Miles de personas protestaron en Madrid contra los indultos a los líderes independentistas de Cataluña /Titulares de Tecnología

A principios de verano y con casi 30 grados, en la Plaza Colón de Madrid este domingo hubo bufandas. Bufandas con los colores nacionales de España, barbijos, paraguas y banderas en rojo y dorado que ondeaban en manos de miles de españoles que se manifestaban. contra una decisión que el gobierno del presidente Pedro Sánchez está a punto de tomar: indultar a los políticos independentistas catalanes que fueron juzgados y condenados por haber organizado el referéndum de autodeterminación ilegal y por haber intentado en 2017 separar Cataluña del resto de España.

El «no a los indultos» reunió a miles de personas que, según quien los contara, eran 25.000 -para la Policía Nacional- o 126.000 -para la Policía Municipal del Ayuntamiento, gobernado por el opositor Partido Popular (PP).

Pero esta vez, la manifestación contra el gobierno de coalición no fue organizado por ningún partido político, aunque Vox, PP y Ciudadanos se unieron encantados para pedir la dimisión de Sánchez.

No lo perdonan por querer indultar a los que llevan presos desde 2017 y fueron condenados, por sedición, pasar entre 9 y 13 años en un calabozo.

Vista general de la concentración convocada por la plataforma Unión 78, este domingo, en la Plaza de Colón de Madrid, para mostrar su oposición a los indultos a los condenados por el «procés». Foto EFE

Convocado por la plataforma Unión 78 en la que participa, entre otras figuras, el filósofo Fernando Savater, la protesta no tuvo como portavoces a ninguno de los líderes de los partidos políticos de oposición que participaron desde el llano, mezclándose con el pueblo.

Porque la derecha ha querido, este domingo, evitar que se vuelva a publicar «la foto de Colón», como se convocó la última gran manifestación contra Pedro Sánchez, que en 2019 retrató a Santiago Abascal -líder de la extrema derecha Vox-, Pablo Casado -presidente de la PP- y Albert Rivera -por entonces al frente de Ciudadanos- hermanadas como en el abrazo final de los Rolling Stones en el escenario tras un recital.

Vox, una fuerza en ascenso, fue el único que se benefició de esa foto que golpeó a los tres partidos en un bloque etiquetado como «fachas». El PP y Ciudadanos han intentado desmarcarse desde entonces.

las críticas

Desde Buenos Aires, el presidente Pedro Sánchez había dicho que entendía “que puede haber compatriotas que pueden tener reparos en cuanto a la posibilidad de dar indultos a los presos catalanes, pero les pido que tengan confianza porque tenemos que hacer un compromiso de convivencia ”, dijo Sánchez este miércoles durante su visita oficial a Argentina de menos de un día.

Sánchez necesita acelerar gestos de acercamiento a los soberanistas que desde sus asientos en el Congreso de los Diputados permitió su investidura y le ayudaron a aprobar los Presupuestos Generales del Estado para seguir gobernando.

El presidente prometió una mesa de dialogo con los independentistas que difícilmente podría reunirse debido a las restricciones impuestas por la pandemia. Y accedió a reunirse con el presidente catalán Pere Aragonès antes de fin de mes.

Vista de la concentración convocada por la plataforma Unión 78, este domingo, en la Plaza de Colón de Madrid, para mostrar su oposición a los indultos de los condenados por el "tu procesas".  Foto EFE

Vista de la concentración convocada por la plataforma Unión 78, este domingo, en la Plaza de Colón de Madrid, para mostrar su oposición a los indultos a los condenados por el «procés». Foto EFE

“Le pedimos a Pedro Sánchez que no venda la unidad nacional por seguir en La Moncloa ”, dijo este domingo Pablo Casado, líder del PP, antes de unirse a los manifestantes y desde la puerta de la sede del partido, en la calle Génova, a pocas cuadras de la Plaza Colón.

«Te preguntamos respetar la constitución que ha jurado y prometido defender ”, añadió.

«¿Por qué se negocia en una cárcel con los delincuentes lo que todos votamos hace 40 años en una transición ejemplar», dijo Casado. España, sí. Perdones, no”.

Detrás Casado aplaudió a la presidenta electa de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que fue aún más lejos con sus declaraciones: “¿Qué va a hacer el Rey de España a partir de ahora? ¿Vas a firmar esos indultos? ¿Van a convertirlo en cómplice de eso? ”Se preguntó Díaz Ayuso.

Gobierno

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, fue la voz que representó al gobierno este domingo: “Creo que es la foto de la impotencia, de no haber estado en política durante 10 años y por eso están en la Plaza de Colón lanzando proclamas de papel maché ”, dijo Calvo.

En las últimas horas, los partidos de derecha se han ocupado de hacer circular declaraciones rancias del actual jefe de gobierno. en el que condenó perdonar.

«No más perdones por razones políticas o económicas ”, dijo una vez Pedro Sánchez.

“Debemos poner fin a los indultos políticos. siento vergüenza y pido disculpas a la ciudadanía por los del PSOE ”, ha dicho en otra ocasión.

En el escenario de Plaza Colón abrió los discursos el escritor Andrés Trapiello. «Nadie es una fachada para decir lo que dijo el presidente del gobierno hace unos meses ”, dijo.

“Basta de mentiras. Basta decir un día que a los sediciosos catalanes no se les perdonará y al siguiente lo contrario ‘, añadió Trapiello. Basta de estar de acuerdo con la concordia con quienes han terminado con ella y han prometido acabar con ella de una vez por todas. Suficiente de promover mesas a espaldas del Parlamento para ocuparse de los asuntos que conciernen a toda la nación. » «Mentiroso. Mentiroso. Elecciones ahora, ahora, ahora ”, rezaba un cartel con un retrato de Pedro Sánchez que ondeaba en medio de la multitud.

Este domingo, nadie respetó la distancia de seguridad en la Plaza de Colón, ese emblema de la ciudad entre el barrio de Salamanca y el de Chamberí que presume de enarbolar la bandera más grande de España.

PB

Fuente: Clarin.com