Por qué Julián Álvarez se metió en el póster de cuatro glorias de River / Fútbol

Poco a poco se van acabando los calificativos para calificar a Julián Álvarez. Lo que está haciendo el delantero de River en este campeonato local es superlativo. Y como si eso no fuera suficiente para aparecer en la portada de todos los periódicos de forma recurrente, El cordobés de 21 años también rinde homenaje a otras glorias de River. Ya lo habían comparado con Javier Saviola y Hernán Crespo y ante la Junta le rindió homenaje Norberto Alonso, Ariel Ortega, Fernando Cavenaghi, «Millonario» glorias y Rafael Santos Borré, el goleador del ciclo Doll. Todos sabían lo que era marcar cuatro goles en un partido con la banda roja.

El 14 de abril de 1978, mes y medio después del inicio del Mundial que se disputó en Argentina, «Beto» Alonso lo rompió -como es habitual- en un partido que River -dirigido por Ángel Labruna, nada menos- batió Chacarita 4-1 en el Monumental por el torneo Metropolitano de ese año.

Pasaron 24 años para que otro jugador anotara cuatro goles en un mismo partido con la camiseta de River. Y fue Ariel Ortega, otro talento puro, quien también vistió la camiseta 10 en la espalda cuando el equipo dirigido por Ramón Díaz venció a Unión por 6-0 en el Monumental por el Clausura 2002. Esa tarde del miércoles 20 de febrero de ese año, Burrito acertó cuatro veces la pelota en la portería rival, con goles de gran calidad. Los otros dos fueron realizados por Fernando Cavenaghi.

Precisamente, Cavenaghi fue el siguiente en marcar cuatro goles en un mismo partido. Y lo hizo dos veces. Uno de ellos fue en un partido ante Gimnasia de Jujuy (que River, dirigido por Matías Almeyda, goleó 4 a 1) por el B Nacional, el 5 de noviembre de 2011 en la «Tacita de Plata». Y el siguiente fue el sábado 18 de julio de 2015 en un torneo de Primera División ante el Atlético de Rafaela, al que el equipo de Núñez, ya dirigido por Gallardo, goleó 5-1 como visitante.

La coincidencia de la línea temporal que se extrae de esos cuatro goles de Alonso en el 78, pasando por los de Ortega y los de Cavenaghi, hasta llegar a los de Álvarez es que todos se formaron en las divisiones inferiores de River. Y los otros tres se convirtieron en ídolos del club. ¿Julian irá por ese camino?

Una más: tanto Alonso, Ortega, Cavenaghi y Santos Borré fueron campeones de la Copa Libertadores. Igual que Álvarez que formó parte de la épica victoria en Madrid

En el área de convertir cuatro goles en un partido, Álvarez también igualó a Rafael Borré, quien este año, ante Godoy Cruz, marcó cuatro goles en Mendoza por 6-1 por la Copa de la Liga Profesional. El chico de Calchín anotó un gol esa noche y el otro lo hizo Matías Suárez.

River aplasta a Patronato y su carrera hacia el título se vuelve imparable

El equipo de Muñeco Gallardo goleó con uno de Palavecino y cuatro de Julián Álvarez. Se necesitan siete para talleres a falta de cinco fechas.


Hubo otro jugador en el ciclo de Gallardo que marcó muchos goles en un partido, pero fueron cinco. Ignacio Scocco gritó esa cantidad la noche del 8-0 a Jorge Wilstermann por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2017. ¿Puede igualarlo Julián? Ya le hizo dos a Boca, tres a San Lorenzo y cuatro a Patronato …

Los números de Julián Álvarez contra el Patronato

Además de los cuatro goles que marcó ante el Patronato, Julián Álvarez tuvo otros números interesantes en la noche del triunfo de River por 5-0 sobre el Paraná en el Monumental. Según Opta, el cordobés pateó 6 veces y en 4 de esos tiros pegó en la portería. No hace falta decir que los cuatro terminaron en gol. Tiempo, de 35 pases, 32 fueron correctos (91,4% efectivo), tuvo cinco recuperaciones, dos entradas y un despeje. En la disputa por el balón no tuvo una alta efectividad ya que ganó 5 de 10 y perdió 9 balones. Y la única vez que lo buscaron mucho, ganó el duelo contra sus rivales.

Fuente: Clarin.com