Presidente lanza proyecto para inversión en sectores innovadores

Busca generar 30.000 nuevos puestos de trabajo, incentivar la inversión de $ 40.000 millones adicionales anuales en innovación y ahorrar $ 500 millones al año

El proyecto de Comprar Ley Argentina, Desarrollo de proveedores y Compras para la innovación tiene como objetivo generar 30.000 nuevos puestos de trabajo privados, Fomentar la inversión de $ 40.000 millones anuales. innovación adicional y ahorre $ 500 millones de divisas por año.

Presentado este mediodía por el presidente Alberto Fernández y el Ministro de Desarrollo Productivo, Matias Kulfas, en un acto en Casa Rosada, el proyecto propone la modificación de la actual Ley 27.437, sancionada en 2018, que «tiene grandes limitaciones para que el Estado utilice su poder adquisitivo como herramienta de desarrollo«.

Los principales objetivos del proyecto son promover una mayor participación de la industria nacional en compras públicas; generar un aumento del empleo; promover inversiones y transferencias de tecnología a sectores de la economía nacional con mayores capacidades tecnológicas y productivas; y estimular y regular el papel de la contratación pública en la innovación y en la agregación de valor en sectores estratégicos.

De esta forma, se espera incrementar la producción nacional; generar más empleo en las empresas proveedoras estatales; mayor inversión en desarrollo e innovación (I + D + i de empresas alcanzadas por compras para innovación); impacto federal positivo en las empresas proveedoras a nivel nacional; desarrollo de proveedores en sectores estratégicos como hidrocarburos o minería; y crecimiento de nuevos sectores productivos vinculados a la demanda del Estado.

Impacto directo

Según información del Ministerio de Desarrollo Productivo, se espera que el impulso a las compras estatales genere un impacto económico de 30.000 nuevos puestos de trabajo privados, $ 40 mil millones adicionales en inversión en investigación, desarrollo e innovación por año y $ 500 millones en ahorros de divisas al año.

«Esta ley promueve efectos virtuosos. Un Estado que compra mejor, que incentiva a las empresas nacionales a producir y abastecer en condiciones competitivas, ahorrando divisas y generando más producción y más trabajo ”, dijo el ministro Matías Kulfas luego de la presentación del Proyecto Ley Compra Argentina, desarrollo de proveedores y compras para innovación.

Entre las principales modificaciones de la Ley actual, se propone ampliar el alcance de la ley a nuevos sujetos, incluido el Pami, para promover la compra de medicamentos nacionales; crear la herramienta de contratación pública para la innovación; establecer herramientas de alto impacto que estimulen el desarrollo de la industria nacional; y promover el desarrollo de la industria nacional a través de compras públicas en sectores estratégicos.

Asimismo, se prevé ampliar el alcance de los convenios de cooperación productiva (ACP) y mejorar el funcionamiento de la herramienta; garantizar el acceso a la información para fortalecer el cumplimiento del régimen y planificar la promoción de la prestación local; y la creación de un fideicomiso público para Compre Argentino, para mejorar las condiciones financieras y favorecer el acceso de la industria local a las compras públicas.

También se prevé promover la articulación entre licitadores locales y organizaciones contratantes; y fortalecer el plan nacional de desarrollo de proveedores.

Impulsando los sectores

Con el fin de promover una mayor participación del sector productivo nacional y de las mipymes en particular, se incrementarán los márgenes de preferencia (diferencia de precio que pueda tener una empresa nacional) con la siguiente estructura: de 15% a 20% para mipymes y de 8% a 15% para el resto.

En el caso de ofertas de origen no nacional, el margen de preferencia se eleva al 1,5% por cada 5 puntos porcentuales en el caso de integración local con un máximo del 12%.

En tanto, para las empresas que promuevan la perspectiva de género y tengan una composición mayoritaria de mujeres u otras identidades no binarias (en capital social y cargos jerárquicos y en el personal general de la empresa) habrá un margen adicional del 3%.

Por otro lado, se fortalecerá la herramienta de «primera negativa», que brinda a las pymes la posibilidad de hacer una nueva oferta en caso de no ganar el concurso para que tengan nuevas oportunidades.

Las compras públicas -bienes y servicios que realiza el Estado Nacional, sus agencias o empresas públicas- representan alrededor del 13% del PIB, por lo que tienen un peso significativo en la economía nacional.

asd

«Esta ley promueve efectos virtuosos. Un Estado que compra mejor, que incentiva a las empresas nacionales a producir y abastecer en condiciones competitivas, ahorrando divisas y generando más producción y más trabajo ”, dijo Kulfas.

El 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales y el 97% de estas empresas proveedoras son Pymes, lo que refleja la importancia de la promoción de compras públicas nacionales como herramienta estratégica para el desarrollo local.

La mayoría de los países industrializados utilizan la contratación pública como herramienta de desarrollo, como el programa Buy American en Estados Unidos, el PPS en Corea del Sur, Lei do Bem en Brasil, TED Compras en Alemania y la Autoridad de Cooperación Industrial en Israel.

«En el mundo existe una amplia experiencia sobre la relevancia del poder adquisitivo de los estados nacionales para promover el desarrollo productivo, industrial y tecnológico. Esto no es nuevo ni exclusivo de un país en particular», dijo Kulfas, refiriéndose a las políticas de compras públicas en el Estados Unidos, Corea del Sur, Alemania, Israel y Brasil.

De hecho, son numerosos los casos de tecnologías que se han desarrollado gracias al poder adquisitivo del Estado: el desarrollo de las principales tecnologías utilizadas en los teléfonos celulares proviene del poder adquisitivo del Estado y, específicamente en Argentina, las compras estatales impulsaron a empresas como Techint, Impsa y Sinergium Biotech.

«Ya se han enviado dos proyectos en esa dirección: el de la industria del cannabis para uso medicinal que tiene media sanción en Senadores; y la ley automotriz, que actualmente se va a tratar en la Cámara de Diputados», explicó, destacando que hoy se presenta el tercer proyecto de desarrollo de proveedores y compras públicas para la innovación.

Fuente: iProup.com