Viruela del mono en Tucumán: recomendaciones para evitar el contagio

Tucumán notificó su primer caso de viruela del simio. La identidad del paciente se mantiene confidencial, pero el Ministro de Salud Pública, luis medina ruiz, confirmó que su estado general es bueno. Agregó que no se trata de un brote sino de un solo caso.

El titular de la cartera de salud indicó que se tomó una muestra de la consulta que le hizo la persona, cuya identidad se mantuvo en secreto. El resultado del estudio específico, agregó, llegó anoche a la provincia.

Medina Ruiz insistió en que los síntomas de la viruela del simio se caracterizan por tener «una evolución natural de autolimitación». “De esos 325 casos que hay en Argentina no hay muertos. Es una enfermedad que no es grave en este caso, van pasando los días, la persona se cura y también deja de contagiarse”, dijo.

Viruela del mono: recomendaciones para evitar el contagio

La viruela del mono es una enfermedad inusual que tiene una estructura similar al virus de la viruela, pero sus síntomas suelen ser más leves. Estas recomendaciones te ayudarán a prevenir el contagio:

1. Lávese las manos: es importante hacerlo frecuentemente con agua y jabón o desinfectante a base de alcohol, especialmente si tuvo contacto físico con una persona infectada.

2. No compartir artículos personales: esto significa no utilizar vasos, cubiertos, toallas, ropa y objetos similares que se recomiendan para uso exclusivo, especialmente si comparte un espacio con una persona que puede estar infectada.

3. Aislamiento: Si usted u otra persona identifica síntomas relacionados con el virus, como lesiones en la piel o molestias, lo ideal es aislarse y usar mascarilla.

Síntomas de la viruela del simio

Los síntomas de la viruela del mono pueden aparecer de cinco a 21 días después de la exposición. El tiempo entre la exposición y la aparición de los síntomas se denomina período de incubación. Ellos son los siguientes:

– Fiebre
– erupción cutanea
– Dolor de cabeza
– Dolor muscular y de espalda
– Escalofríos
– Fatiga
– Ganglios linfáticos inflamados

.