Trump abucheado en Alabama después de alentar la vacunación COVID-19

El expresidente Donald Trump fue abucheado por sus propios partidarios en Cullman, Alabama. El hecho ocurrió el sábado por la noche, después de que alentara a la multitud a vacunarse contra el COVID-19.

«Creo totalmente en tus libertades, lo hago, tienes que hacer lo que tienes que hacer, pero te recomiendo que te pongas las vacunas. Lo hice. Es bueno», dijo, atrayendo abucheos de la multitud de seguidores.

«Está bien, está bien», continuó Trump, ignorando la desaprobación. «Pero resulta que me vacuné. Si no funciona, serás el primero en saberlo. Pero está funcionando. Tienes tus libertades, tienes que mantenerlas».

Un número creciente de líderes republicanos ha instado a los votantes a recibir la vacuna contra el coronavirus a medida que la variante Delta altamente contagiosa se extiende por la mayor parte de los EE. UU.

La gran cantidad de personas sin vacunarse aumenta los casos, las muertes y las hospitalizaciones en una nueva fase de la pandemia.

El ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llega para realizar un mitin el 3 de julio de 2021 en Sarasota, Florida.
Eva Marie Uzcategui / Getty Images

Cambio de postura

«Estas vacunas deben llegar al brazo de todos lo más rápido posible, o volveremos a estar en una situación en el otoño que no anhelamos, que atravesamos el año pasado», dijo en julio el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell

El nuevo mensaje marca un cambio notable de la postura los anti máscaras y anti vacunas que adoptó gran parte del Partido Republicano desde el inicio de la pandemia.

Antes de la proliferación de la variante Delta, que ahora representa alrededor del 95 por ciento de los casos de la nación, el escepticismo republicano de las vacunas COVID-19 y el lanzamiento de la administración Biden creció tanto que algunas encuestas encontraron que era poco probable que casi el 50 por ciento de los votantes republicanos se vacunaran. 

Incluso cuando los principales republicanos colaboraron con la administración Biden para impulsar la vacuna, otros miembros del Partido Republicano continuaron ignorando o difundiendo información errónea sobre su seguridad y eficacia.

La representante Marjorie Taylor Greene de Georgia recibió otra suspensión de Twitter a principios de este mes por difundir información errónea sobre la vacuna. El representante Barry Moore de Alabama afirmó falsamente que la vacuna «no había sido probada» el sábado, después de dar positivo por COVID-19 un día antes.

Personalidades conservadoras, incluidos los presentadores de Fox News, ampliaron la brecha entre rojo y azul en las tasas de vacunación al extender una plataforma a los escépticos de las vacunas y criticar los mandatos de vacunación ordenados por las empresas como una violación de las libertades individuales.

Datos

La mayoría de las muertes por COVID-19 en el país ahora tienen lugar en personas no vacunadas. Hasta ahora, 170,406,785 estadounidenses, o el 51,3 por ciento de la población total, ya recibieron ambas dosis de la vacuna y 200,947,556 tienen al menos una dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.