

La intención, sin embargo, choca con el propio PT. Ante la incitación impuesta por Ciro, grupos vinculados a los diputados federales Luizianne Lins y José Airton Cirilo, ambos del PT, defienden una candidatura al gobierno que garantiza una plataforma fiel a Lula en Ceará.

“Esta agresividad verbal de Ciro hacia el PT no es nueva. Por eso defendemos la construcción de una plataforma para Lula y vamos a luchar en las instancias del partido por eso ”, dice José Airton.

En el caso de la propia candidatura del PT, una de las opciones sería el propio José Airton, que ya se postuló para el gobierno de Ceará en 1998 y 2002, siendo derrotado en ambas ocasiones.

Otra alternativa sería apoyar al exsenador Eunício Oliveira (MDB), quien en abril se reunió con Lula en Brasilia y anunció públicamente su apoyo al expresidente. Eunício ha sido un feroz oponente de Ciro desde 2014.

En el sureste, la estrategia precandidato del PDT ya ha sido cuestionada por afiliados como el exdiputado federal Miro Teixeira (RJ) y el vicepresidente municipal del partido en São Paulo, Gabriel Cassiano, vinculado al movimiento juvenil y entusiasmado con la proyecto político de Cyrus.

Miró, quien regresó al partido después de ocho años para ayudar a coordinar la precampaña del candidato presidencial, incluso declaró públicamente que no estaba de acuerdo con lo que llamó una «línea radical contra Lula», pero suavizó el tono y dijo hoja que comprenda la conducta del correligionario.

«No lo permitiría, pero he llegado a entender por qué lo tiene», dice, elogiando el «estándar de autenticidad» del candidato presidencial. «Es una postura que adoptó. No puedo decir si funciona».

En la valoración del exparlamentario, Ciro optó por centrar sus críticas en Lula y Bolsonaro al mismo tiempo para evitar ser visto como alguien que no es competitivo. «Golpea a ambos. Está en la posición de ser el primero. No se presenta como una cola de cometa, sino como un candidato preferido».

Cassiano acudió a las redes sociales el mes pasado para respaldar la posición de Gadêlha y el derecho del nativo de Pernambuco «a hacer críticas constructivas a Ciro y estar en desacuerdo con la dirección política que ha tomado».

«Yo mismo, como circo arduo, incluso más que laboral, he visto con escepticismo y poca ventaja a Ciro criticar, con razón, pero sin mucha dosis, los errores del PT y del expresidente Lula», escribió el dirigente. del acrónimo, que no ve ningún beneficio en la estrategia de la campaña.

Cassiano, quien se postuló para diputado de estado en 2018 y para concejal en 2020, dijo hoja apartarse de la eficacia de la táctica de explotar el antipetismo para atraer pocketnaristas arrepentidos. «Él cree que puede pasar a la segunda ronda contra Lula. Pero creo que esa ecuación no funciona».

«Bolsonaro tiene un electorado muy consolidado, y Lula también. Es muy difícil que una tercera vía alcance suficientes votos para superar a una de las dos. Creo que esta es una estrategia equivocada. Este momento debe ser un momento de concentración de fuerzas». por la unidad del campo de la izquierda popular. «

A favor de una alianza entre Ciro y el PT, Cassiano recoge firmas en una carta para ser llevada al pedetista predicando la conciliación entre las partes. «Para mí, la única forma de que Ciro llegue a la presidencia en el futuro es hacer un acuerdo político con el PT. Él podría ser el vicepresidente».

El presidente nacional del PDT, Carlos Lupi, ha minimizado las presiones internas y dijo que son manifestaciones aisladas. Alineado con el precandidato, Lupi también cree que Bolsonaro podría quedar fuera de la segunda ronda, lo que justificaría la «crítica sustantiva» de Ciro a Lula.

Ciro inició con más énfasis el movimiento para sacar al PT en las elecciones de 2018, al no embarcarse en la campaña de Fernando Haddad en la segunda vuelta, que tuvo a Bolsonaro como ganador. En esa elección, el pedetista terminó tercero, con 13 millones de votos (el 12% de los válidos).

Incluso con las críticas internas a su postura y posibles asperezas en la construcción de gradas regionales, Ciro dijo el jueves (10) que se siente responsable de «decirle la verdad a la población brasileña» y que debe mantener el tono de crítica a Calamar. .

«Asumiré las responsabilidades y consecuencias de mi cargo. Ayudé a Lula, poca gente ayudó a Lula como yo. Tengo cierta coherencia. Pero Lula lamentablemente no tiene más energía, no hay nada nuevo, Lula está lleno de odio». «, le dijo al hoja.

Noticia de Brasil