«Sin mejora en los ingresos reales, no se puede recuperar la actividad ni el empleo» / Titulares de Rio Negro

Exponente de una camada joven de profesionales que incursionaron en la militancia política, y referente habitual del usina de pensamiento económico kirchnerista, la economista y diputada nacional Fernanda Vallejos quedó en medio del debate público en las últimas semanas con la publicación de la «Proclama del 25 de Mayo» y el ida y vuelta discursivo con Domingo Felipe Cavallo. En diálogo con PULSO, la dirigente expuso su mirada sobre el escenario actual.

PREGUNTA: ¿Cómo evalúa la gestión económica de gobierno durante la pandemia?
RESPUESTA: Compleja, sin dudas. Primero porque no hay manuales para una situación como esta. Pero, fundamentalmente, por el lugar del que veníamos: llegamos a la pandemia con una crisis económica y social que ya era dramática y, encima, cayó el coronavirus. La gestión Macri había expandido 9% la pobreza, incrementado de 16 a 21 veces la brecha de desigualdad, llevado el desempleo abierto a los 2 dígitos otra vez, y el tejido productivo había sido severamente dañado. La economía estaba hundida en la recesión y la inflación de 2019 fue la más alta en 3 décadas con casi 55%. A esto sumamos un Estado roto y desguazado, y con restricción externa.

P: ¿Fue correcta la respuesta a los desafíos que presentó la pandemia?
R: La congelación tarifario, el IFE, ATP, congelación de alquileres, en definitiva buscaban paliar el impacto tremendo de la pandemia. Una vez que sufre el mundo entero pero que a nosotros nos tocó desde un lugar muy desventajoso. Pasados ​​los meses más duros, comenzaron una serie de señales de cierta recuperación en la actividad, pero el deterioro socioeconómico del primer año de pandemia fue profundo. En 2021 vemos señales de recuperación de la actividad, pero muy desigual, que no alcanzan para compensar los daños. El proceso inflacionario se aceleró, fundamentalmente por el efecto del alza en el precio internacional de las commodities de exportación que pega muy fuerte sobre el precio de los alimentos en el mercado doméstico, lástima los ingresos reales en Argentina.

P: ¿Cuál debería ser la variable macroeconómica objetivo?
R: Necesitamos que los ingresos reales crezcan. El salario medio registrado, medido por el RIPTE, era de casi u $ s 1.800 a finales de 2015. La gestión Macri lo redujo au $ s 1.000 hacia finales de 2019. Hoy estamos alrededor ave $ s 800. Ni hablar de los trabajadores informales, o de los jubilados. Sin mejora en los ingresos reales no podemos pensar en recuperar niveles de consumo consistentes con la expansión de la actividad que necesitamos para recuperar el empleo que es la clave para empezar a cerrar las heridas de una pobreza del 42%. En este sentido es una buena noticia que se haya desacelerado la tasa de devaluación.

Las políticas de Domingo Cavallo me impulsaron a mí ya muchas y muchos de mi generación a la militancia política. Creo que me ve como exponente de una generación, no sólo de economistas heterodoxos, sino fundamentalmente de una generación con compromiso y representatividad política.

P: El primer trimestre cerró con un déficit fiscal inferior al presupuestado Es necesario un mayor énfasis en el gasto?
R: Los ingresos crecieron un 93% interanual, mientras el gasto primario creció sólo 14%. Recordemos que la inflación anual del periodo es de 46%, o sea que los ingresos crecen mientras que el gasto, efectivamente, está muy por debajo. El menor gasto se explica mucho por la reducción del gasto Covidien. Hoy estamos en el peor momento de la pandemia, lo que habla a las claras de la necesidad de restringir la circulación por bajar los contagios y evitar muertes, para salvar vidas. La manera de asegurar que todos y todas podamos cuidarnos es asegurando un ingreso mínimo vital en una economía con 11% de desempleo y un nivel de informalidad muy alto. Por otra parte, el Estado podría apuntar a recaudar entre los que tienen más capacidad contributiva. Es decir, complementar la holgura fiscal actual, con la contribución de las personas (físicas y jurídicas) de mayor capacidad contributiva.

P: ¿Que le genera el elogio de Domingo Cavallo a la estrategia fiscalista de Guzmán?
R: Un elogio a medias no? Porque, en realidad, lo que hizo fue decirle a el gobierno que debe ajustarse. Lo cual sería un error terrible. Miremos, sino a las economías desarrolladas: Biden tirar a la basura las recetas ortodoxas, y reivindicó la inversión pública y el papel del Estado como un instrumento vital para impulsar el crecimiento, el empleo y una más justa distribución de la ingreso y la riqueza.

P: Le resulta llamativa la referencia personal hacia su persona de parte de Cavallo?
R: Para nada. Las políticas de Domingo Cavallo me impulsaron a mí ya muchas y muchos de mi generación a la militancia política. Nací en la política luchando contra aquellas políticas de ajuste y de desigualdad. Su crítica …

Te interesó este Titular? Seguí leyendo la Nota Completa

Esta nota fué publicada originalmente por Diego Penizzotto en www.rionegro.com.ar el día: 2021-06-13 03:40:00