Aprobados y suspensos: Courtois da vida al Real Madrid, Rodrygo se la quita al Inter de Milán / Futbol de España

El Real Madrid se enfrentó al Inter de Milán en San Siro, en lo que fue el debut de ambos equipos en la Champions 2021-22. Los blancos se llevaron la victoria in extremis gracias a un gol de Rodrygo en los últimos minutos, tras soportar un aguacero en el que la figura de Courtois fue vital.

Courtois: el único apoyo del Real Madrid en la primera parte, en la que el Inter fue claramente mejor. Falló varias veces, como un disparo cruzado de Dzeko, un cabezazo de Lautaro, un centro peligroso de Barella y un disparo en el área pequeña de Dzeko de nuevo. En la segunda parte, la tónica se mantuvo: parada con un cabezazo de Skriniar. Luego se relajó, la mejora del Madrid le dio un respiro.

Carvajal: sufriendo con Perisic y con las combinaciones que el croata hizo por dentro con Çalhanoglu y Dzeko, aunque se las arregló bien para cubrirse la espalda la mayor parte del tiempo en la primera parte. En ataque poco antes del descanso, Lucas Vázquez ocupa los espacios que le gusta llegar al lateral. En la segunda mitad, la primera vez que logró ganar la línea de fondo, puso un balón peligroso que casi termina en gol blanco. En el segundo, Benzema le sirvió un buen balón y el lateral intentó el disparo, pero se topó con Handanovic. A diez minutos del final hizo una gran acción personal, volviéndose sobre sí mismo para dejar plantado a un rival, y sacó un balón que casi acaba en gol de Vinicius.

Militao: Lo pasó mal con Lautaro en la primera parte, el argentino se adelantó por momentos y en otros fue al choque y ganó las batallas. Tampoco estuvo bien con las marcas de las jugadas a balón parado, le dio un espacio a Skriniar que casi acaba en gol. Aunque pudo anotar mucho antes del descanso, la suya fue la mejor oportunidad blanca con un cabezazo desde un córner que falló por poco.

Felicitar: como Militao, que lo pasa mal con la lucha constante de Lautaro y también con sus combinaciones con Dzeko. Fue central y movió a Nacho al lateral, una apuesta por la seguridad defensiva que no le fue del todo bien a Carletto. Vio el amarillo por cortar un contador muy prometedor de Dzeko. La salida de Lautaro del campo dio un respiro al austriaco y a Militao.

Nacho: Lateral izquierdo en lugar de Alaba, Ancelotti quiso cubrirse de los cracks defensivos que había mostrado el Madrid ante el Celta, pero a cambio perdió impulso y no ganó terreno atrás. Mejor en la segunda parte, con el Madrid más dominante.

Casemiro: mala primera parte, dormida o blanda en algunas disputas, una rareza en el brasileño, que siempre se dirige a todos como si fuera el último. En esos fallos, el Inter montó varios contraataques que podrían resultar perjudiciales. Intentó marcar con un zapato de frente en el minuto 14, estuvo cerca. En la segunda parte endureció el tono y el Madrid lo notó, aguantó mejor las apuestas del Inter.

Modric: El croata lo pasó mal en la primera parte, con el Madrid sufriendo sin balón e Inter presionando muy alto y ganando todas las disputas. Los blancos se quedaron para intentar salidas rápidas, donde el balcánico puede servir de lanzador, pero sin lucir su granito de arena con el balón. El Madrid estuvo mejor en la segunda parte y el croata se lo agradeció, con más balón por delante y más compañeros con los que compaginar. Se fue en 1980, exhausto, para que entrara Camavinga.

Valverde: Jugó bien en varios momentos de la primera parte, cuando el Madrid lo estaba pasando peor, para buscar contraataques con los que dañar al Inter. Pero le faltó destreza en el último pase o descaro para resolver con su buena mano derecha. En defensa, mucha ayuda en los peores momentos del Madrid. Y en la segunda parte su protagonismo creció mucho, con la mejora del Madrid, y lo coronó con un gran pase a Camavinga para que pudiera ayudar a Rodrygo en la victoria.

Lucas: Malo en la primera parte, sin aportar demasiada seguridad en defensa y con pocas opciones en ataque. Ancelotti quiso tirar de él como extremo para darle solvencia defensiva al equipo, pero las cosas no salieron bien. Cada vez está más claro que su papel en el presente y el futuro es el de extremo. Dejó el sitio a Rodrygo en el 65 ‘.

Benzema: otro que apenas se vio en la primera parte. Intentó arrancar el juego del equipo aguantando la espalda, pero entre Brozovic y los centrales no le dejaron respirar. En la subasta, algo se ahogó, aunque buscaba salidas para sus compañeros. Tras el descanso sirvió un balón perfecto a Carvajal, pero Handanovic impidió el gol. A diez minutos del final, un buen centro de Valverde cabeceó por poco; fue su mejor oportunidad en el partido.

Vinicius: Hizo varios intentos de contraataque en la primera parte para intentar estirar el Madrid, con el Inter apretando fuerte, pero poco le quedaba por delante del zaguero en unas ocasiones y en otras no estaba bien en el regate. Ancelotti insistió en no quedarse dormido bajo la presión. La segunda parte le fue buena, empezaron a salir los regates y le dio salidas al equipo de la izquierda. Le faltó la fortuna de colarse el último pase o el disparo por la maraña de piernas interistas. Y tampoco tuvo suerte con un disparo a diez minutos del final, con todo a su favor, en el que un rival se interpuso en la trayectoria cuando Handanovic parecía batido. Minutos después, le pasó lo mismo, dentro del área pequeña. Salió en el 90 ‘para que entrara Asensio.

Sustituciones

Rodrygo: ingresó 65 ‘en lugar de Lucas. Se colocó por la derecha e intentó aprovechar espacios y diagonales para dañar al Inter, pero sin demasiadas oportunidades ni mucha sabiduría. En los últimos minutos se posicionó como delantero y ahí apareció, en la competición que mejor le define: remató a la perfección el pase de Camavinga y dio la victoria al Madrid.

Camavinga: ingresó a los 80 ‘por Modric. El santo vuelve a besar: contra el Celta marcó y contra el Inter asistió a Rodrygo. Difícil entrar en Madrid con mejor pie.

Asensio: salió en los 90 ‘para que Vinicius perdiera el tiempo.

Fuente: as.com