Tras idas y vueltas, IOMA respondió: el joven de Tandil que necesitaba un trasplante de córnea fue operado

En esta ocasión, Tandil recibió una buena noticia: Agustín, El joven de 17 años que necesitaba un trasplante de córnea urgente fue atendido por IOMA, su obra social, y fue operado de uno de sus ojos, y ahora está a la espera de la segunda operación. “Ahora vuelve a soñar con su futuro”, dijo emocionada Cecilia, la madre del joven.

// Ver también: Joven de Tandil pide ayuda para trasplante de córnea para no quedarse ciego porque su obra social no se lo quiere pagar

La presión y exposición en las redes sociales logró un buen resultado en Tandil. Es que la situación del tandilense de 17 años que padece una grave enfermedad en los ojos le puso en jaque la vista: Los profesionales le habían dicho que si no se operaba de emergencia y recibía un trasplante de córnea, perdería la visión.

Tras no escuchar sus pedidos, y luego de que Cecilia, la madre del joven tandilense de 17 años, tuviera que salir a vender comida casera para poder pagar la operación de su hijo, IOMA respondió. Ahora está en la ciudad de Buenos Aires donde recibió la primera operación, y ahora espera la segunda.

“Agustín fue operado el martes 17 del primer ojo, para salvar sus propias córneas. Gracias en nombre de mi hijo, que vuelve a soñar con su futuro”Cecilia reconoció Vía Tandil, tras la publicación de la nota en la que contó el duro momento de su hijo.

Agustín, el caso del joven que necesita un trasplante de córnea

La historia de Agustín y su madre, Cecilia Soplan, conmueve a todo Tandil. Es esoSu hijo, que actualmente cursa el quinto año de la escuela secundaria, podría perder la vista:después de tener problemas para leer durante la clase, un médico confirmó quenecesita urgentemente un trasplante de córnea para no quedarse ciego.

“Lamentablemente sus córneas ya estaban muy deformadas.El médico lo derivó a Mar del Plata para solicitar una cirugía porentrecruzamiento corneal,Cecilia sintetizóVía Tandil.Los problemas comenzaron cuando IOMA ignoró sus solicitudes para autorizar la práctica.

El 9 de agosto, en Tandil, la madre dijo a Vía Tandil: “Los estudios se hicieron dos veces y los llevé a autorizar IOMA, aunque lo niegan y según ellos no hay nada registrado.Después de ser atendido en La Plata, determinaron que la obra social se haría cargo de la cirugía pero no los profesionales: 85 mil pesos era el costo de cada cirugía y es dinero que no tengo, ya que me era difícil muévete”, dijo la madre de Agustín entre lágrimas.

Por otro lado, ante la indignación y angustia de la familia, confesó que Agustín incluso pensó en momentos en quitarse la vida.“Mi hijo tuvo un atentado contra su vida porque no quiere ser una carga y sentirse limitado en todo”,aseguró la madre del joven tandileño que necesita de urgencia una cirugía que le permita conservar la vista.