Maximiliano Guerra y Myriam Barroso enseñan en Posadas / Titulares de Misiones

INSTRUMENTOS. Maximiliano Guerra dijo que ahora busca transmitir conocimientos a los estudiantes para sus carreras.

Una oportunidad como pocas tuvieron bailarines misioneros y estudiantes de danza que, durante una semana, podrían y podrán asistir a seminarios y masterclasses con Myriam Barroso y Maximiliano Guerra.

Fue elegida por coreógrafos nacionales e internacionales como solista y primera bailarina, para obras como Romeo y Julieta, La Bella Durmiente del Bosque, Coppélia, El Niño Brujo, La Bayadera, La Fierecilla Domesticada, El Cascanueces, Don Quijote, Giselle, Suite Blanca, Juego de Cartas, Serenata Dvorák, entre otros.

Guerra hizo historia en la danza clásica mundial. Fue el primer bailarín en los teatros más importantes como el Bolshoi de Moscú, el Royal Albert Hall de Londres, el Metropolitan Opera House de Nueva York y la Opera de París., entre otros.

Hoy son directores y codirectores del ballet estable del Teatro Colón de Buenos Aires y viajan por el país enseñando su pasión.. Y uno de los destinos elegidos fue Misiones, por invitación de Lorena Silvero Dance Studio y Marta Arias de Posadas.

En comunicación con FM 89.3 Santa María de las Misiones (la radio de PRIMERA EDICIÓN), Maximiliano Guerra dijo que “Es lindo estar de regreso en Misiones, he bailado muchas veces en la provincia, pero esta vez vengo como maestra, que es algo que me motiva y me encanta.«

«Me lleva a mis orígenes, a mis principios, pero también a darles a los jóvenes muchas herramientas para que continúen su carrera, para que puedan cumplir sus sueños.«Añadió.

Dijo que ya tenía a los estudiantes virtualmente, pero que solo ahora podía conocerlos en persona.

El bailarín y coreógrafo contó lo que les dice a sus alumnos: “Siempre les digo que no bajen los brazos, que no dejen de pelear. Quizás no encontremos muchos durante la carrera, pero siempre hay espacio para todos.”.

Y recomendó que «Hay que estudiar mucho, porque la danza no se hace solo con el cuerpo, sino con mucho estudio de la historia de la danza y la música, desde saber de dónde venimos hasta saber hacia dónde vamos. Y crecer, crecer siempre y trabajar todos los días”.

Reveló que «mi maestro Wasil Tupin siempre decía que bailar era un 5% de inspiración y un 95% de transpiración”.

Hizo hincapié en que “la danza tiene algo que nunca se puede cambiar, ni siquiera con toda la tecnología que existe hoy que es rápida y veloz, donde San Google tiene todo guardado pero no tiene lo que es el boca a boca«

Maximiliano Guerra y Myriam Barroso enseñan en Posadas

INVITADOS ESPECIALES. Silvero y Arias con Guerra y Myriam Barroso.

«Nuestra carrera se transmite de persona a persona, con la admiración que se tiene de una persona que ha visto a alguien con quien ha vivido o vivido una carrera. Puedo contarles sobre los muchos grandes que aprendí y compartí que no se pueden buscar en Google, pero puedo hacerlo y las personas que lo vivieron.«Él continuó.

Sobre la fama y la actividad, Guerra les dijo a los que se quieren dedicar a la danza que “Nunca bajes los brazos, nunca creas que todo está hecho, cada día se aprende algo y es una oportunidad más para seguir creciendo. Que nunca llegues a la cima, siempre hay un lugar más al que ir y luchar por la perfección y la excelencia. Ser famoso no es una carrera, tener éxito es simplemente sentirse bien con lo que hace y lo que le gusta hacer de la mejor manera posible.”.

clásico, madre de bailes

Por su parte, Myriam Barroso expresó su opinión sobre FM de las Misiones a eso «La danza clásica es la madre de todas las danzas. Es imprescindible para cualquier estilo: bailarín de tango, contemporáneo. Todos los ballets tienen su clase de danza clásica que es la base de todo.”.

Garantizó que su carrera con el Teatro Colón, “Todo el viaje que nos llevó hasta donde estamos, nos hizo vivir muchas experiencias y lecciones. Como dice Maximiliano, intentamos transmitir lo máximo posible a los alumnos una guía en el camino de la danza. La danza hace que la vida nos disciplina, además de que algunos se convierten en grandes bailarines, grandes maestros. Pero también acompaña la vida cotidiana y las madres y los padres están agradecidos en ese sentido.«

«Les agradecemos por brindarles a los niños la oportunidad de acercarse a la danza, la cultura y la música. Es tan importante en estos tiempos difíciles, donde la comunidad está tan patas arriba, donde no conocemos el rumbo y la verdad que la cultura es un acompañamiento fundamental para el ser humano desde muy pequeños.”.

«La pandemia ha expirado algunos proyectos que ahora, por suerte, estamos comenzando de nuevo. Estamos felices porque conocimos a los estudiantes en persona, nos abrazamos y seguimos cuidándonos.«Reflexionó Barroso.

Maximiliano Guerra y Myriam Barroso enseñan en Posadas

Palabras clave de esta nota:
#Maximiliano #Guerra #Myriam #Barroso #enseñan #Posadas
Fuente: primeraedicion.com.ar