Más marcas abandonan shoppings, que siguen sin poder reabrir /Titulares de Negocios

A diferencia de la gastronomía y las galerías, los centros comerciales aún no tienen luz verde para volver a operar. La vacante se ha disparado debido a la inactividad.

La centros comerciales continúan protagonizando la peor película de terror de la historia. Cerradas ya que el encierro se ha vuelto a apretar, a diferencia de las galerías gastronómicas o comerciales siguen sin autorización oficial para reabrir sus puertas. Ya a un tiro de piedra del Día del Padre, una de las tres fechas clave de la venta anual, junto con el Día de la Madre y la Navidad, el sector está navegando por la incertidumbre a medida que las cifras económicas continúan deteriorándose.

En este sentido, las fuentes de la CCAC, la cámara que integra la centros comerciales del país, aseguraron iProfesional que solo una de las grandes administradoras del sector ya se enfrenta a un piso de pérdidas mensuales de alrededor de 1,000 millones de pesos por efecto del último impuesto de cierre.

La entidad también señaló que el puesto vacante habitantes ya atar los peores números de la año pasadorumbo al peor récord en caso de pandemia.

A estas cifras que exponen las dificultades a las que se enfrentan las empresas, hay que sumar otra mala noticia: la Justicia rechazó la protección levantada por los centros comerciales durante la segunda quincena de abril, expresarse a favor de la decisión oficial de no permitir la actividad en estos espacios.

Hace poco más de un mes, la CASC interpuso recurso de apelación ante el Juzgado Administrativo Federal No. 6 solicitando la reanudación de la actividad. La solicitud en cuestión contó con el apoyo de IRSA y Cencosud, dos de los principales operadores de centros comerciales de Argentina.

Asimismo, Recoleta Mall, El Solar y Devoto, son otras empresas que han levantado acciones legales con la misma solicitud. Los centros comerciales han propuesto una reapertura con horario restringido y el establecimiento de capacidad para evitar aglomeraciones. El poder judicial no ha llevado a nada de esto.

«El tribunal rechazó el recurso de amparo y ahora estamos en el tribunal de apelación. Para la Justicia, el cierre se justifica por el hecho de que estamos en una pandemia. Presentamos varios argumentos, en particular por qué no tenemos las posibilidades que tienen los centros comerciales ”, declaró. iProfesional Mario Nirenberg, director ejecutivo de la entidad.

“El magistrado interviniente dio crédito a lo que expone el poder ejecutivo. En nuestro caso, incluso nos referimos a la vigencia de un DNU para mantenernos cerrados, ya que la situación debe ser tratada en el Congreso. Todo este proceso es un gran desgaste. , pero seguiremos apelando ”, agregó.

Ante el cierre, los propietarios de los centros comerciales han optado por no cobrar más los alquileres a los inquilinos.

Nirenberg señaló que «los inquilinos siguen derritiéndoseA lo largo de las semanas. Argumentó que una situación similar está atravesando el complejos de cine y los espacios de entretenimiento dentro de los centros comerciales.

«La falta de recaudación de rentas no cobradas ha generado una perdió de miles de millones de pesos para propietarios de centros comerciales. Ni siquiera hay indicios de que permitan la modalidad ‘take out’ ”, dijo.

Vacaciones aceleradas

El gerente definió el futuro de los centros comerciales como «incierto» si no se relaja la restricción. Nirenberg reconoció que el segmento es víctima de una nueva ola de vacantes.

“El año pasado hablábamos de una vacante de alrededor del 25%. Logramos reducirlo al 10, 12% y esto gracias al efecto del ATP y la decisión de los centros comerciales de relajar el pago de gastos. Ahora, si esto continúa, ese 25 por ciento será demasiado bajo. Vamos a hablar de un porcentaje de vacantes mucho mayor ”, anticipó.

En el sector dan por hecho que la desocupación del local será récord.

En el sector dan por hecho que la desocupación del local será récord.

Hasta el último endurecimiento de la contención, los niveles de ventas que registraban los centros comerciales de la capital federal tras la vuelta del año mostraron la recesión como otro gran enemigo a derrotar.

El gerente dijo que las ventas aumentaron un 11% en febrero, en comparación con el mismo mes pero el año pasado, aunque volvieron a caer en marzo. En abril, la tendencia negativa se intensificó.

El segmento de centros comerciales sufrió, solo durante el primer año de la pandemia, pérdidas por 1,200 millones de pesos en concepto de gastos impagos, lucro cesante y rentas descubiertas.

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa

Fuente: www.iprofesional.com
Esta nota fué publicada originalmente el día: 2021-06-09 19:40:00