Un conflicto partidario que daña todo / Titulares

El profundo conflicto político que se ha desatado dentro del Gobierno a raíz de la derrota electoral del Frente de Todos en las PASO el pasado domingo no puede transformarse en una crisis institucional.

En esta situación de tensión creciente y pasa la facturación, la coalición gobernante está subestimando el daño que un conflicto como el que han generado sus propios miembros puede causarle a la república.

Una coalición que nació forzada, con un candidato a vicepresidente nominando a quien encabezó la fórmula y que, por tanto, cree erróneamente que es ella quien encarna el poder, debe preservar el mandato de la ciudadanía. Está claro que Alberto Fernández No tuvo o no tiene estructura política o territorial propia, pero tiene el peso institucional que le fue conferido por la mayoría de votantes que, en 2019, lo eligieron Presidente de la Nación. Él y solo él representa hoy a la institución presidencial. El Poder Ejecutivo en nuestro sistema es unipersonal. No se puede ni se debe admitir que un conflicto de palacio, un pasante político en una coalición de gobierno, busque traspasar un mandato legal.

Diferencias en el Frente a todos No son nuevos, pero se han vuelto duros por el resultado negativo de las urnas. Habiéndose presentado a las primarias con listas únicas sin abrirse a una sana competencia interna, la razón de ser de ese organismo electoral, revela con contundencia la valoración negativa que hicieron de las PASO quienes las inventaron: No tiene rival en las urnas porque se elige a dedo. Esta concepción del poder de arriba hacia abajo y autoritaria es la que ahora se está manifestando ante un revés electoral que, más allá de su indudable impacto, solo debe interpretarse como una instancia electoral en la que la ciudadanía se ha pronunciado exigiendo soluciones a la situación. problemas enfrentados. la afligen.

«Todo lo que quiero es terminar mi mandato con menos pobreza y más trabajo para todos»dijo el Mandatario anteayer, reiterando que había escuchado el mensaje mayoritario de los votantes en contra de las políticas que viene realizando el Gobierno. Sus dichos fueron el preludio de un aluvión de presión kirchnerista ante lo que interpretaron como una abdicación arriesgada ante el «vamos por todo» y la búsqueda de la impunidad por actos de corrupción..

Sin duda, estamos ante una situación delicada, pero la solución la deben encontrar los propios integrantes del Frente de Todos, apelando a la cordura, la prudencia y la moderación. No hay ningún intento de golpe aquí, como se sugirió Elisa Carrió. De existir, todos los partidos políticos y la ciudadanía en su conjunto deberían cerrar filas para apoyar y defender la permanencia de Alberto Fernández en el poder hasta que se cumpla su mandato. Lo que prevalece en esta instancia es una disputa de poder entre miembros de una misma facción política transformada en este punto en facción, ya que solo parece interesada en defender su interés particular, desconociendo la agenda republicana.

Es claro que, a pesar del carácter circunscrito de este conflicto, ninguna crisis política interna en un gobierno es inofensiva para el conjunto de la sociedad y que la larga experiencia de nuestro país indica que, lamentablemente, los enfrentamientos internos en el peronismo se trasladan a la política. y vida institucional de Argentina. Siempre que esto ha sucedido, el país ha bajado un escalón, no solo en el ámbito institucional, sino también en el económico y social. Retrocesos que no estamos en condiciones de soportar dada la delicada situación que ya atravesamos.

Hubo algunos grupos sociales que vieron la oportunidad de aprovechar la acalorada revuelta política del gobierno, convocando protestas en las calles. En ese momento, el Presidente hizo un gesto notable cuando pidió desactivar cualquier manifestación en su defensa. Tienes razón: El ataque no es externo al Gobierno, le pertenece y debe utilizar todos los medios para resolverlo lo antes posible..

La sociedad, largamente castigada por el prolongado encierro, angustiada por la situación económica y el deterioro generalizado del progreso del país, asiste desoladora a este tipo de manifestaciones que ayer tuvieron su punto más duro en las tan lamentables y explícitas afirmaciones del suboficial. Marcador de posición de Fernanda Vallejos contra el presidente y en la carta pública de Cristina Kirchner en el que trata al director ejecutivo como poco menos que su tema.

En horas oscuras como esta, es necesario llamar a nuestras autoridades a la reflexión, pedir respeto a las instituciones por parte de la dirigencia política, que debe estar dando ejemplo, y llamar a todos a superar las antinomias por el bien de todos. ciudadanos, que en menos de dos meses tendrá la oportunidad de volver a expresarse en las urnas. No es admisible que una derrota electoral provoque un conflicto de proporciones que debe resolverse bien y pronto para evitar consecuencias catastróficas en materia institucional, social y económica.

Palabras clave de esta nota:
#conflicto #partidario #daña #todo
Fuente: lanacion.com.ar