«Okupas» llega a Nefflix como un clásico perdurable / Titulares de Cultura

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Okupas se relanzará este martes en Netflix.
foto de cortesía

«Okupas», la serie que marcó un antes y un después en el contenido de la televisión argentina durante casi 21 años y que llegará el próximo martes por primera vez en streaming con su llegada al catálogo de Netflix., muestra que, a través de la remasterización y una nueva banda sonora, se convirtió en un clásico que sigue vigente gracias a las canciones que se instalaron como universales.

“Espero que, independientemente de la capa exterior de la historia, que es 2000, el corazón de la historia será bastante atemporal. Sigue funcionando. No tiene mucho que ver con el contexto; el músculo lo trasciende porque tiene que ver con temas más universales, como encontrarse a uno mismo o tener un lugar de cariño ”, dijo su director, Bruno Stagnaro, en una entrevista con Agência Telam.

Con el protagonismo de un joven Rodrigo de la Serna, en compañía de Ariel Staltari, Diego Alonso y Franco Tirri, la historia de un grupo de jóvenes de clase media empobrecida y sus aventuras en contacto con el mundo del crimen, las drogas y la amistad. Ha tenido reposiciones en varios canales e incluso seguidores fanáticos en YouTube, donde la serie se puede encontrar ilegalmente.

«El interés de Netflix comenzó hace unos cuatro años.. Estoy muy contento de que ahora se pueda ver de forma masiva y con buena calidad de imagen y sonido. El proceso fue tan largo que en el camino aparecieron herramientas para mejorar la calidad de la imagen que antes eran impensables ”, comentó el director de «Pizza, birra, faso» (1998) y de la serie «Un gallo para Esculapio» (2017-2018).

Para el trabajo de remasterización, Stagnaro llamó a los mismos técnicos que habían estado trabajando durante más de dos décadas:«Okupas» se estrenó el 18 de octubre de 2000 en el entonces Canal 7– Poder mantener la atmósfera opresiva y liberadora al mismo tiempo que tenía la serie. Sin embargo, no fue una tarea fácil. El sonido se guardó en un formato no utilizado y tomó mucho tiempo encontrar una computadora que pudiera abrir las sesiones grabadas.

Otros Titulares recientes:  El músico "Palo" Pandolfo murió a los 56 años. / Titulares de Cultura

Qué más, Para esta «edición» de «Okupas», debido a restricciones legales, tuvieron que quitar varios segmentos musicales que en la versión original funcionaban casi como un protagonista más de la historia.. Se recuerdan escenas de Pollo (Staltari) bailando como Mick Jagger o Ricardo (De la Serna) flotando bajo la influencia de narcóticos.

Por eso, Stagnaro se puso en contacto con Santiago Motorizado, la voz principal de He Killed a Motorized Police, quien, como admirador declarado de la serie, compuso una nueva musicalización respetando el espíritu original.

«La música sigue siendo la protagonista. Por supuesto que es el ADN de la serie y fue muy difícil encontrar una solución a este problema.Siempre tuvimos claro que había cuestiones irremplazables, pero había espacio para alternativas. El trabajo consistía en reemplazar las canciones de rock internacionales. El acercamiento con Santiago se debe a temas del primer período de El Mató.Stagnaro detalló el desafío.

Santiago Motorizado
Santiago Motorizado fue el responsable de la música para la reedición de Okupas. – Foto cortesía

En lugar de tíos, «Okupas» marcó un hito en la televisión nacional, en el terreno del tema, campana de la empatía que irradiaban los protagonistas, atestiguando lo que la década de los noventa había producido en los medios y las bajas portadas de la sociedad.

Como resumen, el argumento del programa: Un familiar de veintipocos años le encomienda el cuidado de una vieja casa en Buenos Aires para evitar que sea ocupada, aunque acaba siendo él mismo, sin perspectivas ni horizontes, quien, junto con algunos amigos, se convierte en el «ocupante» de la propiedad.

– ¿Crees que la vigencia de «Squats» se debe a que aborda temas universales, que eso la llevó a convertirse en un clásico?
– Bruno Stagnaro: Para quien, como autor, esto es algo soñado y mis expectativas están ahí. Mucha gente lo vio en pésimas condiciones en YouTube. Quiero ver qué les pasa a los jóvenes. Hay muchos códigos hoy que se me escapan y creo que pueden suceder en territorio común.

– Criticaste la serie sobre entornos «marginales» que siguieron a «Squats».
– Es solo que hubo una pequeña lectura literal. Se puede ver la explosión de series con temas marginales y la explotación con programas como «Policía en acción» y la verdad es una pena. Siento que «Squats» no se centró en escandalizar la violencia como violencia en sí misma. El otro me aburre y no encuentro matices en él. Se volvió elemental.

Otros Titulares recientes:  Dónde testearse y vacunarse esta semana en Córdoba

-Fue como si las «Squats» también hubieran avanzado internacionalmente. Antes de la década del 2000, la serie trataba sobre policías y ahora hay muchas series que retratan el mundo marginal, desde «Suburra» y «Gomorra» hasta «El patrón del mal» y «Narcos», aunque era algo que ya se hacía en El cine existió con el neorrealismo italiano o cosas de Truffaut como «Los 400 golpes de Estado».
-Yo no lo analicé así y no lo sé. Me pasó que viendo «The Wire» (2002-2008) noté algo del ambiente de «Okupas» y las torres Docke o el lenguaje de las calles. Resulta que mucha gente me mencionó algún tiempo después que en «Training Day» (2001, de Antoine Fuqua con Denzel Washington) hay una escena análoga al «mascapito». Es como si alguien estuviera más acostumbrado a robarle a los Yankees y es difícil pensar de otra manera.

-También mencionaste la influencia de «Crimen y castigo» de Dostoievski. Todos los personajes son antihéroes, como lo fue Raskolnikov.
-Sí, es válido porque es un tema que me influyó mucho en el sentido del personaje torturado y que, en busca de luz, acaba en zonas oscuras. Esto es. Lo siento como una influencia, aunque no estuve tan presente en términos concretos; pero sí, la cercanía a ese personaje me moldeó mucho. Ese sentimiento de claroscuro … tratando de entrar en la contradicción.

-Hablando de Dostoievski, estos cuatro personajes son como los de «Los demonios», unos anticuados que quieren dar el gran golpe.
-Lo que quieras escribir conmigo viene Dostoievski. Hay algo en Roberto Arlt, eso es lo que dice la gente, y no lo sé. Pero ambos bebemos de la misma fuente. Allí hay una influencia muy fuerte, que está marcada por el fuego. Ya no recuerdo los eventos en estos libros, pero he interiorizado el funcionamiento.

Bruno Stagnaro
Bruno Stagnaro – Foto cortesía de YouTube

Agencia Télam

Palabras clave de esta nota:
#Okupas #llega #Nefflix #como #clásico #perdurable
Fuente: lmdiario.com.ar