Unión de lo físico y lo digital transforma el mundo de los negocios – 04/10/2022 – Tec / Brasil

El vertiginoso avance de la tecnología en diversos sectores de la vida cotidiana y la aceleración que brinda la Web 3.0, que incorpora cada vez más elementos digitales al mundo físico y viceversa, consolida lo que se ha denominado la era “phygital” (de la contracción física + digital) , en el que la hiperconexión pasa a formar parte del día a día empresarial y de la sociedad. AI (Inteligencia Artificial), IoT (Internet de las Cosas), criptomonedas, NFTs, metaverso, gamificación, realidades extendidas, virtuales y aumentadas son parte de este nuevo mundo.

“La principal distinción entre digital y figital es precisamente la sensación de telepresencia, que permite una mayor inmersión y agrega un elemento social a actividades que antes, en un contexto puramente digital, se realizaban de manera individualizada”, dice Juliana Román, Máster en Derecho por la UFRGS (Universidad Federal de Rio Grande do Sul) e investigador del Iris (Instituto de Referência em Internet e Sociedade), con sede en Belo Horizonte (MG).

La tecnología 5G es uno de los factores que hace posible e impulsa la Web3.0 figital, ya que amplía el acceso a la realidad extendida como bien de consumo. “Anteriormente, el acceso a estos entornos virtuales inmersivos dependía de que el propio usuario dispusiera de equipos con gran poder de cómputo, lo que hacía inviable su uso por parte importante de la población, especialmente en mercados emergentes”, dice Victor Vieira, también investigador de Iris.

Cuando hablamos de negocios en el mundo físico, es común que las empresas que nacieron en el medio físico incrementen su presencia digital, así como todo lo contrario. Amazon, por ejemplo, viene ampliando su presencia física con la cadena de tiendas de conveniencia Amazon Go, con el diferencial de pago 100% automatizado, y Amazon Style, que utiliza tecnología de aprendizaje automático para encontrar ropa según las preferencias del cliente.

Alexandre Uehara, fundador de Innov8 Mindset & Strategy, dice que Amazon es uno de los ejemplos de marcas que priorizan conocer al cliente y brindar una mejor experiencia, independientemente del medio en el que operen. Para él, en la realidad física, las empresas con orígenes de tienda física necesitan entender lo digital, y viceversa. “El cliente, esté donde esté, debe sentirse cercano a la marca y tener la sensación de que es especial”

“No podemos, en ningún caso, pensar que basta con sumar experiencias previas en el mundo físico con experiencias previas en el mundo digital. Hay que ser conscientes de que esto es una transformación”, dice la profesora Heloísa Omine.

Cada vez más presentes en el día a día de los consumidores, tecnologías como la VR (Realidad Virtual) y la AR (Realidad Aumentada) forman parte de esta transformación. En el área de la salud, por ejemplo, hospitales y laboratorios vienen utilizando la llamada «realidad mixta», combinando VR (que proporciona una inmersión total en un escenario 100% digital) con AR (que crea nuevos elementos en el entorno físico, ya sea con gráficos o textos) en la elaboración de diagnósticos, con un diferencial de modelos tridimensionales del cuerpo humano.

Para Frank Sinatra Chaves, presidente de FCDL-MG (Federación de Cámaras de Comerciantes de Minas Gerais), es un salto adelante en el desarrollo, aunque, por el momento, es menos accesible para las empresas más pequeñas. “La gente pequeña no sabe, no tiene el apoyo financiero ni la estructura para entrar. Para ellos, esta nueva área debería tomar un tiempo o, al menos, esperar a que surjan soluciones que le den espacio a las micro y pequeñas empresas. para instalarse fácilmente y con poca inversión en estas áreas».

«Con software accesible o libre, además de hardware asequible, creo que será posible ampliar el potencial de la realidad extendida y, en consecuencia, los beneficios y riesgos inherentes a ella», dice Juliana Román, de Iris.

Visita virtual e inmobiliaria con criptomoneda

La transición a figital se produce a un ritmo acelerado en el mercado inmobiliario, mejorando la experiencia del cliente y fomentando la interactividad. Las visitas, antes realizadas de forma presencial, ahora son guiadas a distancia por intermediarios con videollamadas. También está el uso de imágenes 360º, inmersión con gafas 3D, así como el uso de AR y VR para que los potenciales compradores visiten propiedades aún en planta en un recorrido virtual.

Arthur Igreja, especialista en tecnología, innovación y tendencias, asegura que la experiencia del consumidor a la hora de conocer un proyecto, pasar por el proceso de compra o recibir el inmueble es cada vez más inmersiva. “Es excelente poder utilizar estos recursos tecnológicos, pero no se puede descuidar la relación con los consumidores, ya sea en las redes sociales o en la atención al cliente. Son puntos que siempre hay que observar”, dice.

Otra innovación proviene del uso de nuevas formas de pago. Según Igreja, cada vez más lanzamientos inmobiliarios físicos ya vienen acompañados de NFT (tokens criptográficos que representan algo único) y transacciones de pago realizadas con criptomonedas (transacciones con tecnología blockchain que asegura más credibilidad y evita fraudes).

A pesar de ser reciente, el metaverso, una red de mundos virtuales basada en AR y VR, ya está presente en el mercado inmobiliario. Hoy es posible, por ejemplo, comprar terrenos e inmuebles virtuales, además de promover y comercializar proyectos en el medio físico. Según datos de MetaMetric Solutions, las ventas de propiedades en el Metaverso superaron los US$501 millones en 2021.

Pero si bien el metaverso puede representar una oportunidad para el desarrollo de tecnologías para las empresas y nuevas experiencias para los usuarios, los expertos advierten sobre riesgos en cuanto a la protección de datos personales y la privacidad de los usuarios.

Para que las tecnologías basadas en la realidad extendida funcionen, como es el caso del metaverso, se requiere una recopilación extensa de información sobre los usuarios. «Las experiencias físicas deberían representar una nueva fuente de preocupación, ya que estos ecosistemas dependen de una recopilación mucho más intensa de datos personales para funcionar. Además, existe un control cada vez mayor de las empresas sobre estos datos, lo que genera preocupaciones sobre la privacidad y la protección». , dice Víctor Vieira, de Iris.

Este informe fue producido a partir del contenido discutido en Lab Sociedade Digital, una asociación entre Unico, ID tech en identidad digital y Brasil de S. Paulo con el apoyo de ITS (Instituto de Tecnologia e Sociedade do Rio).

.

Noticia de Brasil
Fuente: uol.com.br