Cul es el plan del dueo del licor Tres Plumas para las marcas que compr al gigante Pernod Ricard

La empresa argentina Dellepiane Spirits, conocido por los licores tres plumas o el fregadero encolado American Club, entre muchos otros, compró dos marcas de aguardientes argentinos, con una larga tradición en el país, al francés Pernod Ricard.

Estas son las etiquetas de ans 8 Brothers y licor Mariposa, que Pernod Ricard produjo en su planta de Bella Vista, provincia de Buenos Aires, por un valor que no trasciende.

“Se trata de dos marcas clásicas, con mucha historia y tradición en el país, que encajan a la perfección con nuestro perfil de producto y canales de venta. Complementan nuestra oferta y podemos incorporarlos a nuestra estructura sin mayores costes adicionales «, explicó Miguel Dellepiane, director comercial de la empresa familiar, criado por su abuelo y que controla con su hermano, Pablo.

¿Cuál es el plan de Subway para competir con McDonalds y Burger?

«Además de las marcas, compramos un inventario ya tenían productos terminados. Pero pronto comencemos a producirlos en nuestra fábrica en Villa Mercedes, San Luis, pero apuntando a mejorar la calidad de las bebidas y su presentación, para reposicionarlos en un segmento superiorDellepiane explicó.

El ans 8 Hermanos vende alrededor de 30.000 cajas (270.000 litros) al año, mientras que el licor Mariposa suma alrededor de 20.000 (180.000 litros), pero están posicionados en un segmento de precios bajos: el primero cuesta alrededor de $ 500, mientras que el segundo cuesta alrededor de $ 300, por debajo de los $ 450 a $ 500 de los licores Tres Plumas y el promedio general de los productos de la compañía.

La empresa ya vende shami de muy alta calidad, consumido por la comunidad árabe, pero no tenía un producto más masivo.

“No pretendemos crecer tanto inicialmente en volumen, sino trabajar más en el producto, en su calidad y presentación, para reposicionarlos en la categoría en la que históricamente estaban. En los últimos años no tuvieron tanto apoyo en comunicación y estuvieron por debajo de su segmento. vamos a darles un mejora y rejuvenecerlos, y luego crecer en volumen. Hoy en día, los consumidores son de mediana edad, intentemos disminuir el objetivo eraDellepiane explicó.

Las ventas de la compañía se están recuperando con fuerza este año, luego de una leve caída del 5% en 2020 debido a la pandemia. El cierre de bares y discotecas ha reducido las ventas en ese canal a casi cero, pero el aumento del consumo de los hogares ha compensado en gran medida esta caída.

«El año pasado, tan pronto como comenzamos a vender para la temporada (el consumo de estas bebidas está muy concentrado en invierno) la pandemia ha llegado. Los pedidos se redujeron a cero. Se perdieron las preventas y las perspectivas eran demasiado complicadas. Pero en mayo, junio y julionos estábamos recuperando y cerramos 2020 solo un 5% por debajo del volumen de 2019, bastante aceptable basado en cuarentena. mientras que el consumo en la premisa (los bares y la gastronomía) colapsaron, la gente bebía más licores en casa, no gastaba en salir y lo compensaba ”, explicó.

Y las expectativas para este año son optimistas. “Estamos creciendo con fuerza, un 30% en volumen. Tres Plumas, número uno del mercado según la IWSR, aporta el 75% del total, con una fuerte presencia en redes sociales y televisión. La mayoría de nuestras ventas ya se han realizado, ya que nuestro punto fuerte es el invierno. Pero la compra de estas dos marcas, que comenzamos a vender ahora en septiembre, nos permitirá negociar mejor con los clientes ”, comentó.

Nuevos productos

Además de estas dos marcas, la empresa -que vende 30 etiquetas, incluidas varias espíritu importado- también lanzó nuevos productos.

El año pasado, 1 de agosto, se lanzó la primera caña de azúcar argentina (nueva categoría del código alimentario nacional), que lleva el nombre de la fecha en que se conmemora la Pacha Mama, con caña y ruda.

Este año, presenté el licor premium de dulce de leche Tambo, destinados a la exportación, en una botella de aluminio de color cobre, que se vende por $ 2,500. “Empezamos el desarrollo hace dos años, enfocándonos primero en las exportaciones, pero cuando íbamos a exportar llegó la pandemia y pararon el proyecto. Por lo tanto, comenzamos primero en el mercado nacional y ahora estamos exportando a Canadá. Estados Unidos, Chile y Colombia«comentó.

El plan de Bulgheroni para el vino, un negocio en el que ha invertido más de $ 76 millones

Además, producir productos para terceros a Phaon; Este año firmó un contrato para la producción de un nuevo producto enlatado con Quilmes, para aprovechar la línea de fraccionamiento en ese contenedor que tiene en su planta y que no ha utilizado desde que dejó de producir el energizador X4.

Y hace cuatro años también presenté la línea de licores Golden Age, centrándose en el high shaker, “Que está muy bien posicionado en bares”, garantizó.

Además, la empresa es importante. espíritu de diferentes orígenes, en un segmento premium, cuyas ventas crecieron en una pandemia. “Son volúmenes pequeños pero interesantes, que nos permiten completar la oferta para llegar a determinados canales con todos nuestros productos”, explicó.

Entre ellos destacan las marcas ron diplomático (Venezuela), Botón (Guatemala), Maltas y whiskies de Loch Lomond, Luxardo (Italia), el licor Napoleón mandarín (Bélgica), el yegua ginebra premium (España), el Borbón de Kentucky Evan Williams, el prosecco esperona (Italia), Vecchio Amaro del Capo (Italia) y absenta absenta.

La fábrica está ubicada en Villa Mercedes, San Luis

Dellepiane no tuvo ningún problema en seguir importando estos productos, a pesar de las restricciones del dólar, ya que sus exportaciones los superan con creces. «Importamos el 5% de nuestros ingresos, pero las exportaciones aportan el 25% del total, principalmente para América del Sur y Central ”, resaltó.

La empresa, de 90 empleados, produce 5 millones de litros al año en su planta de San Luis y mueve alrededor de $ 1 mil millones al año, con la venta de 30 etiquetas diferentes de licores, entre nacionales e importados.

Un poco de historia

En 1909, el abuelo de Miguel Dellepiane, Pablo Juan Dellepiane, comenzó a trabajar a los 15, como cadete, en Mackinnon & Croll, una empresa creada en 1898 por ScotsmanSí, importaba bebidas de ese país.

Poco a poco fue subiendo, hasta que en 1934 fue nombrado director y luego compró la empresa, enfocada a las importaciones. En la década del 40, comenzó a hacer bebidas alcohólicas en Avellaneda, antes de la restricción de traer bebidas de Europa hasta la Segunda Guerra Mundial. El padre de Miguel, Pablo Jorge -hijo único- empezó a trabajar en la empresa en 1954 y asumió el mando en los años 70.

En 1965 trasladó su fábrica a una mayor en San Martín y, en 1987, a San Luis, impulsada por la promoción industrial de la provincia.l, donde continúan fermentando hoy.

Pablo Jorge continuó trabajando en la empresa hasta 2017, cuando falleció a los 90 años. Y hoy está en manos de dos de sus hijos, Miguel y Pablo Dellepiane.

Palabras clave de esta nota:
#Cul #plan #del #dueo #del #licor #Tres #Plumas #para #las #marcas #compr #gigante #Pernod #Ricard
Fuente: cronista.com