Un rival para Griezmann – AS.com / Futbol de España

Desconocido

Tres días después del Oporto, Griezmann ante la afición, Atleti vuelve a jugar en casa, Liga. Ese momento otra vez: el veredicto de la grada, aún sin cerrar la herida de cómo se fue. Pero hoy el Atleti recibe al Athletic y todo puede ser diferente. Más aplausos, menos silbidos. Si hay un rival para Griezmann, este es. Atlético. Está registrado en su biografía desde cero. Desde el primer día que pisó San Sebastián (sigue el juego de hoy en vivo en As.com).

Fue Antoine ese pequeño niño rubio, rechazado en Francia por su estatura que llenó el ojo de un explorador, Olhats. Su primera vez en España, su puerta para entrar en el fútbol o no, la prueba, «fue un torneo pequeño». El rival era el Athletic. La Real ganó 1-0. Para un gol del más pequeño de todos los niños, en edad y estatura. Ese francés. El resto, historia.

Griezmann contra el Athletic son 12 goles (el rival al que más, 26 partidos). Griezmann siempre decide contra el Athletic (también en el Barça: gol en la final de Copa). Griezmann contra el Athletic retrocedió en el Atleti, por primera vez, con un tres tantos que lo posó para siempre en los planes del Cholo. Griezmann contra el Athletic se verá hoy, cuando aún le falta (re) conquistar un plato. Tuyo, en el Metropolitan.

Altibajos … inesperados

Será titular, parece. Porque el Cholo sabe todo lo anterior. Y porque, si era gris en Cornellá, contra el Porto, el mayor peligro, aunque no fuera suficiente, estaba en su pie. A su lado, la duda: si se ve a Suárez, que necesita, se alterna, o Correa, que se lo ha ganado. Y eso siempre responde. Ante la pérdida de Lemar, De Paul. Por lo inesperado de Koke (sufrió un alargamiento en el muslo contra el Oporto), Kondogbia. Hay un regreso a la lista, la de Savic. Y otro a las once, Trippier, lo que hace que todos sean mejores, especialmente Llorente, lanzado desde el lateral.

Enfrente, Marcelino, siempre rudo. 12 enfrentamientos con el Cholo, cinco para el argentino, tres para el asturiano, cuatro tablas. En Bilbao todo son buenas noticias. Dos victorias consecutivas en Liga (no había pasado hace un año) y Williams viendo la puerta, después de mucho tiempo bloqueada. Vivian irrumpe con fuerza y ​​los jóvenes piden paso. La sesión de Sancet permitirá a Raúl García jugar a punto en el partido que más le motiva y le quita. Para las gradas siempre uno dice que no, aunque sus 8, precisamente, ahora ve a lomos de Griezmann.

Fuente: as.com