La inflación se disparó al 7,84% en nuestra provincia en julio

Como todos los meses, el Departamento de Estadística del Centro de Tenderos de Córdoba emitió su informe sobre la suba de precios en nuestra provincia, pero esta vez fue brutal: según el estudio, la inflación en julio subió al 7,84%, cifra que constituye el porcentaje mensual más alto en 20 años. Para no ser pobre, una familia necesitaba casi 120.000 pesos de ingreso, pero más del 40% de los hogares cordobeses ni siquiera podía acceder a toda la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

«Nada de lo que ha hecho hasta ahora el gobierno nacional -que parece estar desfasado o abrumado por la realidad- ha tenido un efecto en detener ni un ápice la feroz escalada de la inflación», dijo Germán Alejandro Romero, director general del Centro de Comestibles, al presentar el informe de la entidad; donde destacó que “con una inflación en julio de 7,84% (…), Argentina rompe (otra vez) su propio récord en 20 años, con el valor mensual más alto. Así, el mes que acaba de terminar, se convierte en el mes más inflacionario después de abril de 2002, cuando el índice INDEC trepó a dos dígitos: 10,4%”.

Con estas cifras, la inflación acumulada durante los siete meses transcurridos del año escala al 44,7% en Córdoba, mientras que la tasa interanual alcanza los 68,87 puntos porcentuales. “La inflación proyectada por nuestro Departamento de Estadísticas y Tendencias para 2022 sube al 82%”, informó el Grocers Center, que indicó que los alimentos esenciales relacionados con las materias primas alimenticias (aceite, azúcar, harina, entre otros), “tuvieron en julio otra suba récord de 15,38% en promedio, provocó un aumento de 10,98% en la Canasta Básica de Alimentos y situó la línea de indigencia en 60.369,78 pesos”.

Por su parte, la Canasta Básica Total -que determina la línea de pobreza de una familia tipo-, alcanzó durante julio un monto de 119.219,63 pesos. Este es el valor mínimo que las familias cordobesas de cuatro integrantes necesitaban en julio para cubrir los gastos básicos alimentarios y no alimentarios para no caer en la pobreza. Sin embargo, el dato más dramático que revela el informe es que el 40,25% de las familias encuestadas por la entidad admitió no tener acceso a todos los alimentos que componen la Canasta Básica Alimentaria (CBA), por lo que durante julio vivió indigente.

Fuente: hoy.com.ar

Fuente: diariocordoba.com.ar