Turismo en Minas Gerais propone disfrutar de paisajes, experiencias e historias /Titulares de Turismo

Entre la diversidad de atractivos y actividades naturales Para quienes visitan la provincia de San Luis, la propuesta de turismo minero es una opción ideal. descubra las montañas de San Luis y la historia que encierra cada uno de estos desarrollos.

El norte de la provincia es un lugar propicio para esta actividad, ya que la mayoría de los asentamientos mineros se encuentran en esa zona, convertidos ahora en atractivos turísticos que cada año suman adeptos y generan alternativas de desarrollo en las ciudades vecinas.

carolina
Al pie del Cerro Tomolasta, a 83 kilómetros de la ciudad de San Luis, se encuentra La Carolinaciudad de 300 habitantes cuya actividad identitaria fue la minería, iniciada en el siglo XIX, cuando Tomás Lucero, vecino de la zona, encontró oro y lo llevó a Córdoba para su análisis.

Este hallazgo motivó a personas de diferentes partes de Argentina y países vecinos a instalarse en la ciudad y convertirse en buscadores, lo que generó una verdadera fiebre del oro.

Télam SE

De 1789 a 1810, la ciudad dio trabajo a unos 3.000 mineros y obtuvo 10.000 kilogramos de oro de 18 quilates.

Desde el inicio de la producción minera en la ciudad y hasta su conclusión, a mediados del siglo pasado, arribaron más de 200 asociaciones con la intención de extraer el mineral de las zonas auríferas.

Esta historia dejó marcas tan imborrables que hoy en día la minería es el principal atractivo turístico del lugar y los visitantes pueden descubrir el interior de una mina abandonada en una visita guiada.a pie y con elementos de protección, mientras se escucha la historia del lugar.

También pueden ser pirquineros en el río Amarillo y aprender los pasos de la extracción del oro de una manera más tradicional, como se hacía entonces.

Ambas actividades son aptas para toda la familia y tienen una duración de una a dos horas, conducidas por un equipo especializado en el tema.

Inti Guasi
A 20 kilómetros de La Carolina y a 100 kilómetros de la capital, la cueva del Inti Huasi (Casa del Sol) es un domo de origen volcánico ubicado en la zona central de las Sierras de San Luis compuesto por dos sumideros poco profundos, de unos 60 metros de ancho por 20 metros de profundidad y 10 metros de alto, protegidos naturalmente por un amplio arco. que forma un vestíbulo natural.

Esta cueva está considerada como uno de los yacimientos arqueológicos prehistóricos más importantes de la provincia. y es visitado por miles de personas cada año.

Los estudios han revelado que los primeros habitantes de la cueva fueron los ayampitín, hace más de 6.000 años. Eran grupos nómadas que se desplazaban, según la época del año, desde las altas montañas hasta los valles en busca de alimento.

Télam SE

La cueva se puede visitar todos los días del año, con entrada gratuita. En el sitio hay una pasarela con exposición de restos óseos y pétreos. Antiguamente se veían pinturas rupestres, pero han perdido nitidez por el paso del tiempo y la erosión provocada por el viento y el agua.

San Francisco do Monte do Ouro
A 135 kilómetros de la capital sanluiseña, esta es otra de las ciudades que tuvo una fuerte huella minera. y forma parte del circuito turístico.

Cuenta con cuatro yacimientos, de los cuales se extrajeron minerales como oro, tungsteno, litio y manganeso, entre otros.

Las minas están ubicadas entre cinco y 12 kilómetros de la plaza central de la ciudad. y es recomendable visitarlos con un guía local que también brinde elementos de seguridad, ya que se encuentran abandonados y forman parte de un circuito de trekking.

los cóndores
La mina Los Cóndores se encuentra a 10 kilómetros al suroeste de Concarán ya 120 kilómetros de la ciudad de San Luis.. Fue descubierto a finales del siglo XIX por un lugareño y explorado principalmente por empresas alemanas y norteamericanas.

El principal mineral extraído fue el tungsteno, que se utilizó para fabricar armas. Su apogeo siempre estuvo relacionado con los conflictos bélicos, principalmente durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Télam SE

Las excursiones a la mina no son difíciles e invitan a descubrir los túneles húmedos y oscuros a diferentes profundidades.con paredes de tonos azulados debido al tungsteno.

La ciudad de Minas Gerais albergaba a unos 4.000 habitantes y tenía hotel, casas para ingenieros, casas para solteros y otras para familias, canchas de tenis, piscina, cafetería, escuela y almacén general, hoy abandonados.

La visita a la mina se realiza con un guía que fue minero local, quien brinda equipo de seguridad y durante el recorrido cuenta la historia del sitio y datos técnicos sobre la exploración de la mina. El acceso a la mina cuesta alrededor de 1.000 pesos y el recorrido dura una hora.

ciudad escondida
Pueblo Escondido fue un asentamiento minero ubicado en el Cerro Ásperoque pertenece a la provincia de Córdoba, pero su acceso es desde la ciudad de San Luis de Villa de Merlo.

Este sitio minero deshabitado está íntimamente relacionado con las historias bélicas y características de la vida asalariada en el corazón de la cordillera, labores vinculadas a la extracción de tungsteno y asociadas a instrumentos de guerra como vehículos blindados, tanques y proyectiles de cañón.

Este establecimiento funcionó desde finales del siglo XIX hasta 1969, cuando tuvo que cerrar debido al bajo precio del tungsteno a nivel internacional. y porque su agotamiento en el acto empeoró la situación.

Télam SE

En su apogeo había decenas de trabajadores; instalaciones para moler, concentrar y separar minerales por medios mecánicos; una planta propia; un hospital, viviendas para mineros y empresarios y hasta un teléfono.

En 1995 se restauraron las estructuras para promover el turismo de aventura y se convirtió en un refugio de montaña con un entorno natural paradisíaco.

Actualmente cuenta con habitaciones privadas y compartidas, áreas para acampar y ofrece servicios gastronómicos para turistas.

Palabras clave de esta nota:
#Turismo #Minas #Gerais #propone #disfrutar #paisajes #experiencias #historias
Fuente: telam.com.ar