Macron alberga potencias mundiales para impulsar la estabilidad y garantizar elecciones en Libia /Titulares de Noticias de Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibe a líderes y diplomáticos en París para una conferencia internacional el viernes destinada a garantizar que Libia se adhiera a un plan para celebrar elecciones en diciembre y pasar una nueva página en su historia.

El país del norte de África, rico en hidrocarburos, se ha visto envuelto en una guerra civil desde el derrocamiento del dictador Muammar Gaddafi en un levantamiento de 2011, con el derramamiento de sangre en las facciones libias y los grupos islamistas en competencia, así como en las potencias regionales.

La elección de Libia prevista para el 24 de diciembre se estableció a través de una hoja de ruta respaldada por la ONU adoptada el año pasado, que también estableció un gobierno de unidad interino para reemplazar a las administraciones rivales en el este y el oeste que habían estado en guerra durante años.

También se teme si las distintas facciones reconocerán los resultados de las encuestas, lo que podría marcar un punto de inflexión para un país que se ha convertido en un importante punto de partida para los migrantes que buscan cruzar el Mediterráneo hacia Europa.

Los actores clave que asistirán a la reunión incluirán a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, quien se encuentra en una visita a Francia con el objetivo de mejorar los lazos, y el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi, uno de los aliados más cercanos de París en el Medio Oriente.

Un funcionario presidencial francés dijo a los reporteros en una sesión informativa antes de la reunión que si bien las elecciones estaban cerca, la situación seguía siendo frágil. Había algunos actores dispuestos a aprovechar cualquier ambigüedad para promover sus propios intereses, dijo el funcionario, que habló bajo condición de anonimato.

«Obviamente están esperando para emboscar y tratar de descarrilar el proceso electoral», dijo el funcionario.

Un comunicado final puede advertir a los posibles saboteadores que podrían enfrentar sanciones, dijeron diplomáticos.

Casi 30 países y organizaciones estarán en París, incluidos los vecinos de Libia y los países que se han dividido por el conflicto.

Líderes turcos y rusos ausentes

A pesar de que París inicialmente tenía como objetivo que los jefes de estado turco y ruso asistieran, tanto Ankara como Moscú han enviado representantes de menor nivel, tal vez demostrando las complicaciones con la eliminación de las fuerzas extranjeras.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, en una rara visita a Europa Occidental en medio de crecientes tensiones, representa a Moscú.

Turquía solo envía a su viceministro de Relaciones Exteriores, Sedat Onal.

Los mercenarios del Grupo Wagner de Rusia están atrincherados junto al Ejército Nacional Libio (LNA) con sede en el este, que fue apoyado en la guerra por Moscú, junto con los Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

El ex gobierno de Trípoli contó con el apoyo de las fuerzas regulares turcas en Libia como asesores, y de los combatientes sirios aliados, dijo el gobierno turco.

Los diplomáticos han dicho que es poco probable que Turquía actúe antes de que se produzcan salidas desde el este.

Los funcionarios franceses se han esforzado por presentar la conferencia como un esfuerzo internacional, copresidido por Francia, Alemania, Italia, las Naciones Unidas y la propia Libia.

Pero representa la última incursión en la diplomacia internacional de alto riesgo de Macron, quien se espera que busque la reelección en abril y cuyo país también asume la presidencia de la UE en enero.

En mayo de 2018, un año después de su mandato, Macron también convocó a los líderes libios clave para una conferencia en París donde acordaron celebrar elecciones ese año.

Desde entonces, Francia ha enfrentado acusaciones de que favoreció al laico Haftar, educado en Moscú, en el conflicto contra el gobierno respaldado por la ONU en Trípoli.

A pesar de que se encontraron armas francesas en una base utilizada por las fuerzas pro-Haftar en 2019, París ha rechazado las afirmaciones.

Especulaciones sobre candidatos, horarios de votaciones.

A principios de esta semana, Libia abrió el registro para candidatos electorales, y se especuló sobre posibles ofertas presidenciales del hombre fuerte del este Khalifa Haftar y el hijo de Gadafi, Saif al-Islam, ambos personajes profundamente divisivos.

La programación tampoco está clara: las elecciones presidenciales y parlamentarias estaban programadas para el 24 de diciembre.

A principios de octubre, el parlamento aplazó las elecciones legislativas hasta enero, aunque las potencias mundiales y la ONU quieren que se celebren simultáneamente.

Libia estará representada por Mohamed al-Menfi, el jefe del consejo presidencial de transición que desempeña funciones de jefe de estado antes de las elecciones, así como por el primer ministro Abdelhamid Dbeibah.

Los medios locales han informado que Dbeibah estará acompañada por la ministra de Relaciones Exteriores, Najla al-Mangoush, a pesar de su suspensión por parte del consejo presidencial en una medida que puso de relieve las tensiones entre el primer ministro y el consejo presidencial.

Un ausente regional prominente es el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, quien fue invitado por París pero se mantiene alejado después de sentirse ofendido por los comentarios de Macron que critican el «sistema político-militar» de su país.

La disputa provocó una rara expresión de contrición por parte del Elíseo, que dijo que «lamentaba» los malentendidos causados ​​por los comentarios.

El canciller Ramtane Lamamra acogió la respuesta como «respetuosa» y confirmó que los funcionarios argelinos asistirían a la conferencia, aunque no el propio Tebboune.

(FRANCIA 24 con AFP y REUTERS)

Palabras clave de esta nota:
#Macron #alberga #potencias #mundiales #para #impulsar #estabilidad #garantizar #elecciones #Libia
Fuente: france24.com